PIRAGÜISMO

Marcus Cooper Walz, medalla de oro en K-1 1000

El piraguista español ganó al checo Dostal y al ruso Anoshkin y suma la cuarta medalla de oro de la delegación española tras los de Chorraut, Mireia Belmonte y la pareja Nadal-López.

0

ASTV

Juegos Olímpicos Río 2016, hoy 17/08/2016 en directo

Nació en Oxford hace 21 años, vino a España con tres meses, en Portopetro (Mallorca) se le puede confundir con un guiri cuando pasea, por sus profundos ojos azules, cabello rubio finísimo y un torso imponente. Pero cuando cuenta cómo ha conseguido ser campeón olímpico de K1 1.000 no hay ni rastro de acento inglés (su padre es británico) ni del alemán de su madre. Marcus Cooper Walz es un mallorquín que desde hoy ya no podrá pasar inadvertido: es campeón olímpico en K1 1.000.

Marcus Cooper Walz medalla de oro K1 1000

Marcus tiene una mirada que hiela. “Es un tío tranquilo”, le define Narciso Suárez, responsable de las categorías inferiores de la Federación Española, que vio la carrera “al borde del infarto porque siempre compite así, con un final impresionante”. Por eso consiguió “desconectar” la noche previa. Repasó con Luis Brasero, su técnico, la estrategia que le debía llevar al oro. Se puso en manos de su fisio David Rivera (“si no, hubiera estado hoy hecho un nudo”). Y se dijo que por qué no podía hacer el mejor 1.000 de su vida.

Marcus Cooper lo logró con una salida rapidísima (segundo a los 250 metros), un hundimiento que no fue tal (5º en el 500) y una remontada prodigiosa que le llevó a 2 segundos de la cabeza en el 750 y a la gloria en el último tramo. Paró el crono en 3:31.447, miró a los lados y no vio a nadie. Detrás, el checo Josef Dostal (3:32.145) y bronce el ruso Roman Anoshkin (3:33.363). “¡Una pasada!”.

Cooper venía con el crédito de grandes resultados en categorías inferiores, pero en la distancia de 500, y su vista estaba más en el 2020. Entró en los Juegos tras una reasignación de plazas continentales tras el Preolímpico de mayo y, tras recrear en Ourense en los dos últimos meses las condiciones de calor y humedad de Río, decidió que para qué iba a esperar cuatro años. Es campeón olímpico.

Marcus se mostró muy contento al término de la prueba: "Fue la carrera de mi vida, estoy alucinando".

Así está el medallero de los Juegos Olímpicos de Río 2016