RÍO 2016 | ATLETISMO

Andre De Grasse corrió su primer 100 con unas Converse

El canadiense, heredero natural de Usain Bolt, bronce en el hectómetro y plata en los 200, se lleva muy bien con el ídolo jamaicano y quiere seguir sus pasos.

Andre De Grasse corrió su primer 100 con unas Converse
EFE

Atletismo en los Juegos Olímpicos Río 2016 en vivo online

Andre de Grasse, con su bronce en 100 y su plata en 200, se ha consagrado en estos Juegos como estrella del atletismo mundial y, según advierte, como heredero natural del mismísimo Usain Bolt, con quien se lleva de maravilla desde que se conocieron el pasado mes de enero. “Él siente que yo soy el siguiente y trato de vivir conforme a eso”, ha dicho De Grasse en Río. “Va a ser bueno, corre como yo, sale lento de los tacos pero cuando se pone en marcha, se pone”, avisó el Relámpago.

Nacido hace 21 años en Scarborough, Ontario, creció en Markham donde se inició de una manera curiosa en el atletismo por influencia de su madre, Beverley, que había sido atleta colegial en Trinidad y Tobago. Con 16 años, se presentó a una carrera de 100 con pantalones de baloncesto y zapatillas Converse de paseo. Y sin usar tacos para la salida paró el crono en 11 segundos. Así llamó la atención de su futuro entrenador, Tony Sharpe. En 2015 hizo 9.75 en 100 y 19.58 en 200, marcas no acreditadas en la NCAA por conseguirlas con más de dos metros por segundo de viento a favor. Es el único canadiense que ha hecho -10 (9.91) y -20 (19.80) en esas distancias.