Competición
  • Clasificación Eurocopa

Sadam Ali destrona a Cotto en su despedida del boxeo en NY

BOXEO

Sadam Ali destrona a Cotto en su despedida del boxeo en NY

Cotto perdió en su despedida ante Sadam Ali.

AFP

El estadounidense ganó por decisión unánime (115-113, 116-112 y 115-113) a Cotto para alzarse con el Mundial WBO del peso superwelter. El boricua dijo adiós.
Barcelona - Valladolid en directo: Copa del Rey de balonmano 2018

Durante su última semana como profesional Miguel Cotto recibió halagos y críticas casi por igual. Los primeros por una intachable carrera que le convirtió en leyenda viva del boxeo e hizo que su despedida se convirtiese en un hecho histórico. Los reproches le llegaron por el rival: Sadam Ali. Un desconocido, un rival fácil para acabar con victoria sin sufrir... fueron algunas de las mejores cosas que se escucharon sobre él. Pintaba a invitado en la fiesta de despedida, pero demostró ser un púgil de categoría. Silenció el Madison Square Garden que esperaba ver a Cotto con el brazo en alto. El final no fue el previsto. Ali ganó en las cartulinas (115-113, 116-112 y 115-113) y acabó con el Mundial WBO del superwelter en su cintura. No hubo fiesta.

Cotto era cosnciente de que en su despedida sólo podía mandar una persona, él. Salió a hacerlo, pero en el segundo asalto descubrió que su adiós no iba a ser tan plácido como se preveía. Crochet de derecha directo al mentón, donde duele... y el boricua tuvo que hacer gala de su veteranía para aguantar el envite. Se repuso y siguió tirando golpes con todo. Lo cierto es que nunca llegó a estar cómodo, pero no dejó de intentarlo, lo que provocó que la pelea fuese muy cerrada.

El boricua intentaba cerrar huecos como podía y Ali salía bien, golpeaba duro y se iba. Esa fue la tónica. El aspirante demostró que Cotto no había perdido su calidad, porque dio una buena clase de como quitarse manos, pero sí se le vio falto de velocidad y pegada. Porque el campeón tuvo golpes buenos, en otro momento hubiesen sido letales... pero la edad pesó. También se notó al final, cuando Ali mejor se encontró de piernas y acabó de declinar las cartulinas de su lado. Le faltó el rus final a Cotto, todo podría haber cambiado, pero en un combate tan parejo la falta de fuelle y las contras fueron clave.

Ali pegó menos, pero fue más certero. Peleó con más cabeza, Cotto le puso corazón, como siempre ha hecho en su carrera. Evitó las lágrimas como pudo mientras se leía el veredicto de los jueces. Le dolía perder, pero más ver como Freddie Roach le quitaba las vendas por última vez. Ali reinó en el Madison, a Cotto no le hizo falta. El público le despidió entre vítores y Canelo Álvarez resumió la noche de la mejor manera posible en un tuit. No importa la derrota, "disfruta de tus grandes logros, campeón".

0 Comentarios

Normas Mostrar