Los Dodgers contienen a Arizona y se ponen 2-0

PLAYOFFS MLB | LIGA NACIONAL

Los Dodgers contienen a Arizona y se ponen 2-0

Yasiel Puig de Los Angeles Dodgers está realizando una gran actuación en esta ronda divisional.

Harry How

AFP

Los Ángeles es capaz de solventar a su némesis Robbie Ray con una brillante actuación en ataque antes de viajar al desierto de Arizona.

Los Ángeles Dodgers están haciendo bueno ese dicho que afirma “lo que ocurre en temporada regular, se queda en temporada regular” y solo así se puede entender como ese equipo dubitativo, que encadenó 16 derrotas 17 partidos justo después de una fabulosa marca de 56-11 y que se vio conquistado por un rival divisional como los Arizona Diamondbacks durante los últimas seis veces que se enfrentaron de forma dominante, pueda haberle dado la vuelta totalmente a la situación.

Los californianos han sido capaces de volver a ganar a los D´backs de forma contundente por 8-5 y de camino se marchan al Chase Field de Arizona con una ventaja sólida en la eliminatoria al mejor de cinco partidos con la intención de seguir progresando en octubre, que es lo que se espera de un equipo que no deja de haber ganado 104 encuentros durante la temporada regular.

Un rival complicado

Si los Arizona Diamondbacks se presentaban en esta serie con la autoestima por las nubes gracias a su victoria en el Wild Card Game ante los Colorado Rockies, no era menos importante que iban a recurrir a Robbie Ray para este segundo duelo de la ronda divisional.

No obstante, hay que recordar que Robbie Ray ya actuó el miércoles y se mostraba convencido que apenas un par de días de descanso serían suficientes después de haber realizado 34 lanzamientos que no mermaría su trayectoria reciente contra los angelinos que no puede ser calificada de otra manera salvo de impresionante.

Su dominio en 2017 que se resume en un récord de 3-0, 2.27 de ERA y 53 strikeouts en 31 entradas y dos tercios no pudieron ser replicados… porque este Robbie Ray no era el que conocíamos y que llegó a estar en el All-Star de Miami.

Con una palpable falta de dominio de su prodigiosa recta y los envíos con efecto que le convierten en una máquina a la hora de conseguir strikeouts, Ray no pudo igualar la eliminatoria como le hubiese gustado.

De todas formas, no todo fue un desastre para los D´backs, que se adelantaron contra Rich Hill gracias al home run de dos carreras de Paul Goldschmidt nada más iniciarse el partido.

Pero los problemas de Ray y su escaso control como muestran las cuatro bases por bolas y tres lanzamientos descontrolados permitió a los Dodgers sumar una carrera en la segunda, dos más en la cuarta y cuatro en la quinta que obligó a Torey Lovullo a sustituir a Ray tras 88 improductivos lanzamientos.

Una tendencia preocupante

Si a eso le sumamos que Rich Hill se quedó en cuatro entradas, recordamos el aterrador dato que nos cuenta que 10 de los 22 pitchers que han partido de inicio en estos playoffs no han sido capaces de llegar a la quinta entrada y los nombres no son desconocidos precisamente para los seguidores como Luis Severino, Ervin Santana, Corey Kluber, Sonny Gray o Drew Pomeranz sin olvidarnos de las mediocres o malas actuaciones que nos han deparado Chris Sale o Clayton Kershaw.

La larga lista de relevistas de los Dodgers se encargaron de ir logrando los outs restantes, que no eran pocos, aunque Brandon Morrow se encargó de darle algo de emoción al encuentro tras el home run de tres carreras que le hizo Brandon Drury para situar el 7-5.

Sin embargo, tal como ocurriera en el partido anterior, los D´backs no fueron capaces de mantener la situación y el frenético Archie Bradley cedía una carrera que volvía a poner las cosas muy difícil tras un desafortunado error de Ketel Marte.

Los D´backs no se rindieron en ningún momento y Dave Roberts se vio obligado a recurrir a su closer Kenley Jansen para ir más allá de la novena, con el objetivo de hasta cinco outs para el neerlandés.

El despertar de un gigante

Si bien los Dodgers accedían a estos playoffs no como uno de los referentes en ataque y con la inercia reciente, en los dos partidos nos han ofrecido su mejor versión, llegando en ambos casos a la docena de hits con Justin Turner y Yasiel Puig produciendo en gran medida. La otra cara de la moneda la personaliza Cody Bellinger con seis strikeouts en la eliminatoria.

La serie se traslada hasta el corazón del propio Phoenix en el que un Chase Field confía ser ese entorno amigable en el que los D´backs sean capaces de cogerle el pulso a la serie. No se puede pedir mucho más que sea Zack Greinke el que mantenga viva la excelente temporada para los D´backs en un entorno en el que brilló durante el año salvo que experimentó un bajón considerable hacia el final y que tuvo continuidad en el Wild Card contra Colorado.

Yu Darvish será el pitcher de los Dodgers para ese partido y tendrá la opción de clasificar a los Dodgers a las Series de Campeonato.

0 Comentarios

Mostrar