BOXEO

El caso Fury, en stand by: culpan a sus abogados del retraso

La Federación Británica de Boxeo asegura que la investigación de un posible dopaje de Fury está parada porque sus abogados deben poner una fecha para la vista.

0
El regreso de Fury, más cerca.
Reuters

El litigio entre la Federación Británica de Boxeo (BBfC) y Tyson Fury sigue sin cerrase. El británico dio positivo por Nandrolona en febrero de 2015, un caso que la federación británica estudió y le concedió la cautelar para pelear contra Wladimir Klitschko. Ganó en el combate de su vida, pero después su caso no se ha resuelto y está sancionado cautelarmente hasta que se esclarezca. Ese es el motivo por el que no ha regresado al ring todavía, aunque había anunciado que lo haría en 2017. 

Fury ha cargado ya contra la federación británica por ese retraso, tanto que llegó a decir que no renovaría su licencia como boxeador. Parece su final, y viendo el peso que ha ganado, todo apunta a que lo será, pero si consigue cerrar el caso con celeridad podría replanteárselo. Fury es cambiante y todo puede ocurrir. Las aguas estaban en calma, hay que esperar que que se decrete si su positivo fue tal o se debe a 'carne contaminada' como adujo el boxeador. Caso en stand by, pero la BBfC ha dado una clave para que se cierre.

"En este momento está parado, estamos listos para verlo, la Agencia Antidopaje Británica no ha dicho nada. Podemos resolverlo, pero necesitamos que sus abogados nos confirmen una fecha para vernos. De lo contrario no podemos hacer nada", apuntan a Sky Sports desde la BBfC. Por tanto la pelota está en el tejado del púgil, deben dar un paso para desbloquear la situación. Su retorno podría estar cerca, falta cerrar el litigio y ponerse en forma. Ambas cosas están en su mano.