Competición
  • Euroliga
  • Clasificación Eurocopa
Euroliga
Alba Berlin ALB

-

Estrella Roja RED

-

Zalgiris ZAL

-

Panathinaikos PAN

-

B. Munich MUN

-

Olympiacos OLY

-

Asvel Villeurbanne AVI

-

Anadolu Efes IST

-

PREMIOS

5 jugadores que aspiran al MVP de la Liga Nacional

En la carrera por averiguar quién va a ser el más valioso en la liga senior, el plantel de contendientes no anda escaso en calidad ni en cantidad.

5 jugadores que aspiran al MVP de la Liga Nacional
JONATHAN DANIEL AFP

Tal como realicé hace ya algunos días en relación con el escenario que se baraja en la Liga Americana, es momento de abordar la situación del MVP en la Liga Nacional. Al igual que conté entonces, es habitual que la balanza se termine desequilibrando definitivamente durante el mes de septiembre, una historia que siempre enriquece mucho la elección de un jugador u otro como “aquel que lleva en volandas a su equipo hasta la clasificación para los playoffs”.

Esto es muy posible que se dé en la Liga Americana, en la que más allá de los méritos deportivos que son extraordinarios entre los cinco candidatos que mencioné, ya que la clasificación o no para los playoffs suele ser determinante al igual que pertenecer a un equipo con récord positivo. Ese será el gran hándicap de Mike Trout, que tiene el mejor OPS (la suma entre el OBP y el slugging) de toda su carrera… y que le servirá para acumular una segunda, tercera o cuarta posición en la votación. Así es de injusta es la vida.

Sin embargo, no parece que esta situación también se produzca en la Liga Nacional, en la que vamos a mencionar a cinco candidatos y es que cuatro de los cinco van a estar en playoffs con casi total seguridad, mientras que el restante habrá hecho méritos más que suficientes, pero se quedará con la miel en los labios.

*Kris Bryant – Tercera base/Outfielder/Primera base y más (Chicago Cubs)

La progresión de Bryant es sencillamente espectacular. De ser el novato del año en 2015 a ser considerado el favorito unánime para hacerse con el MVP de la liga senior en su primer año completo en la competición. ¿Por dónde empezar? Hagámoslo por sus números ofensivos. La línea de Bryant es .307/.403/.590. Eso corresponde a media de bateo, OBP y slugging. Ver algo así en un candidato a MVP es para caerse casi de espaldas. Lleva 36 home runs y 91 carreras impulsadas, siendo primero y cuarto en su liga respectivamente. Es el primero a la hora de anotar carreras de toda la competición. Esto es casi un no parar. A este ritmo, lograría 136 carreras, 188 hits, 390 dobles, 44 home runs y 111 carreras impulsadas. Con todo esto, no es lo que más me llama la atención sino la inmensa polivalencia que ha dado al equipo, puesto que salvo catcher, pitcher y segunda base, ha jugado en todos los puestos. Eso es un balón de oxígeno inmenso para un técnico como Joe Maddon al que le gusta explotar todos los resquicios posibles y es que Bryant no ha acabado en la misma posición que ha empezado en los partidos en más de un 25% de las ocasiones. Su WAR de 7.0 según Baseball Reference le sitúa como el mejor de toda la Liga Nacional… y sería casi quinto en la Americana. Haceos a la idea de cómo está el asunto por allí.

*Daniel Murphy – Segunda base (Washington Nationals)

Que levante la mano quien piense que el candidato al MVP de los Nationals iba a ser otro que no se llamara Bryce Harper. En un año de bajón por parte del ganador unánime de la temporada pasada, Murphy ha sido como un regalo caído del cielo. Ha venido liderando la Liga Nacional en media de bateo, pero ha cedido espacio ante el empuje de DJ LeMahieu, que le gana por .345 sobre .341. No es sólo la marca de bateo, sino lo vital que está siendo para cubrir el año ‘flojo’ de Harper, liderando la liga en dobles con 38, un OBP de .384 y también marca el ritmo en slugging con un .600. En resumen, es el que más daño hace cuando batea, más allá de sus 25 home runs y 98 carreras impulsadas. Puede y debe ser la gran alternativa a Bryant, y se puede beneficiar de un gran final de año, que le permita ganar el título de media, al igual que la gran temporada de Bryant y Rizzo haga que se repartan los puntos… y que el beneficiado sea Murphy. Su defensa le penaliza y no poco.

*Anthony Rizzo – Primera base (Chicago Cubs)

Se puede considerar que la vida puede llegar a ser injusta cuando con la inmensa temporada que está realizando Anthony Rizzo, no vaya a ser a hacerse con el premio y el reconocimiento que conlleva, porque el enemigo está en casa. La progresión de Rizzo es absolutamente fabulosa en todas las facetas del juego y su defensa nos ha proporcionado imágenes para el recuerdo, lidiando con la lona o capturando la pelota en lo alto del muro de ladrillos. Con tanto diestro en ese turno, añade un equilibrio fundamental al ataque de los Cubbies. Lleva 37 dobles, 26 home runs y 93 carreras impulsadas. Su gran año puede tener un efecto contraproducente en la candidatura de Bryant.

*Corey Seager – Shortstop (Los Ángeles Dodgers)

Nadie podia pensar que la evolución y el impacto de Corey Seager iba a ser tan intenso en los Dodgers. Ni decirlo tiene que se va a hacer de calle con el galardón al mejor novato del año y podría unirse a Fred Lynn y a Ichiro Suzuki como alguien que irrumpe en la liga con tanta intensidad, ganando también el MVP. Ha sido el bate más consistente de los Dodgers durante todo el año y su línea de .315/.375/.532 es más espectacular todavía si se tiene en cuenta que es un shortstop, posición en la que prima la defensa, que por cierto ha sido mucho mejor de lo que se anunciaba. Va camino de llegar a los 200 hits y a los 45 dobles y a los votantes les encanta los sólidos candidatos que juegan por el centro, al igual que ocurrirá lo mismo con otro enorme shortstop llamado Brandon Crawford.

*Nolan Arenado – Tercera base (Colorado Rockies)

Si el récord de su equipo no contara, Nolan Arenado estaría muchísimo mejor considerado de cara al MVP. Sin embargo, al igual que en el caso de Trout, va a estar igualmente penalizado aunque no cuente con el mismo cartel que la superestrella de los Angels. Arenado ha demostrado que no es un producto exclusivo del Coors Field, que siempre es una bendición para los bateadores. Es verdad que su OPS es significativamente mejor en casa (1067) que como visitante (.832), pero tampoco es que pase de ser Dr. Jekyll a Mr. Hyde. A sus 25 años, es el jugador franquicia de los Rockies, que tendrán la difícil labor de convencerle que siga en sus filas mientras le rodean de piezas válidas. Si no pasa nada raro, superará los guarismos del año pasado y comparte el honor de ser el mejor pegador de la Nacional con Bryant (36 home runs) y es el que más carreras ha impulsado en toda la competición con 115. Más pronto que tarde, tendrá su oportunidad de ganar un MVP, aunque puede que no sea en 2016.