JUEGOS OLÍMPICOS | WATERPOLO (F)

Victoria agónica de España (11-10), que apunta a ser segunda

Tenían una ventaja de tres goles al final del tercer periodo, pero sufrieron hasta el último segundo. Si gana a China, serán segundas y evitarán a EE UU hasta la final.

0

ASTV

En una matinal apasionante con un final agónico, la selección femenina de waterpolo consiguió reponerse admirablemente del varapalo que sufrió ante Estados Unidos, a una peligrosa ventaja adquirida en el segundo periodo por Hungría (4-6) y ganó 11-10 un partido que, virtualmente, y dando por supuesta su victoria ante China, le dejaría en condición de segunda de grupo con el valor que eso implica: evitar a Estados Unidos en un camino hasta una hipotética final. El triunfo, además, fue de lo más coral. Hasta cinco Anna Espar, Mati Ortiz, Judith Forca, Aymeric Tarragó y Mayca García, anotaron dos goles y colaboraron en un éxito imprescindible para el éxito de Las Guerreras del agua en su viaje olímpico.

Sobre el agua entre verde y azulada del Centro Acuático María Lenk, y con un viento racheado considerable que hacía temblar de frío a las chicas que estaban en el banquillo e incomodaba algo el juego, la consigna inicial de Miki Oca era inequívoca: que Hungría no tomase la iniciativa del partido y menos aún que se fuera en el marcador como hizo Estados Unidos. El partido empezó con Mayca García mandando en la boya y Barbara Bujka, la zurda húngara, dando respuesta. España mantuvo la iniciativa hasta el minuto 15 cuando las magiares consiguieron su primera ventaja, 4-5 en el minuto 15, que se estiró peligrosamente hasta el 4-6. Justo lo que Oca no quería. España, basada hasta entonces en el juego a la boya con Mayca, pasó a probar desde fuera. Judith Forca y Anna Espar, con un escuadrazo de potencia y otro lanzamiento de puro talento, adelantaron de nuevo a España (8-7) minuto 20). Después de un pique entre Clara Espar y Keszthelyi, España igualó de nuevo su máxima renta con un gol de Mati Ortiz (9-7) y la amplió gracias a un penalti transformado por la especialista, Aymeric Tarragó (10-7, minuto 24).

El partido ya no se podía escapar. Oca ordenó templar en los últimos ocho minutos pero Hungría apretó y colocó el 10-9 en el minuto 27. Se abrió un panorama preocupante pero Judith Forca, elegante zurda, colocó el 11-9 (minuto 29). Con 11-10, Mayca falló un gol cantado en situación de superioridad. El final fue terrible, con Hungría estrellando un balón en el travesaño que pudo significar el empate. La España de Miki Oca sufrió hasta el último segundo, pero el waterpolo femenino también marcha ya en Río.

Miki Oca, satisfecho

Buen partido: El parcial de 4-1 en el tercer cuarto nos permitió tener menos acierto en el último. Ellas han salido con mucha fuerza a por el partido, han tenido sus opciones y las han aprovechado, y nosotros hemos tenido a falta de tres minutos varias ocasiones de superioridad y no hemos tenido acierto. Se nos ha complicado mucho el partido.

Pensando en China: Las chinas son muy fuertes físicamente, de mucho tamaño, con una defensa muy agresiva y una muy buena portera. Tienen boyas muy peligrosas y buenas lanzadoras, con lo cual es un equipo muy complicado y tenemos que rendir como este jueves o incluso mejor.

Análisis del cruce: Si ganamos a China seremos segundos de grupo; si no, a ver el 'goalaverage'. El otro grupo tiene rivales muy complicados. El que parece a priori más asequible es Brasil, pero luego están Australia, Italia y Rusia, que son muy potentes.

Laura Ester, contenta

Sensaciones positivas: Tras la derrota contra Estados Unidos, era necesario volver a coger sensaciones y creer en nosotras, dejarnos el alma en el agua. Más importante que la victoria ha sido la actitud.

Buen trabajo: Ha sido muy importante empezar el último cuarto con tres goles de ventaja porque luego se ha visto que en dos minutos ellas nos hacían dos tantos. Era un equipo muy fuerte, que no bajaba los brazos. Hemos defendido los últimos balones, que eran los importantes, y al final nos llevamos la victoria.

Margen de mejora: Aunque hayamos ganado, quedan muchas cosas por mejorar. Este viernes haremos eso, corregir pequeños detalles e intentar ganar a China para ser segundas de grupo.

El color del agua: En la portería no lo noto, pero las jugadoras sí se quejaban de picor de ojos. Es lo que toca, una vez en el agua te da igual que esté verde o roja.