Greg Bird decide un fabuloso duelo de pitchers con un swing

PLAYOFFS MLB | LIGA AMERICANA

Greg Bird decide un fabuloso duelo de pitchers con un swing

Greg Bird celebra el home run que supuso la única carrera del partido entre los New York Yankees y Cleveland Indians.

Abbie Parr

AFP

El home run del primera base de los New York Yankees contra el intratable Andrew Miller mantiene viva la serie y su temporada.

Cuando Greg Bird se convirtió en una de las sensaciones de los entrenamientos primaverales, los New York Yankees se las prometían muy felices al haber encontrado al hombre que se encargaría de la primera base desde ese mismo momento y ser una parte fundamental en el ascenso de estos Baby Bombers hasta el Olimpo del béisbol.

Sin embargo, innumerables problemas físicos que se iniciaron en los instantes finales del spring training le llevaron a perderse más de 100 partidos con un paso por la mesa de operaciones incluido, un hecho que tendría que haber acabado su temporada en aquel instante.

Definitivamente, los New York Yankees están entusiasmados porque eso no haya ocurrido.

Un prodigioso home run de Greg Bird contra Andrew Miller en el inicio de la parte baja de la séptima entrada ha sido la diferencia en un maravilloso duelo entre los pitchers Masahiro Tanaka y Carlos Carrasco que, como no podía ser decidido de otra manera, lo fue por vía home run.

Dos lanzadores a su máximo nivel

Tanto Masahiro Tanaka como Carlos Carrasco afrontaban este encuentro con ilusión y con ganas de revancha por las situaciones personales de cada uno.

Tanaka fue el único pitcher que actuó de inicio para los Yankees en su anterior comparecencia en playoffs y perdió el duelo contra Dallas Keuchel en el Wild Card Game en 2015 para caer ahora hasta la tercera plaza en el orden de la rotación neoyoquina. Siendo magnánimos con el japonés, su 2017 ha sido tremendamente irregular, pero lo acabó de forma brillante con una joya de 15 strikeouts sobre los Toronto Blue Jays.

Por su parte, Carrasco no pudo jugar en los playoffs del año pasado por una inoportuna lesión en el final de la temporada y esta campaña ha sido la primera en la que ha llegado a las 200 entradas en la MLB , siendo capaz de liderar la competición en triunfos con 18.

En ambos casos, los dos pitchers estuvieron increíbles.

Intercambiando golpe por golpe y strikeout por strikeout, Tanaka y Carrasco fueron capaces de ir completando entradas sin que el marcador se moviese y mostrando un aplomo desde el montículo que es lo que se espera cuando llegan los playoffs, es decir, grandes actuaciones por parte de los abridores y que es una circunstancia que no se ha venido dando con frecuencia esta postemporada.

Sin embargo, aunque los strikeouts se acumularon hasta los siete por cada uno, los Indians desperdiciaron dos grandes oportunidades en las que fueron incapaces de anotar.

Primero, el triple de Jason Kipnis con un eliminado en la cuarta entrada y ante el cual Tanaka recurrió a su variado arsenal de forma magistral para lograr los strikeouts sobre José Ramírez y Jay Bruce, sin que fuesen capaces de poner la pelota en juego.

Y luego el swing de Francisco Lindor, uno que tenía la profundidad y potencia necesaria para situar el 2-0 con Roberto Pérez a bordo… hasta que se cruzó con los 2.01 de Aaron Judge, que evitó que los Yankees afrontasen una situación muy angustiosa a partir de ese momento.

Un fallo inesperado

Inmersos en esa batalla de lanzadores entre Tanaka y Carrasco, Terry Francona se vio obligado a sacar a su pitcher más determinante del año pasado, Andrew Miller, para solucionar la papeleta de bases llenas con dos outs ante Starlin Castro que solventó tras dos envíos.

Lo que nadie se esperaba es que de entre todos los protagonistas, fuese Greg Bird el que decidiese con un swing este partido precisamente contra Andrew Miller, que había concedido un home run a un zurdo en toda la temporada regular… y ahora otro en playoffs.

Con los Yankees por delante, Joe Girardi echó mano de su bullpen tras las siete maravillosas entradas del japonés y tras un out logrado por David Robertson, se le exigió a Aroldis Chapman que lograse los últimos cinco outs del partido, cosa que ocurriría aunque no sin intriga tras poner la Tribu dos corredores en base para Carlos Santana que conectaría con fuerza la recta del cubano… para acabar en el guante de Aaron Hicks.

Los New York Yankees contarán con Luis Severino para forzar un quinto partido y devolver la serie hasta Cleveland y a buena fe que el dominicano intentará hacer olvidar su horrible actuación en el Wild Card Game contra los Minnesota Twins en la que solo fue capaz de lograr un out y 3-0 abajo para ser rescatado por su bullpen.

Josh Tomlin, pitcher ganador del segundo partido de esta serie, será quien se suba al montículo para los Indians.

0 Comentarios

Mostrar