Un heroico David Price salva a los Red Sox de la eliminación

PLAYOFFS MLB | LIGA AMERICANA

Un heroico David Price salva a los Red Sox de la eliminación

Un fabuloso David Price fue clave para que los Boston Red Sox ganasen el tercer partido de Series de División contra los Houston Astros.

Maddie Meyer

AFP

La fabulosa actuación del cuestionado pitcher de Boston como relevo más la de Hanley Ramirez al plate da la vida a los locales.

Tal día como hoy en 1956 se produjo un hito histórico, cuando un pitcher de los New York Yankees lograba el único partido perfecto en playoffs y más importante si cabe, durante el transcurso del quinto partido de unas Series Mundiales que terminarían ganando a los Brooklyn Dodgers.

Lo que acabamos de presenciar por parte de David Price no llega al nivel superlativo de Don Larsen, pero proporciona el cambio de ritmo y registro necesario a unas series en las que los Houston Astros les han dominado en todas las facetas del juego… hasta la llegada de este tercer encuentro ante el fiel y exigente público de Fenway Park, que al contrario de contemplar la perspectiva de una nueva y frustrante eliminación por la vía rápida en la ronda divisional, ve como la eliminatoria cobra un aspecto bien distinto… al menos por unas horas.

David Price acudió al rescate de los Red Sox en el momento de mayor necesidad, para frenar a un imponente turno de bateo de los Houston Astros a lo largo de cuatro entradas y Hanley Ramírez continuó con su brillante rendimiento en esta serie para catapultar a los de Yawkey Way a un triunfo por 10-3.

Un comienzo habitual

Tal como ha venido ocurriendo durante el transcurso de la eliminatoria, los Astros comenzaban golpeando y de forma contundente. Carlos Correa lograba un home run de dos carreras como parte de una primera entrada en la que Doug Fister concedía tres carreras y hacía que la afición de Fenway se revolviera incómoda ante un déjà vu como ocurriera el año pasado en el adiós de David Ortiz, perdiendo en tres encuentros contra los Cleveland Indians.

Sin embargo, John Farrell se vio obligado a cambiar el plan de juego de forma veloz ante la urgencia del momento y recurrió a Joe Kelly para limitar los daños cuando Fister volvía a encontrarse en problemas, pero fue la fabulosa captura de Mookie Betts ante un potencial hit de bases extra o incluso home run fue lo que le dio el oxígeno necesario para pasar a la ofensiva… e incluso puede ser su jugada en estos playoffs si es que son capaces de avanzar.

Pese a aprovechar por debajo de lo esperado una situación con bases llenas sin eliminados en la segunda para inaugurar su casillero gracias a Mitch Moreland, sería la siguiente entrada en la que todo empezaría a encajar para los Red Sox cuando dos dobles consecutivos del propio Moreland y Hanley Ramírez dejaban la papeleta para un joven Rafael Devers que todavía tiene que cumplir 21 años, pero que lograba el home run de tres carreras ante Francisco Liriano que le daba la primera ventaja de toda la eliminatoria a los de Massachusetts.

Fue con ese escenario, la ventaja por 4-3 sobre los Astros, cuando John Farrell recurrió a un David Price cuya campaña ha sido tumultuosa por llamarlo de alguna manera.

El zurdo respondió al momento y no fueron una, ni dos, ni tres sino cuatro portentosas entradas en las que se vio exigido en 57 lanzamientos para ir avanzando en el partido y contener a un ataque para el que los Red Sox no habían encontrado respuesta hasta el momento.

Los aficionados de los Red Sox no son ajenos a actuaciones heroicas en postemporada, pero lo logrado por David Price puede ser comparado a lo que hizo el Hall of Famer Pedro Martínez durante las Series de División de 1999 contra los Indians cuando completó seis entradas como relevista sin estar ni por asomo en plenitud de facultades.

No es territorio Madison Bumgarner en Series Mundiales aunque se le acerca

Una necesidad obvia

Tal como ha ido transcurriendo la eliminatoria, era palpable la falta de pegada de unos Red Sox que no habían podido mostrar el músculo que si habían hecho los texanos y fue en ese instante de máxima necesidad, cuando más oscura es la noche, cuando Hanley Ramírez lograba un doble como parte de una noche con cuatro hits para darle el margen de maniobra de necesario para no pasar apuros de aquí al final del partido.

Chris Devenski, el fabuloso relevista de los Astros, no tuvo su mejor actuación al conceder ese doble de dos carreras al dominicano ni tampoco fue capaz de poner freno a unos Red Sox lanzados que lograrían una más antes del golpe definitivo, el home run de Jackie Bradley Jr. contra Joe Musgrove para situar el 10-3 en el marcador.

En total, dos dobles y dos home runs como parte de los 15 hits de unos Red Sox cuestionados hasta la fecha por su escasa potencia.

Addison Reed y Carson Smith se encargarían de finalizar el partido.

La afición de Boston afronta el cuarto encuentro con renovado optimismo y con el ánimo de devolver la serie a Houston gracias a una actuación sólida del ganador del Cy Young en 2016 Rick Porcello, aunque viendo las dificultades de casi todos los miembros de las distintas rotaciones en estos playoffs, uno no sabe qué pensar.

Charlie Morton intentará finalizar la eliminatoria para los Houston Astros.

0 Comentarios

Mostrar