ESPAÑA 109-LITUANIA 59

España recupera identidad ante Lituania y se la jugará con Argentina

La Selección española, liderada por Pau Gasol (23 puntos para 34 de valoración), realizó su mejor partido de los Juegos Olímpicos de Río. El lunes, ante Argentina (00:00).Argentina-Canadá en vivo

Río de Janeiro

RTVE

España vs Argentina en vivo online

Puede que la selección española de baloncesto todavía haya llegado a tiempo a Río. Sabiéndose al límite, sacó un partido de esos que han convertido a esta generación en interminable. Ganó con amplitud a una Lituania con poquísima tensión, sigue con vida y depende de sí misma para estar en cuartos. Para ello, eso sí, está obligada a ganar a Argentina, un grupo de héroes liderados por Ginóbili, Scola y Nocioni que tiene un corazón que no le cabe en el pecho pero que nunca ha podido con España, ni siquiera cuando Chapu lo tuvo a tiro de triple en Saitama, en la fina línea entre el todo y nada por la que también circulará la selección el lunes. Abróchense los cinturones.

Sergio Llull y Gasol lideran a España

En el primer cuarto, España recuperó niveles de intensidad defensivos olvidados en los tres primeros partidos del torneo. El asunto se tradujo en ocho pérdidas de Lituania y sólo once puntos de los de Kazlauskas. Apareció en escena Llull, que dio un paso al frente y dijo aquí estoy yo. A lomos del menorquín y de Gasol, muy responsabilizado, cabalgó España. Estuvo al fin concentrada la Selección, con una sensación de confianza que no había dado días anteriores. 26-11. En el segundo cuarto, más. Esta vez, Ricky. En pleno proceso de autoafirmación, el base de El Masnou aprovechó el laberinto en el que Scariolo metió a Lituania con sus defensas para correr y generar puntos fáciles. Esta vez, hasta encontró el aro, qué fabulosa noticia para España. Cada pieza hizo lo que le exigía el guión. Clave, los intangibles de los que presumen los puristas que le defienden. Al descanso, la máxima diferencia del partido: 48-29.

España regresó del vestuario tras el descanso con la temperatura adecuada. El termómetro fue Pau Gasol. Sáez, que se sacó una secuencia de tres triples consecutivos que resolvieron el partido. Abrió los brazos Gasol, aquí estoy yo, y la diferencia creció hasta el infinito. No es momento de lamentar el tapón de Saric ni el palmeo de Marquinhos. España está en el alero y no puede fallar.