Mundial de Clubes
River Plate River Plate RP

-

TBC TBC

-

Serie A
Ligue 1
Euroliga
Anadolu Efes IST

-

Buducnost Voli BUD

-

Fenerbahce FNB

-

CSKA CSK

-

NBA
FINALIZADO
Detroit Pistons DET

104

Milwaukee Bucks MIL

107

FINALIZADO
New York Knicks NYK

110

Phoenix Suns PHX

128

FINALIZADO
Houston Rockets HOU

102

Utah Jazz UTA

97

FINALIZADO
Minnesota Timberwolves MIN

132

Sacramento Kings SAC

105

FINALIZADO
Oklahoma City Thunder OKC

121

Chicago Bulls CHI

96

FINALIZADO
San Antonio Spurs SAS

123

Philadelphia 76ers PHI

96

FINALIZADO
Los Angeles Clippers LAC

127

Portland Trail Blazers POR

131

FINALIZADO
Golden State Warriors GSW

110

Memphis Grizzlies MEM

93

Eurocup
Zenit San Petersburgo (Baloncesto) ZEN

-

Asvel Villeurbanne AVI

-

BC Andorra AND

-

AS Monaco MON

-

Cedevita Zagreb CED

-

Tofas Bursa TOF

-

Dolomiti Energia Trento TRE

-

Valencia VAL

-

“Ya no veo imposible ir al Mundial masculino”

RUGBY | ALHAMBRA NIEVAS

“Ya no veo imposible ir al Mundial masculino”

“Ya no veo imposible ir al Mundial masculino”

DIARIO AS

DIARIO AS

Aquellos que se asomaron a la final de Copa del Rey de rugby aún se sorprenden de ver cómo la dirigía una mujer. Y Alhambra Nievas aún tiene un reto, estar en Japón 2019.

-¿Cómo es el día después de Alhambra Nievas tras pitar una final de Copa del Rey con tanta gente pendiente?

-Bastante tranquilo normalmente. En este caso, algo particular porque me pilla de viaje a otro campeonato (el Nacional universitario en Murcia) y aproveché para ordenar cosas en casa y también ver de nuevo el partido ya más en frío. Estoy contenta porque además almorcé con mi familia, aprovechando que es puente. Me gusta mantener el equilibrio con mi vida personal.

-¿Es Alhambra de los árbitros a los que les gusta rearbitrarse a sí mismos?

-Sí. Y es necesario, porque de todos los partidos puedes sacar algo que podrías haber hecho mejor. Esta vez no hubo ningún desastre, pero siempre se puede afinar. De los más complicados es de los que más se aprende. Intento ver todo lo que pito.

-De las Series Mundiales en Japón, a los nueve días estar pitando en Murcia, previo paso por una final de Copa en Valladolid y antes por su casa de Málaga... Una vida pegada a una maleta.

-Hay gente que me pregunta si me compensa pagar el alquiler de donde vivo, pero para mí es igual de importante un choque de World Series que un Universitario.

-Volviendo a la final. ¿Cómo lleva que estos días se haya hablado más casi tanto de usted como de los equipos?

-Preferiría que no fuera así, los protagonistas deberían ser los jugadores y el rugby. Pero entiendo el motivo. Hay una parte positiva, en cuanto a visibilidad. Ojalá llegue el día en el que no se haga esta distinción y se diga eso de 'está arbitrando una mujer'. Eso implica desigualdad. Pero prefiero verlo como algo positivo.

Alhambra Nievas.

-En España, Anna Cardús (baloncesto), usted y poco más. ¿Siente que abre camino incluso en otros deportes?

-Sé que esto ayuda. Asumo la responsabilidad y espero que sirva para dar oportunidades. Pero no por el rasero del 50% de cuota. Si hay mujeres capacitadas para pitar al máximo nivel nacional e internacional, ¿por qué no? Se trata de que lo hagan personas cualificadas. Me alegra que esto pueda ayudar también en otros ámbitos del deporte y de la vida.

-¿Y no cree que donde más visibilidad se lograría sería si esto pasara en el fútbol?

-No soy nadie para decir a otros deportes qué deben hacer, pero entiendo que podría estar ocurriendo ya y que habrá compañeras con el nivel suficiente para estar en la élite. El fútbol no tiene nada especial, más allá de la repercusión mediática, para que pueda pitar un hombre o una mujer. Y esto podría cambiar también a nivel de directivas o entrenadoras. Está monopolizado por hombres sin justificación.

