Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Euroliga
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Bundesliga
Ligue 1
Niza Niza NIZ

-

PSG PSG PSG

-

Euroliga
Olympiacos OLY

-

Zenit San Petersburgo ZEN

-

PREVIA TEMPORADA 2016

Previa AFC Este 2016: El día de la marmota

Los Patriots intentarán mantener su rol dominante, a los Jets les toca el de prometedor aspirante, los Bills serán los locos y los Dolphins, la comparsa.

Previa AFC Este 2016: El día de la marmota
Jim Rogash AFP

Llegará un día, ojalá más pronto que tarde, en el que las previas de la AFC Este dejen de ser copias recicladas año tras año. Sí, cada temporada hay cosas nuevas que contar: quién es el entrenador que debuta en la división, qué quarterback estrena titularidad o qué problemas tendrán los campeones para repetir título. Pero al final del día la historia siempre se repite: los New England Patriots dominan la AFC Este a su antojo.

Esta vez ni siquiera son nuevos los contratiempos que afrontan los de Bill Belichick. El caso ‘Deflategate’ sigue coleando y, parece que esta vez sí, Tom Brady cumplirá los cuatro partidos de sanción que le impuso la NFL el año pasado. Aunque finalmente no fue efectiva, los Patriots tuvieron que prepararse, al menos durante unas semanas, para la titularidad de Jimmy Garoppolo.

La preparación no rebaja el reto al que se enfrentan en el primer mes de competición. Tienen tiempo de sobra para recuperar el terreno perdido si las cosas no funcionan con Garoppolo pero se trata de una situación que puede afectar al devenir del equipo. Por primera vez en muchos años, los Patriots serán una verdadera incógnita, con un QB distinto de Brady liderando su ataque.

Precisamente su línea ofensiva es el otro problema con el que tendrán que lidiar esta temporada. No es algo nuevo. Ya van varios años en los que esta es la unidad que presenta más dudas y la que les ha lastrado en momentos importantes (recordemos el abuso de la defensa de Denver en la final de conferencia). Un grupo hecho a base de parches que cuenta con un extra de confianza gracias al regreso de Dante Scarnecchia, entrenador de OL hasta 2013 y culpable del buen rendimiento de la unidad hasta entonces.

Siguiendo con el modelo habitual de previas de la AFC Este, ahora toca hablar del candidato a luchar con los Patriots. Esta vez le toca a los New York Jets después de quedarse muy cerca la temporada pasada. Tras una larga y complicada offseason, con negociaciones eternas para terminar renovando a última hora a Muhammad Wilkerson y Ryan Fitzpatrick, los Jets vuelven a presentar batalla con los mismos argumentos y prácticamente la misma plantilla.

Con el regreso de Fitz, las únicas novedades en ataque son Matt Forte en el backfield y Ryan Clady en la línea ocupando el lugar que deja el mítico D’Brickashaw Ferguson con su retirada. Necesitan que Clady y sus compañeros de la OL mejoren el rendimiento de 2015 si quieren que la ofensiva dé un paso adelante. Y darle tiempo extra a un tipo de gatillo fácil como Fitzpatrick nunca viene mal.

En la defensa se mantiene la base, con el trío de la línea formado por Wilkerson, Sheldon Richardson y Leonard Williams llevando la voz cantante. Las novedades llegan entre los cornerbacks, Marcus Williams y Dee Milliner serán los acompañantes de Revis; y ente los linebackers, con los rookies Darron Lee y Jarvis Jenkins aportando ese punto de velocidad y dinamismo que hacía mucha falta.

El equipo de Todd Bowles está en condiciones de volver a plantar cara en la división e incluso ser contendiente en la conferencia pero dependen de que Fitzpatrick, como mínimo, mantenga el nivel. Tienen las piezas adecuadas en posiciones importantes pero dudas en la más decisiva. O son capaces de esconder los errores de su quarterback o volverán a quedarse cortos.

Continuamos nuestro por viaje por el pasado, presente y futuro de la AFC Este con los Buffalo Bills y un personaje que parece ligado permanentemente a la división: Rex Ryan. Su primera temporada en Buffalo fue un fracaso, peor record que el año anterior, desmontando una defensa que había sido Top5 y en general muy lejos de lo esperado con su fichaje. Ahora, sin las excusas de que la plantilla no estaba hecha a su medida, veremos si los Bills dan el nivel.

Lo van a intentar con el mismo ataque de 2015. La línea es el punto fuerte de una ofensiva que lidera LeSean McCoy. El juego de pase seguirá siendo un complemento para la carrera, como le gusta a Rex, y por eso no han reforzado ni el puesto de QB ni el de receptor. Tyrod Taylor, reforzado por su nueva contrato, debería cimentar su juego en las buenas sensaciones que dio el año, mateniendo así su puesto de titular a buen recaudo.

En defensa, los refuerzos llegaron en el draft pero ni siquiera llegarán a pisar el campo los dos primeros elegidos: Shaq Lawson fue operado del hombro y hasta noviembre no podrá entrenar y Reggie Ragland se rompió el cruzado en el training camp. A estas malas noticias hay que sumarle la suspensión de cuatro partidos de Marcell Dareus. Esto deja la defensa de Rex en manos de los de siempre (Stephon Gilmore, Kyle Williams, Jarry Hughes, etc.) que tendrán que elevar su propio nivel y el del resto para volver a ser una unidad dominante.

Para cerrar la división, falta el equipo en reconstrucción, otro clásico de la AFC Este. En esta situación han estado recientemente Jets y Bills pero son los Miami Dolphins los que viven en un perpetuo estado de renovación. Han sido tantos los proyectos quemados que cuesta creer en esta franquicia que aún sigue anclada en el pasado y sin rumbo fijo.

El líder de esta nueva etapa será Adam Gase, el gurú ofensivo y susurrador de QBs de las últimas temporadas. Discípulo de John Fox, dice mucho de Gase que rechazara ofertas de head coach hace un año para seguir una campaña más como coordinador ofensivo de Fox, en Chicago. Ahora, con la experiencia de coger un equipo como los Bears, se planta en Miami con el reto de hacer de los Dolphins un equipo sólido y competitivo. Palabras mayores.

Y lo hará con una plantilla diezmada. Los Dolphins decidieron empezar de cero esta offseason al dejar marchar a jugadores como Rishard Mathews, Lamar Miller y Olivier Vernon. Una decisión controvertida porque es cierto que comienzas el nuevo proyecto sin lastres económicos pero pierdes talento propio, yendo en contra de una de las máximas de la NFL. Esto unido a una agencia libre sin grandes fichajes ha dejado un roster en el que apenas hay cuatro o cinco jugadores verdaderamente consolidados.

Así que el trabajo de Gase será fundamentalmente establecer unos pilares para el futuro a corto y medio plazo. Hay un número de jóvenes con potencial elevado. Destacan los receptores, con DeVante Parker listo para acompañar a Jarvis Landry, los linebackers, atención a la pareja Kiko Alonso-Jelani Jenkins si consiguen mantenerse sanos; y por supuesto Ryan Tannehill, que tiene la oportunidad de consolidarse en el segundo escalón del ranking de QBs con Gase a su lado.

Como diría Rust Cohle, protagonista de la primera temporada de True Detective: “Time is a flat circle” y la AFC Este está lista para volver a empezar. Los Patriots seguirán en su rol dominante, luchando contra sí mismos, mientras sus rivales se reparten los papeles secundarios. A los Jets les toca el de prometedor aspirante, los Bills serán los locos capaces de cualquier cosa y los Dolphins la comparsa que solo aspira a mejorar poco a poco.