PÁDEL

El pádel bate su récord y Paquito rompe una barrera

En un IFEMA con 5.050 espectadores, el sevillano se convirtió en el primer 'maestro' español. Junto a Sanyo Gutiérrez, batieron a Mieres y Lamperti.

El pádel bate su récord y Paquito rompe una barrera
Javier López EFE

Entrevista Paquito Navarro

El Máster Final de la temporada acabó en Madrid coronando al sevillano Paquito Navarro como el primer maestro originariamente español en un deporte que siempre han dominado en hombres los argentinos (más el brasileño Pablo Lima).

En la parcela femenina es otra historia, porque ahí mandan las españolas, y las Gemelas Sánchez Alayeto recuperaron el título frente a las números uno de la temporada, Marta Marrero y Alejandra Salazar, que lo ganaron en 2015.

Paquito Navarro, el mejor jugador nacido y formado en España de la actualidad, el sucesor del madrileño Willy Lahoz, disfrutó como pocas veces en el IFEMA, donde se estableció el récord de espectadores en un partido (5.050). Hasta ahora no tenía ningún Máster Final en su historial, mientras que su compañero, el argentino Sanyo Gutiérrez, ya contabilizaba dos con Maxi Sánchez de pareja. Enfrente, la pareja número cuatro del ránking, colocada en la final por su calidad y por la retirada el sábado de un enfermo Lima que no pudo acabar el partido con Fernando Belasteguín, Juani Mieres (argentino con pasaporte español) y Miguel Lamperti (argentino).

Sin fallos de Paquito

El sevillano, practicamente sin fallos en una final con muy pocos errores no forzados, se mostró agresivo como siempre, y con la colaboración de un formidable Sanyo, no dieron opción a sus rivales, 6-3 y 6-4, demostrando que la pareja número dos del mundo está capacitada en 2017 para dar guerra por la primacía del ránking.

“Hemos ganado en una final muy dura a una gran pareja, porque Lamperti y Mieres también han hecho un gran partido decidido por pequeños detalles”, decía el Sevillano, “muy feliz con este Máster” que redondea la temporada.

Las gemelas Alayeto, maestras

En la final femenina, las Gemelas Sánchez Alayeto, Mapi y Majo, tenían un objetivo: ganar a las que esta temporada las han desbancado del primer puesto del ránking, que el año pasado también les ganaron el Máster, y que llevaban cuatro meses sin ceder un set. Y sí, fueron mejores que Alejandra Salazar y Marta Marrero, que habían llegado a la final sin la presión de las Gemelas, que en las semifinales estuvieron con la eliminación al cuello.

Dominaron las jugadoras aragonesas el primer set porque entraron antes en el partido, con 6-2. Lo cierto es que Alejandra no se ha encontrado cómoda en Madrid durante toda la semana, y aunque en la segunda manga recuperó la fuerza con la extenista Marta Marrero, con polémica arbitral incluida en el décimo juego que pudo cambiar el rumbo del partido (tradicionalmente las Gemelas acusan esas situaciones), esta vez no, y Mapi y Majo se apuntaron el set y el partido por 7-6, con facilidad en la muerte súbita. Nuevas maestras.

“La fuerza mental nos ha permitido ganar el Máster. Veníamos de jugar partidos muy complicados, como el de las semifinales, eso nos ha dado fuerza, y nos hemos sentido muy cómodas en la pista”, comentaba Majo al final el choque, con la satisfacción de derrotar a las número uno, avisar de que el año que vienen volverán a dar guerra, y de que no están en declive.