HALTEROFILIA | LYDIA VALENTÍN

"Este bronce me sabe a oro"

La española habló tras la conclusión de la final de halterofilia y se mostró muy emocionada por la consecución de la medalla.

"Este bronce me sabe a oro"
Getty Images

Estando recuperada, habría sido segunda

Aún emocionada por conseguir el bronce en la categoría de -75kg de halterofilia, Lydia Valentín disfrutaba de su momento en un recinto de Riocentro que comenzaba a despoblarse.

¿Utilizó una táctica más conservadora?

La táctica la lleva el entrenador. Él es quien me marca los movimientos y lo que hay que hacer, y yo tengo fe ciega en él. Siempre hemos trabajado así. Sinceramente, no he llegado en el mejor momento posible porque me lesioné y hace unos meses que no sabía si podría competir en estos Juegos. El proceso de recuperación fue bien, mejor de lo esperado y sabía que llegaba dispuesta a pelear por las medallas. No estoy como hace 12 meses cuando estaba mejor. Estoy contenta por este podio, por volver a la competición y porque todo haya salida según lo previsto.

Parece que ni ha sudado...

(Sonríe). Voy perfumada siempre y me pongo tanto rimel que no se mueve y se queda ahí. Pero sí que sudo bastante, la verdad.

Se le ha visto gritar antes de levantar la barra. ¿Qué rituales sigue?

No sé ni lo que hago. A veces me miro en la televisión y pienso: 'qué he hecho'.

¿Le sorprende los 282 kg que ha levantado la coreana?

No me sorprende. Era favorita. La bielorrusa también. Quería medalla y tenía que centrarme en mí. Quería estar cuanto más arriba mejor, pero no llegaba en mi mejor momento y con esta medalla ya estoy en feliz. Habría sido segunda estando en plenas facultades.

¿Qué pensó en el podio?

Pensaba en todo lo que me ha costado. Todo el proceso que he vivido. Al final todo trabajo tiene su recompensa y se ha hecho justicia.

¿De quién se acuerda especialmente?

Se lo dedico a mi familia, sobre todo a mis padres que me están viendo y me enviaron fuerza. Aún no he hablado con ellos, pero sé que han estado nerviosos y no podían ni mirar. También a mi pueblo, que ha puesto una pantalla gigante. Le dedico a todos ellas esta medalla.

De momento, y a falta de confirmar las del tenis, todas las medallas las han ganado las chicas...

Ojalá vengan ya la de los chicos. El deporte femenino está en el mejor momento en el país, y se está demostrando.

¿Qué supone esta medalla para la halterofilia en España?

Esta medalla es historia en la halterofilia. Es difícil de lograr, porque tienes que hacer buenos levantamientos en arrancada y en dos tiempos, y eso es más difícil.

¿Le queda lejos Tokio con 35 años?

No me queda lejos. Quiero recuperarme al cien por cien, y cuatro años pasan muy rápido.