UFC 229

Conor McGregor regresa para recuperar su trono

Conor McGregor regresa para recuperar su trono

El irlandés pelea este sábado tras 22 meses alejado del octágono. Lo hace desafiando al actual campeón del peso ligero, Khabib Nurmagomedov.

El rey vuelve a casa. Conor McGregor regresa al octágono tras 22 meses. El irlandés luchó por última vez en noviembre de 2016, cuando hizo historia al ser el primero en la UFC que se convertía en campeón en dos categorías de manera simultánea (pluma y ligero). Después decidió aceptar la oferta más lucrativa de su carrera (ganó 100 millones de dólares) en lugar de ampliar su legado en las artes marciales mixtas (perdió sus títulos en los despachos), y se pasó al boxeo para cruzarse con Mayweather. “Vuelvo por el cariño del público, por la emoción de competir”, dijo en la previa. Quiere recuperar su trono, aunque también mira al bolsillo. Se llevará 50 millones de dólares. Es una máquina de generar ingresos, y se nota. La UFC espera que este sea su PPV más lucrativo, así que le trata con deferencia. Algo que no convence al actual monarca del peso ligero, Khabib Nurmagomedov. “No me gusta que digas que McGregor viene con sus cinturones. No tiene ninguno”, recriminó el ruso al presidente de la UFC, Dana White.

Inquina. Por esa actitud y por los desplantes de su adversario (llegó 25 minutos tarde a la conferencia de prensa y el campeón se fue antes), Khabib se ha tomado de manera personal esta pelea. “Esto va más allá del título, no le daré la mano cuando termine”, admitió. La guerra psicológica se la ha llevado el irlandés. Él es feliz montando su show y Khabib se ha desquiciado. Será uno de los puntos importantes, ya que si el ruso se precipita las opciones de McGregor crecen. Es un pegador (el 86% de sus victorias han llegado por KO) y un especialista en capitalizar los errores de sus rivales.

Esos últimos movimientos han provocado que las apuestas se acerquen. McGregor es el rey de la UFC, pero no el favorito esta madrugada. Khabib ha mostrado que es mucho más completo en todas las variantes de las MMA. Tiene un wrestling y un combate en el suelo letal, por lo que muchos cuestionan que el irlandés pueda salir de la tela de araña que teja el campeón. Las posibilidades de McGregor pasan por sus puños de inicio. Su energía estará intacta en los diez primeros minutos (dos asaltos) y Khabib nunca se ha cruzado con un luchador tan potente. Por contra, si la pelea se alarga esa potencia bajará y el ruso es favorito. Primero, por el ritmo alto que logra imprimir. Segundo, porque McGregor puede acusar la inactividad. Son muchos los factores que pone en liza Conor, pero ha decidido arriesgar su legado por una única cosa: volver a su trono.