Cinco cosas que pienso

Colin Kaepernick se equivoca

Los años en que deportistas como Jackie Robinson no podían practicar el béisbol en la MLB, debido al color de su piel, han pasado.

Colin Kaepernick se equivoca

Lo siento si alguien no está de acuerdo, pero la era de Martin Luther King ha quedado en el pasado. Por supuesto que siguen habiendo situaciones desagradables y actitudes racistas pero, en lo general, Estados Unidos es un país en donde se promueve el respeto por todos, el país de las grandes primeras, segundas y terceras oportunidades.

Los años en que deportistas como Jackie Robinson o Roy Campanella no podían practicar el béisbol en las Ligas Mayores, debido al color de su piel, han pasado. Las reivindicaciones de Jim Brown o del mismísimo Jessy Owens, en su propio país, no tendrían hoy en día sentido.

¡Cuántos americanos de raza negra, cuántos de origen hispano, chino o japonés han triunfado en Estados Unidos en el mundo del deporte, los negocios o la política! Todo es cuestión de querer, todo es cuestión de intentarlo con toda la fuerza de que uno es capaz.

Colin Kaepernick, quarterback de los San Francisco 49ers, está en todo su derecho de no levantarse cuando suene el himno del país que lo vio crecer, del país que lo ha visto hacerse millonario. Los derechos de expresión en Estados Unidos permiten a sus ciudadanos hasta quemar su propia bandera, si les viene en gana, pero Kaepernick se equivoca. Se equivoca rotundamente y lo hace, además, en los momentos más bajos de su carrera, durante una pretemporada en la que solo ha completado dos pases de los seis que ha intentado, después de una campaña 2015 aciaga en la que únicamente pudo lanzar seis envíos de touchdown en nueve partidos.

Jim Harbaugh se la jugó a los 49ers al reemplazar a Alex Smith por Kaepernick en una medida que funcionó en el cortísimo plazo, pero no en el medio, dejando a San Francisco hipotecado para muchos años. Eso sí, con Harbaugh ya en Michigan. Kaepernick hizo funcionar el ataque californiano mientras utilizó su sensacional habilidad para correr, pero la precisión en sus pases deja mucho que desear, situación por la que no debería extrañarnos en lo más mínimo que sea relegado a la suplencia por el recién llegado Chip Kelly.

Quizá Kaepernick pronto no pueda ponerse de pie al oír el himno de los Estados Unidos, simplemente porque no tendrá equipo con el cual escucharlo. Siempre me asalta la duda de por qué no hizo este gesto tan poco patriota justo cuando los 49ers, con él como titular, disputaron la Super Bowl.

Cinco cosas que pienso:

1. Pienso que Tony Romo tendría que dejar la práctica activa del fútbol americano antes de que tenga que lamentarlo. Su espalda está hecha trizas.

2. Pienso que, tras ver el hambre con la que jugó Tom Brady antes los Carolina Panthers, podemos concluir que está ya contando los días, horas y minutos que faltan para que llegue la Semana 5 y pueda volver a defender los colores de los New England Patriots en un partido oficial.

3. Pienso que la pequeña demostración que realizaron en la tercera semana de pretemporada Ben Roethlisberger y Antonio Brown ha dejado petrificado a más de uno de sus rivales directos.

4. Pienso que los números de Jared Goff, primera selección del draft, en la pretemporada son bastantes tristes: 16 pases completos en 33 intentos, un envío de touchdown y dos turnovers.

5. ¿Mark Sanchez a los Dallas Cowboys, a algún otro equipo? Pienso que el quarterback elegido por los New York Jets en la primera ronda del draft de 2009 (quinta selección total) se ha convertido en uno de los grandes nómadas de la NFL.