Temas del día Más temas

Llegó la hora: Los pronósticos de la semana 6 de la NFL

DETOCHO

Llegó la hora: Los pronósticos de la semana 6 de la NFL

Llegó la hora: Los pronósticos de la semana 6 de la NFL

Rich Schultz

AFP

Después de poco más de un mes de temporada, los contendientes comienzan a distinguirse de los aspirantes en una campaña inconsistente.

Ciudad de México

Si después de ver mi actuación de la semana pasada sigues leyendo esto, no tengo suficientes palabras para agradecerte. Si después de ver mi actuación de la semana pasada siguen firmando mis cheques, no tengo palabras para agradecerles.

Nunca es malo mostrar un poco de gratitud, aunque después de acordarse de que a Brock Oseweiler le paguen 16 millones de dólares por NO jugar con Cleveland, la culpa se aminora.

No es sencillo dar la cara después de una semana de 6.8, pero ahora que sé que siguen leyendo esto, me hace entender un poco mejor a los aficionados de los Browns que compran boletos de temporada. Andy Dufresne lo dijo mejor en Shawshank Redemption: “La esperanza es algo bueno, tal vez lo mejor de todo, y algo tan bueno no puede morir jamás”.

Eso es lo que vuelve tan interesantes estas primeras semanas de temporada: la esperanza. Porque al menos que seas Browns, Giants, Niners o Bears aún tienes esperanza. ¿Y saben qué? Yo también.

Y como estamos en el momento y lugar para robarnos las palabras de los demás, ahora me subo al tren de Ben Roethlisberger: “Soy un pistolero, me involucré en un tiroteo y perdí”. No es la primera vez que me pasa, y aunque quisiera, no será la última, las posibilidades no están de mi lado. Eso no me ha detenido antes y no voy a empezar ahora.

Aquí los pronósticos para la semana seis de la NFL. Qué rápido pasa el tiempo.

Eagles (4-1) en Carolina (4-1): Levante la mano el que al inicio de temporada tenía a los Eagles en control absoluto del Este de la NFC después de seis semanas. ¿Nadie? Justó lo que imaginé. En una temporada de tragos amargos, Filadelfia ha sido una de esas noticias refrescantes.

Claro que mucho podría decirse de su calendario, triunfos ante Washington, Chargers, Giants y Arizona, que se combinan para una marca de 5-13, pero lo mismo debería decirse de Carson Wentz y sus 10 pases de touchdown por tres intercepciones.

Los Eagles son un equipo tan fresco como los vas a encontrar, tienen balance a la ofensiva y entre unidades, son oportunos y en especial no se meten el pie ellos solos, algo sumamente importante tratándose de un equipo tan joven. Su actuación del jueves dirá mucho sobre qué tan listos están para dar el siguiente paso.

Enfrente tendrán a una ofensiva que suma 60 puntos en sus últimos dos juegos después de sumar apenas 42 en sus primeros tres. Entre sus cuatro victorias, los Panthers han derrotado a Bills, Patriots y Lions, todos con marca ganadora y Cam Newton luce cada vez más sano.

La defensiva de Carolina sigue siendo una unidad elite. Es tercera en yardas permitidas, no regala la jugada grande ni otorga segundas oportunidades. Si Wentz y los jóvenes Eagles tienen una prueba complicada, sería esta, especialmente fuera de casa. Viendo el calendario, este es el juego que podría definir si su temporada es un éxito prematuro o un paso más en la reconstrucción. Siempre fui precoz. Filadelfia por 3.

Steelers (3-2) en Kansas City (5-0): Si se pudiera poner un ejemplo de reacciones desmedidas y exageradas sería este. Ni los Steelers son tan malos como lo han demostrado en sus dos derrotas ante equipos de menor talento, ni los Chiefs son esa máquina ofensiva que los mantiene con el único récord perfecto de la liga.

Ben Roethlisberger no se transformó en Tim Tebow de la noche a la mañana ni Alex Smith es la nueva versión de Steve Young. Pero la paridad, ejem ejem, inconsistencia de esta liga, nos ha llevado a reaccionar semana a semana. A fin de cuentas, una de las máximas de la Liga es ¿Qué has hecho por mí últimamente?

Respondiendo a esa pregunta, Roethlisberger lanzó cinco intercepciones y Smith ha jugado prácticamente perfecto. ¿Se mantendrán esas tendencias? Por supuesto que no, pero tampoco hay motivos a que cambiarán repentinamente en cuestión de siete días.

