Temporada regular

Los Red Sox ganan a Rangers tras estar contra las cuerdas

El equipo de Boston fue capaz de sobreponerse a una horrible actuación de David Price y protagonizó una gran remontada con Betts al frente.

Los Red Sox ganan a Rangers tras estar contra las cuerdas
Jim Cowsert USA Today Sports

Una de las series más interesantes, que siempre hay muchas con diversos contextos atractivos, era la que enfrentaba durante el fin de semana a los Boston Red Sox y a los líderes divisionales en el Oeste, los Texas Rangers. David Price abría este grupo de encuentros y, como pitcher número uno de los de Massachusetts, sentar el tono durante el transcurso de las mismas. También es verdad que sus números en la carrera contra los texanos no aportaban mucho optimismo. En resumen, la tormenta perfecta.

Pero en béisbol se juega hasta completar los 27 outs y nunca, jamás hay que menospreciar a un ataque que es capaz de abrir la lata en un abrir y cerrar de ojos…

Baltimore Orioles-Tampa Bay Rays (6-3)

Decir que Manny Machado está contento por estar de vuelta es casi una obviedad, pero después de completar su sanción de cuatro partidos por la pelea con Ventura, venía con ganas y lo demostró al conseguir su home run número 18 de la temporada. Pero fue Adam Jones quien puso la máquina en funcionamiento con uno en su cuenta particular en una sexta entrada que vio como los Orioles anotaban cuatro carreras.

New York Yankees-Minnesota Twins (5-3)

El público del Yankee Stadium pudo comprobar cómo se las gasta Aroldis Chapman en sus mejores ocasiones. Con una prodigiosa racha de once lanzamientos superando las 100 millas por hora y con tres strikeouts, los Yankees se impusieron a los Twins y tienen una marca de 11-0 cuando Betances, Miller y Chapman lanzan en el mismo partido. Si todo fuese así de sencillo…

Pittsburgh Pirates-Los Ángeles Dodgers (8-6)

Matt Joyce ha sido una de las agradables sorpresas y una ganga para los Pirates en 2016 y sus tres hits, que incluyen un doble y un home run, fueron suficientes para conseguir que los Pirates ganasen su tercer partido de los últimos dieciséis disputados. Volver a la senda ganadora es fundamental para los de la ciudad del acero sino quieren que la Wild Card se convierta en un simple sueño de una noche de verano.

Detroit Tigers-Cleveland Indians (4-7)

Los Cleveland Indians no conocen la derrota desde que los Cavaliers se hicieran con el título de la NBA… Bueno, en realidad su racha empezó incluso antes, pero más allá de la sobresaliente rotación de pitchers que tiene, el ataque está empezando a funcionar y para muestra, los tres triples que le hicieron en la cuarta entrada a Jordan Zimmerman. Tal como están jugando, resulta difícil ver a un equipo que pueda plantarles cara, pero la campaña es muy larga y eso jamás hay que perderlo de vista.

Cincinnati Reds-San Diego Padres (4-13)

El inicio del fin de semana en el que los Reds van a homenajear a la mítica máquina roja (Big Red Machine) de los 70, parece que fueron los Padres quienes se inspiraron por la presencia de tanta leyenda y anotaron carreras como si no hubiera un mañana. Wil Myers impulsó la nada despreciable cifra de cinco carreras y Melvin Upton Jr. logró un par de home runs de dos carreras con unos californianos que estuvieron a punto de igualar la proeza de anotar en cada una de las nueve entradas del encuentro, conformándose sólo con anotar en las ocho primeras.

Miami Marlins-Chicago Cubs (4-5)

Joe Maddon dice que Wilson Contreras es oxígeno para el club y no vamos a ser nosotros quienes vayamos a contradecir las sabias palabras del técnico de los Cubs. El venezolano fue capital a la hora de frenar la racha de derrotas seguidas del club con un home run de dos carreras y un single que puso definitivamente a su equipo por delante. Al igual que hizo Schwarber en 2015, Contreras bien podría convertirse en el ‘Arma X’ de este equipo de cara a los momentos clave.

