astv

BOXEO

Las cinco claves para entender el Mayweather vs McGregor


Red Sox vs Yankees en vivo y en directo: MLB

Cuando un gran combate se está gestando las negociaciones se suelen dilatar, en ocasiones meses… pero sólo cuando una pelea tiene la vitola de ‘evento del siglo’ antes de que se realice esos tiempos se pueden disparar. Precisamente eso es lo que ha ocurrido con el pleito entre Floyd Mayweather y Conor McGregor. Tira y afloja desde hace más de un año hasta que, al fin, ambos lo confirmaron: pelarán el 26 de agosto en el MGM de Las Vegas. En AS analizamos los datos más importantes de este evento:

1. Normas y condiciones

Cuando los cruces de palabras comenzaron a surgir al mismo ritmo creció la gran duda, ¿será boxeo puro o un modelo híbrido? Pronto se despejó, sería boxeo convencional, por tanto Mayweather parte con gran ventaja. Tuvo que ser anunciado el combate para se conociesen los reglamentos que lo regirán. Por el momento ninguna organización de boxeo lo ha acogido, por lo que no habrá en juego ningún título, algo lógico, pero no hay que descartar alguno honorífico como el que el Consejo Mundial de Boxeo (WBC, en inglés) creó para el Canelo vs Chávez.

Fuera de ahí, destaca la duración del combate. Los rumores apuntaban a diez asaltos, pero finalmente serán doce de tres minutos, misma distancia por la que se disputan los títulos de boxeo profesional. Por tanto, McGregor se enfrentará al combate más largo de su vida ya que los títulos de UFC se disputan a cinco asaltos de cinco minutos (25 minutos) y aquí peleará a 36 minutos. En cuanto al peso, el pleito ha sido pactado en 154 libras (69,9 kg) y los guantes a utilizar serán de 10 onzas.

2. Ambiciones

Para cerrar esta pelea, ambos contendientes tienen objetivos muy diferentes. Floyd Mayweather vuelve de su retiro con más de 40 años. Su intención es clara: asaltar el mejor récord profesional de la historia. Actualmente ‘Money’ cuenta con 49 peleas profesionales de las cuales no ha perdido ninguna, mismo récord que Rocky Marciano. Por tanto, una victoria le situaría líder en solitario en esa lista. Mientras, McGregor busca convertirse en el luchado más completo de todos los tiempos. Ha dominado la UFC y ahora quiere ganar al mejor boxeador de lo que llevamos de siglo para demostrar que también domina otros artes.

3. El dinero

Dejando a un lado las ambiciones por parte de ambos luchadores, el dinero ha sido el principal motivo para que acuerden su pelea. Las cantidades monetarias no han trascendido por el momento, pero los últimos rumores más fiables apuntaban a que Floyd Mayweather se embolsaría 100 millones de dólares y McGregor, 75. Además, los ingresos que se esperan generar gracias al merchandising, patrocinadores, entradas y PPV podrían situarlo en el combate de boxeo más rentable de toda la historia.

4. La veteranía ante la incógnita

Uno de los factores que más claros está es la desventaja que se produce sobre el papel. Mayweather es uno de los mejores boxeadores de toda la historia, su calidad es indudable. Mientras, McGregor es quizá el mejor de la historia en las Artes Marciales Mixtas, pero su boxeo está en duda. En la MMA priman más virtudes y el boxeo nunca ha sido el punto fuerte del irlandés. Pese a ello, lleva tiempo machacándose en el gimnasio y asegura que al inicio de su carrera practicó boxeo. El ring dictará sentencia.

Dentro de este apartado hay que reseñar la edad. Mayweather cuenta con 40 años, edad con la que los retornos al boxeo no han salido todo lo bien que los protagonistas han querido. ‘Money’ nunca ha perdido la forma, pero el boxeo es un arte que se debe entrenar día a día y él desde 2015, ante André Berto, no lo cultiva. Por su parte, McGregor está en plenitud y su última pelea data de noviembre de 2016, ante Eddie Álvarez. El plano físico puede ser crucial.

5. La fecha elegida

El 26 de agosto puede ser una fecha que parezca premeditada por muchos motivos, pero quizá algunos se puedan escapar a simple vista. Ambos planeaban el combate para mediados de septiembre, pero McGregor quiere defender su título UFC antes de que acabe el año, por lo que el adelanto puede responder a ello. Además, la relación de Mayweather y Óscar de la Hoya es tensa, de hecho el mexicano pidió el boicot al combate. Por ello, y conociendo a Mayweather, no es descabellado pensar una contraprogramación del Golovkin vs Canelo que De La Hoya realizará en Las Vegas sólo dos semanas más tarde.