Los problemas de Pittsburgh son graves y no se reducen exclusivamente al juego de su quarterback. Mientras no puedan detener la carrera y tengan a la ofensiva jugando de atrás y sin la paciencia para establecer una ofensiva terrestre, se van a seguir exhibiendo sus debilidades. La fortaleza de la defensiva de Pittsburgh siempre ha estado en mantener al ataque rival predecible. Con la combinación Smith-Hunt, eso es bien complicado, sin importar como vaya la pizarra al momento. Chiefs por 6.

Rams (3-2) en Jacksonville (3-2): Dos equipos a los que me hubiera gustado darles mucho más crédito al inicio de la temporada. En esta instancia, haga lo que haga voy a quedar mal con alguno de ellos. En mi defensa, el crédito llegará, aún son demasiado jóvenes, ergo, inconsistentes.

Pero la verdad es que son dos equipos a los que vale la pena ver y por razones muy distintas. Los Rams tienen el ataque, el joven quarterback, la ofensiva dinámica, el corredor multiusos, el receptor seguro y el que hace la jugada imposible.

Los Jaguars, por su parte, tienen la defensiva. La frontal machacante, la presión incesante, y el perímetro oportuno que en cualquier momento va a hacer la jugada grande. Me recuerdan mucho a los Jets de 2009, los del Ground & Pound, los de la presión con cinco jugadores y el mano a mano en las esquinas. Tienen esa clase de talento y de personal. Y sí, podrían llegar igual de lejos.

Lo que ni Rams ni Jaguars tienen son experiencia y consistencia. Supongo que van de la mano. Veamos, en sus tres victorias, Jacksonville ha permitido 23 puntos y en sus tres derrotas se ha tragado 60 unidades. Lo mismo pasa con Los Angeles. Anota 112 puntos en sus triunfos y 30 en sus reveses. Esa no es la fórmula que te lleve a concluir una temporada de 16 partidos en buenos términos.

Todas las señales apuntan a un partido cerrado y los Rams han definido cuatro de sus cinco partidos por siete puntos o menos, sin mencionar que están 2-0 fuera de casa. Rams por 3.

Y como sigo deprimido, los TurboPicks.

Dolphins (2-2) en Atlanta (3-1): Después de ver la diferencia entre estas dos ofensivas no es difícil entender por qué Foerster se droga. Falcons por 8.

Packers (4-1) en Minnesota (3-2): Mi récord no está para ponerme intrépido, y menos cuando del otro lado está un tal Aaron Charles Rodgers. Packers por 4.

Lions (3-2) en New Orleans (2-2): Drew Brees y una semana de descanso son la mejor combinación desde el ron y el refresco de cola… me han dicho. Saints por 5.

Patriots (3-2) en NY Jets (3-2): … y entonces, el oasis de tres victorias en fila se desvaneció en el espejismo que siempre fue. Patriots por 11.

49ers (0-5) en Washington (2-2): Otro paso más hacia la primera selección global. Skins por 8.

Bears (1-4) en Baltimore (3-2): Hay costales de boxeo que reciben mejor trato que los quarterbacks novatos ante Baltimore. Ravens por 5.

Browns (0-5) en Houston (2-3): Los Browns ahora recurren a Kevin Hogan como quarterback. Bien podría ser Hulk Hogan y no habría mucha diferencia. Texans por 10.

Buccaneers (2-2) en Arizona (2-3): Adrian Peterson se une a Larry Fitzgerald en los Cards. Ya solo falta que saquen del retiro a Calvin Johnson para armar un equipo competitivo… en 2012. Bucs por 4.

Chargers (1-4) en Oakland (2-3): Los Raiders siguen sin encontrar todo su potencial… pero al menos tienen potencial. Raiders por 3.

Giants (0-5) en Denver (3-1): Estoy casi seguro que los Pequeños Gigantes de Rick Moranis harían un papel más digno. Broncos por 9.

Colts (2-3) en Tennessee (2-3): Vaya forma de terminar el lunes. Titans por 6.

A ver la jornada en casa: Bills (3-2), Bengals (2-3), Cowboys (2-3) y Seahawks (3-2).

Eliminator/Survivor: Broncos. Los Giants ya aventaron la toalla… y se las interceptaron.

La semana pasada: 6-8

En la temporada: 44-33

 

0 Comentarios

Mostrar