Ona Carbonell, un icono de la sincro que no deja de formarse

LA CHICA DE AS

Ona Carbonell, un icono de la sincro que no deja de formarse

Pasó tres semanas en Australia entrenando y estudiando. Tanto le ha gustado la experiencia que ha lanzado unas becas para quien quiera seguir sus pasos.

Ona Carbonell, un icono de la sincro que no deja de formarse

Ona Carbonell, a sus 27 años, es el actual icono de la natación artística (antes sincro). Con dos medallas olímpicas, 20 mundiales y 12 europeas, lleva una década en la élite, recogiendo el testigo de Gemma Mengual y Andrea Fuentes como estandarte español. En el pasado Mundial de Budapest, la solista de Barcelona se acercó más que nunca a la rusa en las rutinas de solo, por lo que su objetivo para las próximas competiciones es descolgarle a Rusia el oro, algo que logró por última vez Mengual en 2008.

Inmersa en la preparación para el Europeo de 2018 en Glasgow, Carbonell pasó las últimas tres semanas en Australia de la mano de la agencia AussieYoutToo, que fomenta el aprendizaje del inglés en los jóvenes. La capitana de la Selección aprovechó su visita para realizar diversas exhibiciones, practicar otros deportes (surf y actividades al aire libre) y para entrenarse con el equipo de sincro del país oceánico. Pese a tener una gran tradición acuática, la parte artística está a la cola de los países practicantes. Tanto le ha gustado la experiencia que ha lanzado las becas Ona Carbonell para quien quiera seguir sus pasos. 

Ona CarbonellGRAF312 BARCELONA. 14/11/2017.- La capitana del equipo español de natación sincronizada, Ona Carbonell, repasa en una entrevista con Efe su futuro y el del equipo, así como el relevo en la dirección técnico con vistas a Tokio 2020.- EFE/ Enric Fontcuberta

Carbonell ya ha regresado a su rutina en el CAR de Sant Cugat junto al nuevo equipo técnico, formado por la japonesa Mayuko Fujiki, que viene a sustituir a Esther Jaumà, quien se ha enrolado en un nuevo proyecto en Holanda. El objetivo español es mejorar la quinta posición en el dúo (en el que Ona participa junto a Paula Ramírez) y la sexta de equipo, las dos rutinas olímpicas. La entrenadora japonesa, con experiencia en España y en China, pretende aprovechar el nuevo talento con tal de acercarse nuevamente a las medallas.

La solista, quien se ha convertido en un símbolo para la FINA, compagina su marca personal con los entrenamientos y los estudios de Diseño en ESDI de Sabadell, afrontando ya el último curso. 

0 Comentarios

Mostrar