Fórmula 1
1 1h30:11.385

L. Hamilton

Mercedes

2 a 7.100

M. Verstappen

Red_bull

3 a 25.900

K. Raikkonen

Ferrari

8 a 1:27.200

C. Sainz Jr.

Lotus

16 a 2 vueltas

F. Alonso

Mclaren

ATP 500 Londres/Queens
FINALIZADO
Marin Cilic CIL
5 7 6
Novak Djokovic DJO
7 6 3
WTA Mallorca
FINALIZADO
Tatjana María Malek MAR
6 7
Anastasija Sevastova SEV
4 5
WTA Birmingham
FINALIZADO
Magdalena Rybarikova RYB
6 1 2
Petra Kvitova KVI
4 6 6
ATP Halle
FINALIZADO
Roger Federer FED
6 6 2
Borna Coric COR
7 3 6

'Casablanca': González, Abascal, Aouita, Vlasic... y Bogard

CARROS DE FUEGO

'Casablanca': González, Abascal, Aouita, Vlasic... y Bogard

'Casablanca': González, Abascal, Aouita, Vlasic... y Bogard

En los Juegos Mediterráneos de la ciudad marroquí se presenció una gran carrera de 1.500... y dio nombre, indirectamente a una de las grandes en altura.

Vuelvo a ver Casablanca, la película mítica de Michael Curtiz, la disfruto, me emociona y me trae recuerdos del atletismo, aunque una cosa nada tenga que ver con la otra. El primero que me viene a la memoria es de una carrera espléndida de 1.500 metros en los Juegos Mediterráneos de Casablanca 1983, en la que venció Said Aouita, fue segundo José Luis González y tercero José Manuel Abascal. ¡Nada menos! Una carrera impresionante, digna de una posible final de un Campeonato del Mundo.

Los Juegos tuvieron un nivel altísimo, con estrellas como Pietro Mennea, Alberto Cova, Maurizio Damilano, Ana Verouli y los mejores españoles. Doble de los nuestros en 110 metros vallas (Javier Moracho y Carles Sala) y en los 400 vallas (José Alonso Valero y Carlos Azulay).

Nunca se me olvidarán dos imágenes. La primera, la de Said Aouita dando la vuelta a la pista tras su victoria, escoltado por seis fornidos guardaespaldas ataviados en chandall y empujando a los fotógrafos que se acercaban a inmortalizar el momento. La segunda, el de una pobre chica italiana (siento no acordarme del nombre) que sufrió una rotura de fibras, cayó al suelo, fue rescatada por personas de la Media Luna Roja (el equivalente musulmán a la Cruz Roja), la llevaron en camilla, al trote torpe, por la pista, y la tiraron al suelo dos veces, hasta que ella los rechazó y se marchó cojeando, pero, al menos, preservando sus costillas.

Por cierto, aquellos Juegos han sido los únicos que se hicieron en un país obviamente mediterráneo… pero en una ciudad de costa atlántica. Se disputaron en un estadio magnífico: el Mohamed V. Marruecos los tomó como una cuestión de estado y salieron muy bien.

Allí, en Casablanca, compitió Josko Vlasic, que ganó la medalla de oro en decatlón. Tenía una marca de 7.659 puntos, hecha en Esmirna meses antes. Volvió enamorado de Casablanca. Su mujer, Venera, estaba embarazada, y no mucho después dio a luz a Blanka Vlasic. Tan enamorado estaba Josko de la ciudad marroquí que a su hija quiso ponerle de nombre Casablanca. Los buenos oficios de la madre del decatleta consiguieron convencerle de que era mejor Blanka. Y en Split nació una de las mejores saltadoras de altura de la historia.

Un resumen rápido: campeona mundial en Osaka 2007 y Berlín 2009, plata en Daegu 2011 y Pekín 2015, y, en los Juegos Olímpicos, plata en Pekín 2008 y bronce en Río 2016. Y una mejor marca personal de 2,08, a un solo centímetro del récord mundial de la búlgara Stefka Kostadinova (Roma, 1987), que ha intentado, sin éxito, nada menos que en sesenta ocasiones.

A los que sólo os interesa el atletismo, o el deporte en general, podríais dejar de leer aquí, porque ahora va de cine… pero espero que sigáis leyendo, porque el deporte es cultura, siempre, y cada vez debe serlo más. No olvidéis que los Juegos Olímpicos nacieron en la Universidad de la Sorbona y que Carros de Fuego es la película emblemática del atletismo y del Olimpismo. 

José Luis González, José Manuel Abascal, Said Aouita, Blanka Vlasic… supongo que los cuatro han visto Casablanca. Y supongo que vosotros también, porque es una de las películas más recordadas de la historia. Aquí tenéis algunos detalles:

Casablanca, una película mítica.

-Fue rodada en 1942 y casi siempre en interiores en Flagtaff, Arizona, Estados Unidos (hay cuatro excepciones), pero ni una sola imagen se tomó en Casablanca ni nadie pasó por allí para hacer la película.

-El director fue Michael Curtiz, que llegó a ese puesto de rebote, porque la primera elección era William Wyler (años después rodó Ben-Hur).

-Curiosamente, se basaba en una obra de teatro (Todos vienen al café de Rick) que nunca se estrenó, pero cuyos derechos se compraron con récord.

-La música general de la película es de Max Steiner, pero la emblemática canción As time goes by es de Herman Hupfel, y otra música clave es La Marsellesa, de la que evidentemente, Steiner no es autor.

-Los protagonistas principales fueron, como todo el mundo sabe, Humphrey Bogard e Ingrid Bergman. Él medía 1,73 y ella 1,78, de forma que en las escenas en que ambos aparecen juntos Bogard actuaba sobre una plataforma.

-Se estrenó en el Hollywood Theater de Nueva York el 26 de noviembre de 1942, coincidiendo con la invasión aliada del norte de África y con la toma de Casablanca, por cierto.

-Tuvo ocho nominaciones a los Oscar, y ganó tres: mejor película, mejor director y mejor guión adaptado. Bogard no consiguió la estatuilla e Ingrid Bergman, a pesar de su espléndida interpretación, ni siquiera fue nominada.

Pero para la gente del atletismo, Casablanca será, para siempre, la de aquellos maravillosos Juegos Mediterráneos y de la anécdota del nombre de Blanka Vlasic.

Por cierto, si queréis más cosas de la película, leed 7 Maravillas del Cine, de José Luis Garcí. Una maravilla. Me gusta más como analista del cine que como director. 

0 Comentarios

Mostrar