Competición
  • Champions League

Su esencia: rivalidades que parten USA por la mitad

Detroit Tigers

GUÍA MLB2017

PREVIAS MLB 2017: DETROIT TIGERS

Su esencia: rivalidades que parten USA por la mitad

Comerica Park es un espectacular estadio en el que poder disfrutar del béisbol.

Leon Halip

AFP

Desde tiempos inmemoriales, los estados de Michigan y Ohio se han caracterizado por una gran animadversión y eso se traslada al deporte.

Los Tigers tienen unas rivalidades definidas más por su situación geográfica que por su historia deportiva. Las gentes de Cleveland, Ohio, y las gentes de Detroit, Michigan, no acaban de llevarse bien. Los Indians, junto a los White Sox de Chicago, son los enemigos preferidos de los Tigers. En el año 2013, por ejemplo, con los Tigers y los Indians jugándose el título de división, muchos fans de Detroit acudieron al estadio de Cleveland a defender a su equipo; ganando en la novena entrada se les podía escuchar, orgullosos, entonando el “Let´s go Tigers”, a lo que la afición de Clevland, molesta por ‘perder’ el factor cancha, respondió con un “Detroit´s bankrupt!” al respecto de la economía de la ciudad.

Propietario: Christopher Ilitch ***

El fallecimiento del mítico Mike Ilitch el pasado 10 de febrero pone al frente del imperio familiar al sexto hijo de la saga, que no sólo incluye Little Caesar Pizza sino también a los Tigers y a los Red Wings. El poderío económico es incuestionable, pero todavía está por ver si mantiene el mismo compromiso con el equipo que su progenitor.

Manager general: Álex Ávila **

Ante la oportunidad de su vida, que llegó con la sustitución de Dave Dombrowski, el jurado todavía no tiene una opinión formada, aunque tiende a no ser muy positiva. Ahí están los vaivenes y declaraciones contradictorias durante la offseason sobre la dirección que iba a tomar la franquicia, que conllevaría el traspaso de no pocos veteranos con contratos enormes u otros que se aproximan a la agencia libre. Esa inacción ha dejado a los Tigers como un equipo enigmático, con poca flexibilidad y cuya mejor opción para combatir queda en el retrovisor, con lo que tocaría una reconstrucción que, por supuesto, todavía no ha empezado y eso nunca es bueno.

Entrenador: Brad Ausmus **

Aunque Ausmus estaba muy bien valorado antes de ser escogido como sucesor del entrañable Jim Leyland, la paciencia con el técnico ha empezado a agotarse y su nombre figuró en los mentideros sobre aquellos que estaban en el asiento caliente, con la amenaza de perder su puesto de trabajo. Eso no ha ocurrido durante la offseason y volverá a ser el que maneje el timón de los Tigers en 2017, con un panorama complicado ya que los Indians se perfilan como el equipo dominante de una división que no pasa por sus mejores momentos en competitividad. Una plaza de Wild Card podría ser su mejor opción y la última oportunidad de Ausmus para mantener su puesto.

Su gran estrella: Miguel Cabrera

No sé si alguna vez valoraremos en su justa medida el inmenso privilegio que hemos tenido al disfrutar de Miguel Cabrera, opinión que seguro que no comparten los pitchers rivales. Tras un glorioso 2016, ‘Miggy’ apuesta por seguir con su extraordinaria carrera.

Estrella ofensiva: Víctor Martínez

Después de un 2015 que le condicionó por una lesión de rodilla y su posterior operación, no había mucho optimismo sobre si Víctor Martínez pudiera volver por sus fueros. Tremendo e imperdonable error. El veterano bateador designado estuvo sensacional una vez más y consiguió 27 home runs y 86 carreras impulsadas, demostrando que el que tuvo, retuvo. Es verdad que su OPS no fue tan maravilloso como en 2014, cuando logró un .974 y acabó segundo en la votación por el MVP, pero su .826 fue positivo y lo mejor que es que fue de menos a más, con un rendimiento mucho mayor tras el All-Star. Además, está el hecho de llegar a jugar en 154 partidos y su presencia como ambidiestro o ‘switch-hitter’ es tremendamente valiosa.

Pitcher estrella: Justin Verlander

Si había alguien que tenía que encontrar continuidad a su buen 2015 en las Grandes Ligas, ese era Justin Verlander. Aunque ya no es capaz de dominar a los rivales con sus rectas de casi 100 millas por hora como antaño, la reconversión a un pitcher con todas las letras es un hecho. Su 2016 fue tan extraordinario que sólo la tremendamente regular campaña de Rick Porcello evitó que ganase su segundo Cy Young tras el de 2011, demostrando que hay vida más allá de las bolas rápidas de 95 millas por hora. Ahora como pitcher más completo, seguirá liderando por el ejemplo en los campos y no es descabellado pensar que volverá a optar a otro galardón, que seguro que su novia Kate Upton tiene ganas de anunciarlo a los cuatro vientos... o algo así.

Comerica Park: Una forma perfecta de ver el béisbol

En la decadencia que vive Detroit desde hace décadas, es complicado ver algo bonito en la ciudad, y menos en el downtown, pero el Comerica Park es una joya escondida. Está bien pensado, bien ejecutado y situado entre otros edificios emblemáticos como el Ford Field y el Fox Theater. A medida que te acercas, ves el exterior de ladrillo, las torres de luz y las grandes esculturas de jugadores a la entrada. Dentro, el juego se ve de forma casi perfecta desde cualquier punto del parque, sin perder un segundo de la acción.

Los diestros se benefician

No se parece en nada al que se estrenó en 2000. Ahora se trata de uno mucho más neutros para los bateadores aunque los diestros se ven más beneficiados por el espacio que hay en el centro-derecha y favorece los hits de bases extra que se puedan producir.

 

DESCARGA EL PDF DE LA PREVIA DE LOS DETROIT TIGERS.

0 Comentarios

Normas Mostrar