Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Hoy en As
Movistar
5
FIN
2
Sporting

FÚTBOL SALA | UEFA CUP

El Movistar es pentacampeón de Europa al son de Ricardinho

Tremendo partido del Movistar Inter ante el Sporting (5-2), liderado por el astro portugués, MVP del encuentro con un gol y dos asistencias.Los madrileños agrandan su leyenda.

Los nombres del Movistar Inter, el club más laureado de la historia del fútbol sala, y el de Ricardinho, el mago portugués que cada vez está más cerca de ser el mejor jugador de la historia, quedarán para siempre ligados por hazañas como la que consiguieron este domingo en Zaragoza. El club madrileño se proclamó pentacampeón de Europa después de vencer a un Sporting (5-2) que vendió cara su derrota, pero acabó hincando la rodilla ante un equipo de leyenda. Segunda UEFA Cup consecutiva (en su tercera final seguida) para los de Torrejón, algo que sólo consiguió el Playas de Castellón en las dos primeras ediciones hace 15 años.

Arrancó el partido con Nuno Dias, técnico del Sporting, jugando al despiste (incluso cambió al portero: Sousa en vez de Marcao) y realizando cambios rápidos para que el Movistar no se sintiera cómodo. Incluso asustó con una chilena de Dieguinho que Herrero evitó que diera la vuelta al mundo. Pero este partido, en un Pabellón Príncipe Felipe que volvió a rozar el lleno, era una oportunidad que Ricardinho no podía dejar escapar para seguir mostrando su magia, la bandera hoy por hoy de este deporte.

Y la exhibición arrancó con un pase medido a Gadeia, que no desaprovechó el brasileño con un recorte a Caio y una definición perfecta. Había empezado la fiesta, que O’Magico continuó estrellando un misil en el larguero. Sin embargo, el Sporting no iba a poner el partido barato y Cavinato en el segundo palo, tras buena jugada de Merlim, igualaba el partido.

El problema es que Ricardinho estaba desatado. Su equipo lo sabía y realizaban continuos aclarados para que el portugués encarara una y otra vez. En una de esas, con Bebe realizando un bloqueo perfecto, el mago de Oporto vio la posibilidad de dejar su firma a una obra de arte y soltó un zurdazo a 10 metros que fusiló a Sousa. El 2-1 no frenó al Sporting, volcado a por el empate. Dieuinho estrellaba un balón en el palo y Ricardinho (¡sí, también en defensa!) tuvo que sacar un balón bajo palos. Para colmo, al equipo portugués se le cruzaba más el partido cuando Elisandro recibía otro balón de Ricardinho y anotaba un golazo a la media vuelta con zurdazo a la escuadra.

Fue un mazazo tremendo para un Sporting que tras la reanudación siguió buscando soluciones. Marcao entró en la portería, pero la decisión sólo hizo empeorar el panorama para los lusos. Rafael, la novedad tras superar un proceso gripal, hacía el cuarto con un disparo en el que el meta brasileño pudo hacer mucho más. Y con el partido encarrilado, Ricardinho siguió gustándose y deslumbrando al público, que coreaba su nombre al unísono, y al que le tenía guardada una sorpresa: un disparo desde 35 metros (el campo mide 40) que se estrelló en el palo en lo que podría haber sido un gol épico.

Sin embargo, el encuentro no había terminado. El Sporting, con portero-jugador, lo siguió intentando y hasta acortó distancias con un gol de Diogo. Pero nada cambiaría ya. Pola, desde su campo y a portería vacía, hacía el 5-2 y reivindicaba la figura del tremendo equipazo que rodea a su gran estrella. Un equipo de leyenda que es campeón de Europa... ¡por quinta vez!

0 Comentarios

Normas Mostrar