Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Vuelta a España
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
Osasuna Osasuna OSA

-

Eibar Eibar EIB

-

LaLiga SmartBank
Oviedo Oviedo OVI

-

Lugo Lugo LUG

-

Serie A
Ligue 1
Angers Angers ANG

-

Metz Metz MTZ

-

Amiens Amiens AMI

-

Nantes Nantes NAN

-

Liga Portuguesa
Liga Holandesa
Willem II Willem II WII

-

FC Emmen FC Emmen EMM

-

Heracles Heracles HCL

-

Vitesse Vitesse VIT

-

Heerenveen Heerenveen HEE

-

Twente Twente TWE

-

ZonaRoja NFL

Mi foto favorita de NFL llegó un segundo antes de la tragedia

Mi foto favorita de NFL llegó un segundo antes de la tragedia

LOU DEMATTEIS

REUTERS

Probablemente en la NFL de 2018 habrían acabado en el cuartelillo el defensa, el coordinador defensivo y hasta el fotógrafo, pero no deja de ser una instantánea mágica.
Clemson vs Alabama, National Championship en vivo: NCAA

Adoro el football americano y adoro casi tanto las fotografías de football americano. Por eso, desde hace muchísimos años siempre he intentado publicar cada semana una selección de las que más me han gustado. Creo que inventé la sección ‘Una imagen, una frase’ en 2009 en el desaparecido blog Zona Roja, pero ya antes, en la vieja sección de As de NFL que nació a finales de 2000, intentaba publicar de forma destacada las mejores fotos que llegaban a la redacción para que todo el mundo las pudiera disfrutar.

En aquella época no era sencillo. No llegaban demasiadas. Ni siquiera de todos los partidos. Tenía que elegir entre un par de ellas. Media docena como mucho. Ahora es diferente. De muchos partidos llegan cientos. E intento ver todas para elegir la mejor, aunque muchas veces termino embotado de tanto ver fotografías increíbles.

De entre todas esas cientos de miles de fotos que he visto en los 30 años que llevo siguiendo la NFL, siempre he tenido una favorita. La mejor foto de football que nunca he visto. Fue tomada por Lou Dematteis para la agencia Reuters el 18 de noviembre de 2001 en el Coliseum de Oakland. Durante el segundo cuarto del partido que enfrentaba a Chargers y Raiders. Dudo que la cámara fuera digital porque aún estaban poco evolucionadas y las zonas oscuras solían pixelarse, pero pese a la distancia con la que fue tomada no tiene ni una gota de grano. Su nitidez es increíble. Probablemente, con las cámaras actuales veríamos perfectamente el gesto del defensor, pero la sombra que cubre su cara da incluso más dramatismo a lo que está a punto de suceder.

“Un segundo antes de la tragedia”

La foto podría titularse “un segundo antes de la tragedia”. El número 7 es Doug Flutie. El jugador favorito de mi amigo Rafa Cervera. Un fenómeno de 1,78 de altura que tenía más peligro que un ratón colora’o, un arte casi andaluza y tocaba la batería (en serio) como un campeón. Sus ‘Flutie Flakes’ fueron durante mucho tiempo el primer alimento que se llevaban a la boca cada mañana los jovencitos estadounidenses y, aunque su carrera estuvo llena de altibajos, era un puñetero crack que incluso llevó a los Buffalo Bills a playoffs, algo que solo está al alcance de extraterrestres y Tyrod Taylor. Flutie acabó su carrera en los Patriots en 2005 después de haber jugado en cinco equipos durante 13 años como profesional. En su última temporada hizo algo que nadie ha repetido después. Anotó un drop, una jugada habitual en el rugby, que es legal en el football, pero que nadie intenta. Lo dicho, un crack y un cachondo mental.

El monstruo que le cae encima con el número 90 es Grady Jackson, un defensive tackle que tuvo una larga carrera de mercenario. Quince años durante los que perteneció a siete franquicias, casi siempre como titular. Un esforzado del emparrillado, un currante… Un salvaje de los de antes y que ahora no tienen sitio en la nueva NFL ‘civilizada’.

Da lo mismo quién ganó el partido. Para tranquilidad de todos, Flutie sobrevivió a la jugada. Incluso se levantó por su propio pie y siguió jugando como si nada. ¡Una vergüenza! Lo lógico es que Jackson hubiera salido esposado del estadio. Por supuesto, si el comisionado en esa época hubiera sido Goodell en vez de Tagliabue, Jackson habría recibido una sanción ejemplar de no sé cuántos partidos y le habrían retirado el carnet de conducir y el permiso de vuelo. La NFL también habría hecho público un vídeo con ejemplos de lo que se puede y no hacer. Y no se les habría caído la cara de vergüenza, como no se les ha caído hoy con el esperpento indecente que se han atrevido a publicar en el que confirman que se creen que todos los espectadores somos idiotas:

Pero chico, qué quieres que te diga. Pese a todo, es mi fotografía favorita de NFL de entre los cientos de miles que he visto. Un momento sobrecogedor de puro football. El segundo antes de la tragedia. Y por mucho que se empeñen, no echo de menos ni pizca un pañuelo amarillo en ella. Es más, probablemente la estropearía.

Este artículo está dedicado a mi gran amigo Rafa Cervera.