Maratón de Madrid: rock'n'roll para 35.500 corredores

ATLETISMO

Maratón de Madrid: rock'n'roll para 35.500 corredores

Maratón de Madrid: rock'n'roll para 35.500 corredores

JESUS RUBIO

DIARIO AS

"Desde la organización estamos en la búsqueda de la excelencia. Queremos una maratón de servicios donde el corredor se sienta cuidado", se declara desde la presidencia de carrera.

La EDP Rock’n’Roll Madrid Marathon & 1/2 ya tiene todo listo para la fiesta del running del 22 de abril que se presentó ayer en el Casino de Madrid. Está preparado el nuevo recorrido, más veloz y con el regreso de la meta al Paseo del Prado y están listos los 35.503 corredores que se repartirán en tres carreras: la maratón (11.503), la media (17.000) y el 10k (7.000). La decana de las maratones españolas cumple 41 años y tiene salud plena.

Con 16 bandas de música animando las calles y dándole un toque siglo XXI a una prueba nacida en el siglo XX, la Maratón de Madrid despegó hacia lo millennial y con proyección internacional cuando entró en el grupo de carreras estadounidenses Rock’n’Roll y en 2017 dio un paso más de calidad al entrar en la Etiqueta Oro de la IAAF. Eso la ha convertido en un reclamo para corredores extranjeros. 10.970 de los participantes serán foráneos, siendo Francia el país en el que más atractivo suscita (1.757) el hecho de recorrer los 42.195 metros por las calles del centro de la capital y sus puntos emblemáticos. De Gran Bretaña vendrán 1.309, de Italia, 1.085, de EE UU, 940.

La maratón es, por tanto, un puntal turístico para la Comunidad de Madrid porque se calcula que tiene un impacto en la región de 36 millones de euros, casi 30 procedentes de esos foráneos. “Es que Madrid se convierte en la capital del running durante toda esa semana”, dice Álvaro Ballarín, viceconsejero regional de Turismo y Deportes.

El circuito de la prueba se ha modificado por una normativa del Ayuntamiento que impide concluir en El Retiro, pero la organización ha aprovechado para suavizarlo, con salida en Rubén Darío y más kilómetros en la Casa de Campo, con el objetivo de batir el récord de la prueba tanto en hombres (2h 09:15 de Ezekiel Chebii en 2014) como en mujeres (2h 32:04 de Dogan en 2009).

La semana que viene se desvelarán algunos de los participantes, si bien se espera que Javi Guerra y Carles Castillejo sean de la partida en la media maratón, que tendrá 70% de participantes hombres y 30% de mujeres. La maratón será más masculina con un 86% por un 14% de corredoras femeninas, pero en el 10k se alcanza la paridad: 50-50.

“Vamos camino del cincuentenario. 41 años es mucho tiempo y en deporte y salud es todo. Esta carrera trasciende lo deportivo. Queremos una maratón de servicios, donde el corredor se sienta cuidado”, contaba Guillermo Jiménez, presidente de la carrera, que ha establecido la Guía del Corredor Saludable y que tiene cardioprotectores y desfibriladores por todo el recorrido de 42.195 metros.

Y un toque solidario. En la gala se dieron cheques de 4.500 y 10.000 euros a la Fundación También y a Bomberos Unidos sin Fronteras procedentes de las inscripciones. Y se dieron los premios anuales de MAPOMA. Se los llevaron EDP, Cope, BUSF y los momentos más emotivos para Arturo Casado, campeón de Europa de 1.500 en 2010 y que esta temporada anunció la retirada. “Siempre estuve vinculado a la carrera, gané dos veces el 10k”, decía. Y también fue galardonado y Jesús Juarez, un chico de 19 años con hemiparesia que corrió la pasada edición. Una historia de superación de una prueba clásica: la EDP Rock’n’Roll Madrid Marathon.

0 Comentarios

Normas Mostrar