Atlanta Braves-New York Mets (6-8)

Los New York Mets se cebaron con el rookie Aaron Blair a la hora de generar un rotundo 8-0, pero las facultades disminuidas de Steven Matz estuvieron a punto de dilapidar esa renta que les acercaban a ese triunfo tan necesario. Hansel Robles salvó al equipo al igual que hizo con el encuentro que Colón tuvo que abandonar prematuramente y los Mets van a agitar el roster de cara a dar con los efectivos que les permitan seguir la estela de los Nationals. Llega la promoción de Brandon Nimmo y el descenso (temporal) de Michael Conforto a la Triple A. Y José Reyes se avecina en el horizonte…

Texas Rangers-Boston Red Sox (7-8)

Divertidísimo encuentro en el Globe Life Park de Arlington. Puede que no sea el mejor jugado, pero emocionante como pocos. Después de haber vapuleado sin misericordia a David Price, que estuvo espantoso en su actuación, los Red Sox fueron capaces de irse acercando poco a poco en el marcador mientras frenaban al poderoso ataque de los Rangers hasta llegar a la mágica parte baja de la novena. Los titulares se los llevarán Mookie Betts con su home run de dos carreras y el coraje de Dustin Pedroia para anotar la carrera del triunfo en un lanzamiento descontrolado, pero nada de eso hubiera sido posible si Sandy León no se hubiese defendido como un jabato, con la derrota inminente, para darle la continuidad necesaria. Maravilloso espectáculo entre dos equipos que se podrían cruzar sin mayores problemas en playoffs.

Chicago White Sox-Toronto Blue Jays (3-2)

Después de triunfar en su visita a Boston, ganando tres de los cuatro partidos en liza, los White Sox querían empezar su andadura por casa de la misma manera y Melky Cabrera y Todd Frazier contribuyeron en ese sentido, pero David Robertson hizo que el partido se pusiese demasiado emocionante, esquivando una complicada situación con las bases llenas… antes de certificar el triunfo para su equipo.

Milwaukee Brewers-Washington Nationals (5-3)

Los problemas de Max Scherzer con el home run tuvieron un nuevo episodio frente a los Brewers, concediendo uno a Nieuwenhuis y otro a Broxton antes de ver cómo Zach Davies y compañía eran capaces de anular al turno de los Nationals gracias a dieciséis strikeouts. Más allá de la derrota, la noticia positiva para los Nats es que Strasburg actuará sin mayores problemas y es que gran parte de la fortaleza de los capitalinos proviene de esa rotación, a la que hay que cuidar como oro en paño.

Kansas City Royals-Houston Astros (4-13)

El turno de los Astros convirtió a Edinson Volquez en un pitcher de práctica de bateo y en el centro de todo ello, estaba George Springer con su grand slam y un triple como parte de una primera entrada en la que anotaron nueve carreras. No fue el único que se sumó a la fiesta, pero el mayor beneficiado de esta explosión ofensiva fue Dallas Keuchel, que ganó por primera vez desde el 28 de mayo. Los texanos van a promocionar a su promesa en primera, A.J. Reed, en un empujón que les va a situar en el que tenían que estar, entre los mejores de la Americana.

Colorado Rockies-Arizona Diamondbacks (9-10)

Maratoniano encuentro que enfrentó a Rockies y Diamondbacks en el que los visitantes, que están en una clarísima línea ascendente, cometieron cuatro carreras y permitieron que se alternase el liderato en el choque hasta en cuatro ocasiones en las últimas cuatro entradas. En total, fueron 4.30 de duración, que es récord en la Liga Nacional. Los D´Backs han ganado siete de sus últimos ocho partidos y ya están ahí de cara a pelear por una plaza vía Wild Card.

Los Ángeles Angels-Oakland Athletics (4-7)

Khris Davis consiguió que toda su familia se fuese feliz para casa con un prodigioso y oportuno home run de tres carreras en la octava entrada, para continuar la caída sin fin de unos Angels, que poco tienen de lo que felicitarse, más allá de las proezas de Trout y la escalada de Pujols en el ranking de mejores pegadores de la historia, igualando a Harmon Killebrew con 573 home runs.

Seattle Mariners-St. Louis Cardinals (4-3)

Cerca estuvieron los Mariners de seguir con su increíble racha negativa después de comentar que ganarán las Series Mundiales de este año, pero el closer de los Cards Trevor Rosenthal contribuyó a cambiar esa tendencia con un regalo que Adam Lind no desaprovechó. Su home run de tres carreras en la parte baja de la novena es uno de esos momentos con los que sueñas.

San Francisco Giants-Philadelphia Phillies (5-4)

Ya se sabe que es año par y que los Giants siempre están ahí en esos momentos, pero incluso para la franquicia californiana su racha está siendo histórica. Han ganado 12 de sus últimos 13 partidos y 31 de los últimos 40, que se dice pronto, igualando la mejor racha que ha conseguido el club en 1954, año en el que también ganaron las Series Mundiales con “The Catch” de Willie Mays. ¿Se están alineando los planetas?