Dallas Cowboys

Romo tiene una vértebra rota y se perdería de 6 a 10 partidos

El quarterback de los Dallas Cowboys sufrió una rotura de su vértebra L1 y, aunque no necesitará cirugía, deberá ser sustituido por el novato Dak Prescott.
Patriots-Eagles: Super Bowl LII en vivo

Romo tiene una vértebra rota y se perdería de 6 a 10 partidos
OTTO GREULE JR AFP

Definitivamente, Tony Romo parece víctima de una maldición. Hoy se ha confirmado que tiene una fractura por compresión de su primera vértebra lumbar (L1) y que podría perderse entre seis y diez partidos de temporada regular aunque no será necesaria cirugía. Sin embargo, algunas fuentes afirman que los Cowboys no han descartado todavía que el jugador pudiera comenzar la temporada, quizá con la ayuda de inyecciones epidurales, como las que se utilizaron para que pudiera jugar en 2013, cuando sufrió una hernia de disco también en la misma zona lumbar.

La lesión se produjo en la tercera jugada de la primera serie ofensiva de los Cowboys frente a los Seahawks, cuando Romo intentó hacer un slide para evitar que los rivales le golpearan tras arrancar a correr con el balón, con tan mala suerte que Cliff Avril le placó por detrás en el momento en que el quarterback comenzaba a deslizarse, y todo el peso de su cuerpo cayó sobre la parte baja de su columna vertebral.

Tony Romo ya se perdió el año pasado prácticamente toda la temporada tras sufrir dos fracturas de clavícula, pero ya lleva arrastrando problemas con su espalda desde hace varios años. Sin embargo, El golpe que sufrió en el partido, muy feo, probablemente habría tenido las mismas consecuencias para cualquier otro jugador y no tiene por qué ser consecuencia de su aparente fragilidad en los últimos tiempos.

Una espalda muy dañada

El problema para los Cowboys es que la peor de sus pesadillas se ha confirmado. Aparecían como favoritos de su división siempre con el latiguillo de “si Romo se mantiene sano”, ante su incapacidad para disputar unas pocas jugadas sin sufrir una lesión, y esta vez solo necesitó tres snaps para quedar noqueado. Si a eso le sumamos que su nueva lesión, una vértebra rota, se ha producido justo en la parte de su cuerpo más resentida tras años de football, quizá haya que ponerse en el peor de los casos y suponer que si se confirman esas de seis a diez semanas, que significan media temporada de baja, puedan acabar siendo muchas más.

La consecuencia inmediata será que Dak Prescott, un rookie de 23 años, elegido en cuarta ronda del draft y procedente de Mississippi State, será salvo sorpresa, y si se confirman las peores noticias, el quarterback titular de los Cowboys en la semana 1 de temporada regular, algo que sus aficionados pueden ver con optimismo después de que Prescott se haya convertido en el protagonista de la pretemporada de la NFL. El jugador ha tenido un arranque fulgurante después de dos partidos impresionantes, y otro frente a Seattle en que no brilló tanto, pero sí supo hacer con solvencia su trabajo. Sin embargo, Prescott, pese a su desparpajo y atrevimiento, ha demostrado también que necesita mejorar muchos aspectos de su juego para ser consistente semana a semana y estas historias de la ‘Cenicienta’ muchas veces terminan en pesadilla tras la duodécima campanada.

Después de meses hablando de Goff, Wentz y Lynch, los tres quarterbacks elegidos en primera ronda del draft, lo más probable es que Prescott pueda llegar a ser el único pasador rookie que empiece la temporada como titular, por una lesión de Romo que en realidad todos esperábamos, aunque no de esta manera.

Los Cowboys van a necesitar toda la magia de su línea ofensiva, de Ezekiel Elliott y Dez Bryant arropando a Dak Prescott, para que esta nueva lesión del frágil Romo no dé al traste con su temporada por segundo año consecutivo.