BOXEO

Adiós triunfal de 'El Chatarrero' y 'El Chato', al hospital

Benítez expuso el Nacional superwélter: se rompió la mano derecha y tuvo que ser operado de un hematoma en el cerebro. Kerman, ídolo local, volvió a ganar.

Adiós triunfal de 'El Chatarrero' y 'El Chato', al hospital

Unas 8.000 personas se reunieron en el BEC para asistir a una larga velada con un momento estelar con enorme susto: el de la victoria del aclamado Javier García Roche 'Rey Chatarrero', que se retira del profesionalismo, sobre el marbellí Antonio 'El Chato' Benítez, que ponía en liza el Campeonato de España superwélter con sus diez victorias y tres por la vía del cloroformo. Todo acabó en drama, porque en el décimo, cerca del repique final, una serie de derechazos con remate de zurda de Javier reventaron al campeón, que fue cayendo de espaldas como un saco. Se vivieron momentos tensos, con amigos y familiares echando en cara al aspirante su forma de larvar el KO, Se le inmovilizó, se le giró porque vomitaba e incluso se le tuvo que suministrar oxígeno. En su retirada, el silencio era sepulcral, mientras la ambulancia salió a a toda velocidad haciendo sonar la sirena. Permanece ingresado en el hospital de Cruces, donde ha sido operado de un hematoma en el cerebro y su vida no corre peligro, según los doctores.

Era el combate estelar del evento Masters Series. El Chato se confió en exceso ante un rival que se las sabe todas, que quería poner el colofón a su carrera de la mejor forma posible. Salió muy superior, dando sensación que que podía enviar a Javier Javier García Roche a la chatarrería del olvido, pero se rompìó la mano derecha y con una sola herramienta le costó hacer doblar las piernas del excéntrico púgil catalán, que, con su bigote Movember, salió ataviado con indumendaria ajedrecística, un "Dios me ama" detrás, y una ikurriña y el escudo del Barça en el calzón. El árbitro llevaba tiempo sin subir a un cuadrilátero y perdió la oportunidad de ser equilibrado en un par de pasajes. Como cortar dos impactos tras la campana de asalto. Durante toda la velada, el 'Chatarras' metió la cabeza en el pecho de Benítez, le encimó, no le dio distancia y le fue minando la resistencia. Y eso que éste salió como un titán a por un púgil aclamado por la platea. Roche tiraba del crochet de izquierda y derecha con mayor potencia de lo habitual. Es un púgil guerrero que se deja hasta la última gota de sangre, el mediático de los guantes por su defensa de los animales (especialmente los perros) y su carisma. 

Javier García Roche nació en Barcelona en 1982 en el seno de una familia humilde. Su padre era chatarrero y su madre limpiaba casas, labor que ejercía a escondidas. Como él mismo reconoce, el boxeo le salvó de las drogas y la delincuencia en su adolescencia. Por ello, compagina su trabajo como chatarrero con su ayuda a los jóvenes que viven los peligros de la calle. Así, en su Chatarres Palace, el gimnasio conocido como "el club de la lucha español", Roche ofrece desinteresadamente preparación en este deporte.

La velada, con momentos irregulares, también recogió cómo Kerman Lejarraga se deshacía por KO tecnico en el cuarto asalto del georgiano Koba Karbashadze. Esquivó bien éste, pero las duras manos del vizcaíno acabaron por arrodillarle y pedir árnica. le dio abajo y el árbitro paró la pelea. Por tanto, el Revólver completa su inmaculado currículo profesional hasta las 18 victorias consecutivas, 14 de ellas por KO. Su idilio con el público es innegable. Su pegada y su carisma hicieron bramar a los ocho mil fieles del recinto de Barakaldo. Ningún púgil español invicto tiene en la actualidad un porcentaje de nocáuts por encima del 75% con tantas peleas disputadas. 

En los previos Isaac Chaca Real noqueaba en el quinto, tras detener el arbitro la pelea con dos cuentas de protección, a su rival Santos Medrano, en el arranque de la traca final de boxeo del MMA Masters Series. El luchador catalán, que se incorporó al evento a última hora tras caérsele el campeonato de Europa del súperwelter ante el actual poseedor del título, Cedric Vitu, en Francia, cuajó buenos desplazamientos, y brilló con el crochet de izquierda combinado con upper de derecha por parte del integrante de 'Rosa Rosario'. En el quinto asalto una diestra con forma de crochet a la cara reventada de Medrano hizo que el árbitro parase el combate. Eso fue, justo antes de que Sandor Martin, un doble campeón del mundo Junior que salió al ring entre ovaciones con ikurriña, camiseta y hasta bufanda del Athletic, se deshiciera de Valentyn 'el Sable' Golovko en un feo combate. El catalán, que llevó ligeramente la iniciativa, se impuso a los puntos tras un debate soso que le sirvió para seguir invicto. La velada comenzó con la esperada revancha en boxeo olímpico entre Ieltxu 'Martillo' Lahuerta y Alejandro 'El Chiquitín' Martínez . El púgil de MGZ logró resarcirse del KO que hace un año le hizo el madrileño tras ganarle todos los asaltos. Ganó los tres asaltos y se proclamó justo vencedor.

En kickboxing (en la modalidad de K1) Mikel Sortino conectó aseado ante Haritz Marín. A Haritz López de la Calle le duró medio minuto el oyonés Fernando 'El Toro' Gandarias. Nacho 'El Dragón' Valdes' metió bien la derecha ante Aratz 'Kamikaze' Garmendia, más una ráfaga en el suelo, que acabó en K.O. La que no pasará a la posteridad fue la pelea entre Wesley de Jesus y Haritza 'The Smashing Machine' Larrinaga . Aguantaron poco tiempo arriba y tras un largo minuto en el suelo, el árbitro paró el combate por un agarrón en el pie que la afición no entendió. César Cordoba tragó  varias duras manos del letón Rikards Bolutniks en un duelo de pesos pesados, y el cazador duró un suspiro en su estreno en Euskadi.