-Ha pitado todo en partidos de chicas, y a nivel masculino fue la primera mujer asistente en un partido internacional (Estados Unidos-Tonga), ¿qué falta para dar el salto a árbitro principal si ya lo ha hecho en División de Honor?

-La élite internacional masculina es muy superior a nuestra realidad aquí. ¿Qué falta? Que se nos dé la misma oportunidad que a un hombre, que se nos evalúe nuestra preparación y desarrollo. En el Preolímpico masculino de Seven pitamos entre cuatro chicas por la lesión de un compañero y no hubo ningún problema ni nadie se echó las manos a la cabeza. Es un segundo nivel, por debajo de las World Series y cumplimos. Es cuestión de designar por capacidad y no por sexo.

-¿Ve posible entrar como asistente en el Mundial masculino de 2019?

-Hace dos años diría que no, seguro. Ahora es algo difícil, pero empieza a ser posible. En un Mundial masculino no se hacen experimentos, pero ya no lo veo imposible, se van abriendo puertas. Lo importante es que cuando nos han dado oportunidades, como a mi compañera Amy Perrett que es asistente en Super Rugby, u otras en ligas europeas, lo hemos aprovechado. Eso ayudará a que se abra la posibilidad, pero hay mucha presión e intereses en esa competición.

-¿Y de principal?

-Lo veo aún casi imposible. El primer paso es entrar como asistente.

-Vayamos a los orígenes. ¿Hubo algún momento en el que no se le respetó?

-No me escondo, al principio hubo momentos difíciles y me llegué a plantear dejarlo. Ahora todo parece color de rosa, pero no siempre fue así. España es el país de la envidia y cuando a alguien le va bien se le buscan cosas negativas. Con trabajo y sacrificio, rodeándote de gente positiva, se ponen las cosas en su sitio. Por suerte, aquello duró poco y ahora me alegro de no haber bajado los brazos.

-¿Tiene miedo de que pueda pasarle factura el estar en la élite, con tanto halago y premio, y le cambie como persona?

-No lo temo porque relativizo todo. Hay mucho reconocimiento, pero le doy el valor justo. Mi entorno me ayuda a saber que lo importante no son los premios ni el halago fácil. Quiero seguir siendo quién soy, sé de donde vengo, no quiero cambiar y tengo gente que me pondría en mi sitio.

-El deporte le ha obligado a aparcar su carrera como ‘Teleco’ y una vida normal con amigos, pareja o incluso pensar en la maternidad. ¿Se ve mucho tiempo así?

-Cuando apenas tienes vida personal, con tanto tiempo fuera y sin una vida social normal, te hace replantearte cosas. No estaré mucho más a nivel de élite porque quiero hacer otras cosas. Hay gente a la que le molesta que lo diga, pero es así: quiero ser madre, pero no con 45 años. Cuando llegue el momento no tendré miedo porque el arbitraje me gusta, pero no es el fin último. No sé en qué trabajaré en el futuro pero tengo objetivos personales que están por delante del rugby. A estas alturas vas teniendo ganas de otras cosas.

-¿Qué le falta, ir al Mundial masculino en 2019?

-Nada. Soy competitiva, lo era cuando jugaba y ahora me exijo a mí misma. Disfruto con el arbitraje, es un mundo apasionante donde tengo una nueva familia, pero llegado el momento lo haré a otro nivel, sin tanto viaje. Cuando dé ese paso, me pondré las botas porque tengo una promesa con mi equipo (Universidad de Málaga) y quiero jugar un año con ellas. Empiezo a tener claro cuando lo dejaré.

La mujer que se coló entre Nigel Owens y Jérôme Garcès

Aunque muchos la descubrieron en noviembre cuando World Rugby la nombró mejor árbitro del planeta junto a Rasta Rasivhenge (ambos pitaron las finales olímpicas de Río), el verdadero de golpe de Alhambra llegó un año antes. Si bien esta elección pudo considerarse simbólica, por aquello de coincidir con la entrada del rugby en los Juegos, el mérito fue mayor cuando en 2015, con el Mundial de Inglaterra aún presente, esta granadina semidesconocida se colaba en la terna de finalistas. Junto a ella figuraban el mediático Nigel Owens y el aspirante Jérôme Garcès, referentes a nivel planetario. Alhambra fue la primera mujer en colarse en una candidatura y doce meses más tarde, lejos de bajar su nivel aturdida por la fama y la presión, volvió a dicha gala para recoger un premio más que merecido.

0 Comentarios

Mostrar