“Volver a un Mundial veinte años después sería una heroicidad”

RUGBY | ALFONSO FEIJOO

“Volver a un Mundial veinte años después sería una heroicidad”

“Volver a un Mundial veinte años después sería una heroicidad”

FELIPE SEVILLANO

DIARIO AS

Encuentro con Alfonso Feijoo, presidente de la Federación de Rugby, donde comenta toda la actualidad del panorama nacional del rugby.

Anda especialmente ilusionado el rugby español estos días. Los Leones, apelativo que recibe su selección masculina, está a un paso de conseguir la clasificación para el Mundial de Japón 2019. Han pasado dos décadas de la única presencia en el olimpo oval y Alfonso Feijoo, entonces entrenador y ahora presidente de la FER, sueña con que se repita la gesta.

“En 1999 no se aprovechó el tirón, pero si logramos estar en Japón tendríamos un legado muy importante. Sería una heroicidad. Porque España ha crecido mucho en categorías inferiores, escuelas... y hasta en algunas de Madrid ya no se pueden acoger más niños porque nos faltan instalaciones”, explica.

Cuenta el rugby con unas 35.000 licencias, de las cuales sólo 3.500 son de mujeres, aunque la Federación está invirtiendo con fuerza en su desarrollo: “Son el futuro. Y creo que lo estamos haciendo muy bien porque hemos doblado la Liga gracias a Iberdrola y nuestras selecciones tanto de XV como de Seven (modalidad de rugby a 7) compiten con la élite mundial. Apostamos por ellas antes que otros países y eso nos dio ventaja. Ahora tenemos más chicas compitiendo en España y son mejores”.

Para que España logre el billete directo al Mundial de Japón, debe derrotar este domingo (12:45 horas) a la potente Rumanía en el Central y luego batir a las ya más asequibles Alemania y Bélgica. “Siendo realistas, va a ser muy difícil. Sus delanteros juegan tradicionalmente en Francia, tienen una liga profesional muy fuerte... pero tampoco nadie esperaba que nos colásemos en los Juegos de Río y nuestros chicos del Seven derrotaron a Rusia y a Samoa. Lo normal es que vayamos a la repesca”, apunta.

Comida de As con Alfonso Feijoo

Ese camino sería largo, ante Portugal y luego Samoa, habitual combinado mundialista. Y si aún así no se consigue habría una última oportunidad en un cuadrangular donde Canadá se antoja el escollo más importante. Esta opción llega tras el meritorio triunfo ante Rusia (13-20), en el que el árbitro echó una mano al no conceder un ensayo local que habría supuesto el empate. “Es curioso que en su día nosotros pidiésemos que se instalara el Juez de Vídeo en el torneo y que Rugby Europe lo descartase por ser demasiado caro”.

Para buscar la sorpresa, Santi Santos, el seleccionador, tiene un bloque sólido, con muchos jugadores nacidos en Francia, “pero que tienen todo el derecho a jugar con los Leones, son la mayoría hijos o nietos de españoles”. Feijoo no duda a la hora de argumentar esta política: “Si queremos tener acceso a más subvenciones, hacen falta resultados. Los jugadores de nuestra competición tienen talento, pero físicamente en Rusia habrían tenido muy difícil aguantar”.

Las cuentas de la Federación fueron en su día el gran reto de Alfonso Feijoo, pero el donostiarra supo salir airoso de una situación crítica. “Soy de los de ‘tira para adelante’. Cuando me presenté a presidente había dos millones de deuda (heredada de su antecesor Cancho), con un presupuesto de tres. Me planté ante World Rugby, que me lanzó un órdago diciendo que querían cerrar la FER, y les dejé claro que no estaba dispuesto a ello. En general, no tengo mucha mano izquierda, pero hablo muy claro y hasta ahora me ha ido bien. Logré que me dieran un préstamo de un millón, luego otro ICO a través del CSD... y ahora de esos dos millones apenas nos quedan 450.000 euros a pagar en cinco años. Y todo esto, manteniendo e incrementando el nivel competitivo y duplicando entrenamientos gracias a convenios con la Junta de Castilla-León o con la ciudad de Jaca. El rugby español nunca se ha visto así, ni en lo deportivo ni en cuanto a gestión”.

España pelea por meter a sus Leones en el Mundial, las chicas lo hicieron en la última cita de Irlanda y en cuanto a Seven sus dos equipos compiten en las World Series. “Hemos hecho un análisis del rugby mundial y sumando nuestras selecciones y también los resultados sub-20 y sub-18 seríamos la duodécima potencia del mundo... y la vigesimoquinta en presupuesto”. La FER sale adelante con un presupuesto de unos 3,9 millones, de los cuales casi 800.000 euros proceden de la subvención del CSD.

No todo es una balsa de aceite en el horizonte de Feijoo. La reciente designación de Valencia como sede de la final de Copa del Rey ha desembocado en el enfado de todo el rugby de Valladolid, ciudad que había albergado con éxito dicho partido los dos últimos años llenando el estadio José Zorrilla, y en una guerra dialéctica en la que el alcalde Óscar Puente le ha atacado con dureza.

Alfonso Feijoo

“Entiendo el malestar, pero debo abogar por la promoción del rugby. Pese a las descalificaciones, de 100 veces lo haría igual otras 100. No tengo ningún problema con Valladolid, y soy consciente de que son el referente nacional de nuestro deporte a nivel de clubes y que hacen las cosas muy bien también desde la base, pero la candidatura de Valencia es muy buena, con Ayuntamiento, la Fundación Trinidad Alfonso y el propio Levante, que presta el estadio”.

No se cierra en banda Feijoo a que la capital castellana obtenga dicho privilegio a medio plazo, aunque la gestión no llegó a cristalizar: “El alcalde de Valladolid me pidió tener la sede fija y me ofreció 500.000 euros por cinco años. Le dije que no comprometería a la FER más allá de mi mandato vigente y hablamos de 300.000 euros por tres años que en teoría me quedan, pero se lo pedí por escrito y no llegó a dar el paso. No entiendo que desde Valladolid se hable de ‘nos han quitado la Copa”.

Esa final, el domingo 29 de abril, se jugará en el Ciudad de Valencia y se peleará por la presencia de Felipe VI, “lo hemos pedido a la Casa Real, pero está difícil”. Otra fecha clave será el 11 de mayo, cuando se dispute en San Mamés la final de Champions Cup, máxima competición europea de clubes. “Ahí estaremos trabajando de la mano con Ayuntamiento de Bilbao, Diputación, Gobierno Vasco, RFEF, CSD, LaLiga y el Athletic. Esta designación nos aportará beneficios, nunca pérdidas”.

La Federación de Rugby sigue adelante, pese a la amenaza vallisoletana de la creación de la ACR, la asociación de clubes. Lejos de generarle malestar, Feijoo celebra la gestión: “Ojalá se logre. Ya hubo una y no funcionó. Lo que quiero es que se avance a una competición más potente. Además, yo ya he intentado armar una con seis clubes españoles y dos portugueses, pero estos últimos no dieron el paso”.

A Feijoo no le faltan ideas, incluso armar una competición, más sólida, por federaciones territoriales, aunque su planteamiento cayó en saco roto. Mientras, continúa con la difusión oval. Como que Teledeporte ofrezca cada semana un partido de la División de Honor, aunque sea en diferido: “Queremos atraer al nuevo público. Sólo nos falta lograr un horario fijo para fidelizar al espectador”.

0 Comentarios

Mostrar