Competición
  • Champions League
  • Hoy en As

Golden Knights vs. Capitals: Una Stanley Cup inimaginable

NHL

Golden Knights vs. Capitals: Una Stanley Cup inimaginable

Golden Knights vs. Capitals: Una Stanley Cup inimaginable

El equipo de Las Vegas y el de Washington comienzan esta noche la pelea por el título de la NHL siendo amos unos insospechados finalistas.

Esta noche, a partir de las dos de la madrugada en Las Vegas, dará comienzo, no exagero, la final de la Stanley Cup de hockey sobre hielo (NHL) más sorprendente de los últimos tiempos. Iba a decir de la historia, pero ya entendéis que es imposible considerar al deporte de hoy en la misma esfera del de, pongamos, mitad del siglo XX.

El caso es que Vegas Golden Knights y Washington Capitals se van a enfrentar a unas series al mejor de siete partidos que nadie podría haber predicho a principio de temporada. Los acontecimientos se han ido sucediendo de manera tan sorprendente como majestuosa, y eso hace que la edición de este año de la Stanley Cup vaya a ser inolvidable, suceda lo que suceda en el hielo.

El principal motivo son los Golden Knights. El equipo está en su primera temporada en la NHL. Son un equipo de expansión cuyo destino era ser últimos de la Conferencia Oeste durante algunos años antes de poder construir una plantilla digna de pelear con los mejores. Estos caídos de la fortuna, descartes de otros equipos que en Las Vegas pudieron cazar en el draft de expansión, han acabado formando un grupo pleno de coraje y de "nosotros contra el mundo", incapaces de perder, por lo que se ve, en cuanto un sólo individuo en todo el planeta osa dudar de ellos.

Pero no es menos notable el que tengan enfrente a los Capitals. El equipo de los grandes perdedores, 43 años de enfado constante. Temporadas y temporadas siendo favoritos y no siendo capaces ni siquiera de llegar a la final de su conferencia. Y cuando ya nadie los esperaba, cuando sus estrellas se habían hecho viejas y una reconstrucción aguardaba al frente, resulta que es cuando se plantan en la gran final. Quizás, al revés que los Golden Knights, lo que necesitaban es que nadie dudase de ellos: simplemente que nadie pensase en ellos en absoluto.

La gran estrella de los Golden Knights está siendo su portero, Marc-Andre Fleury. Caído en desgracia en los Pittsburgh Penguins tricampeones dio con sus huesos en Las Vegas y, de repente, se ha vuelto infranquable. No hay apuesta más segura para el MVP, si ganan los Golden Knights que él. De hecho, el esquema del equipo en sus grandes partidos de playoffs ha sido Fleury parándolo todo y sus compañeros cazando un contraataque aquí o allá. Y, con eso, aquí los tenéis.

La gran estrella de los Capitals es el veterano Alex Ovechkin que, como no podía ser menos en este cuento, tiene una gran historia con Fleury. De hecho, todos los Capitals la tienen. A fin de cuentas, cuando el portero defendía los colores de los Penguins esta fue la gran rivalidad de la liga. Y siempre les ganaba.

Ovechkin, 13 años siendo de los mejores, 13 años "fracasando" en playoffs, se está tomando esta Stanley Cup como el momento cumbre de su carrera. Lo es, claro. Pero es difícil ver a un deportista veterano abrazar con tanta sinceridad la narrativa pública: sí, se muere de nervios por ganar; sí, lo necesita para reivindicarse; sí, esto es lo más importante que hará nunca; sí, le aterra perder de nuevo. Y lo reconoce sin ambages.

Ovechkin lleva 22 puntos (goles más asistencias) en 19 partidos de playoffs. Es un bombardero irredento que ya ha ganado suficientes batallas a Fleury como para tener confianza en sí mismo. Además, está acompañado por un Evgeny Kuznetsov, en un estado de forma insultante y con 26 puntos en esos mismos partidos de playoffs. Sin embargo, ambos han peleado con los sinsabores de la derrota las suficientes veces, y con Fleury enfrente llevándose el triunfo, como para saber que cada error que cometan, cada "puck" que pierdan, los Golden Knights saldrán como demonios hacia la otra portería para capitalizarla en un gol y adiós muy buenas.

Tanto Golden Knights como Capitals son duros. Muy duros. Mental y físicamente. Ambos equipos son de los que más pegan en los partidos y de los que no rehuyen una pelea. El factor cancha está a favor de Vegas, pero lo cierto es que no ha sido un factor en estos playoffs. Sobre todo en el caso de los Capitals, que tiene un récord en estas eliminatorias de 2018 de 4-5 en Washington y de 8-2 fuera de su hogar. En temporada regular se han enfrentado dos veces y en ambas ganaron los Golden Kights. Dentro de entre cuatro y siete partidos sabremos si remtana la machada de su primer año con el final perfecto del anillo, o si la historia de los Capitals pone colofón a una generación que, hasta ahora, siempre fue tildada de perdedora.

0 Comentarios

Normas Mostrar