El rugby a siete femenino crece con la segunda edición del Grand Prix Sevens Iberdrola

#TOCAGANARATODAS | RUGBY A SIETE

El rugby a siete femenino crece con la segunda edición del Grand Prix Sevens Iberdrola

En las dos primeras series, en Villajoyosa y L'Hospitalet, se ha visto mucha paridad entre los equipos de la Liga Iberdrola, por un lado, y los de las ligas regionales, por otro.

Ignasi González Vila

Juegan doce equipos en tres series, competición que aumenta el nivel de juego y beneficia a la Selección. Hay buena cantera.

Doce equipos, 144 jugadoras y tres ciudades: Villajoyosa, L’Hospitalet y Madrid. Ese es el panorama del Grand Prix Sevens Iberdrola, que este año cumple su segunda edición. Es la primera competición de rugby a siete de dimensión nacional, auspiciada por la compañía energética, que aporta visibilidad y apoyo económico para los equipos dentro de su plan de potenciar el rugby femenino. Cuando la Federación reciba el permiso de la Casa Real, se añadirá Copa de la Reina a la nomenclatura.

Patricia García, internacional con España en la modalidad olímpica (también en XV) y embajadora del programa 'Universo Mujer' del CSD, la define como “un gran paso, muy positivo para el desarrollo de los clubes”. En las dos series que se han disputado hasta ahora, las de Villajoyosa y L’Hospitalet, se ha visto un crecimiento en los equipos respecto a la primera edición, aunque siguen mandando con claridad los de la Liga Iberdrola frente a los de regional. Lo atestigua García: “He podido ver algunos partidos y creo que el nivel ha mejorado bastante. Hay una evolución de juego, conceptos y capacidad física respecto a lo que vi como jugadora el año pasado”.

Ella, que acaba de firmar un contrato con Tokio Phoenix para disputar la liga de seven japonesa de agosto a octubre, cree que es otra gran oportunidad que Iberdrola, tras su entrada en la Liga y la Copa Ibérica, brinda a las jugadoras nacionales para poder desempeñarse a alto nivel en suelo español: “La Liga ya está evolucionando bastante y ahora, además, tenemos tres series de seven de buen nivel todos los años para poder competir”. Y lo agradece: “Iberdrola ayuda muchísimo, especialmente en el rugby. Es un placer y es de agradecer poder contar con el apoyo de estas empresas. Esperamos que, siguiendo su ejemplo, vengan más”.

Las sensaciones con el GPS son tan buenas que en la presentación de hace dos semanas, en el CSD, José Ramón Lete deslizó la idea de convertirlo en una liga nacional. Carmen Cabrera, responsable de patrocinio de Iberdrola, habló por su parte de “seguir generando competiciones”. Y García recogió el guante: “Sería más desarrollo y aumentar la competencia en la Selección”.

Esa es otra de las claves del torneo. Especializar a jugadoras en una modalidad en la que España es de altos vuelos: ha asegurado la permanencia una año más en las Series Mundiales, en verano disputará el Mundial en San Francisco y la clasificación para los Juegos Olímpicos de Tokio está cerca. En su primera participación, en Río de Janeiro, las Leonas fueron diploma olímpico. “De cara al Mundial lo veo justo, pero el GPS es una buena ventana para las que quieran jugar a alto nivel internacional y para que el seleccionador las tenga a mano”, afirma García, al tiempo que confiesa que todo esto es “gracias al apoyo y eI impulso de Iberdrola”.

0 Comentarios

Normas Mostrar