JUEGOS OLÍMPICOS RÍO 2016

Atracan en Río a dos atletas paralímpicas australianas

La regatista y baloncestista en silla de ruedas Liesl Tesch y su fisioterapueta Sarah Ross fueron asaltadas el pasado domingo en la playa de Flamengo.

Atracan en Río a dos atletas paralímpicas australianas
FREDERIC J. BROWN AFP

Una regatista del equipo paralímpico australiano y otra miembro del equipo fueron atracadas a punta de pistola mientras entrenaban en Río de Janeiro este fin de semana, incrementando los temores sobre la seguridad de los atletas y turistas en vísperas de los Juegos Olímpicos.

Liesl Tesch y la fisioterapeuta Sarah Ross dijeron que estaban montando en bici cerca de su hotel en la playa de Flamengo a primera hora del domingo cuando ellas se toparon con dos hombres, uno de ellos con pistola.

Tesch, que ganó una medalla de oro en vela en los Juegos Paralímpicos de Londres y que también compite en baloncesto en silla de ruedas, dijo a la televisión australiana que el hombre armado apuntó con la pistola hacia ella y entonces le dio un empujón.

"Pienso que él dijo 'dinero'", dijo al Canal 9, añadiendo que ella se levantó su blusa para decir que ella no llevaba dinero consigo.

"Entonces, dijo algo, pero no sé qué dijo, levantó su pistola hacia mí, me empujó en el hombro y caí sobre los adoquines".

Los hombres cogieron las bicicletas y se marcharon, añadió Ross.

"Fue absolutamente horrible, puede verlo claramente. Ambas estábamos en shock, pero físicamente estamos bien", dijo Tesch, que entrenó en su barco más tarde ese día.

Tesch y Ross denunciaron los hechos a la policía de Río, según informa el Comité Olímpico Australiano.

La jefa del Equipo Paralímpico de Australia, Kate McLoughlin, dijo que el equipo de vela estaba aturdido por el incidente y repitió las advertencias a los deportistas que tomen algunas precauciones mientras viajen a Río.

"Esta advertencia es particularmente importante antes del periodo de los Juegos Paralímpicos", dijo McLoughlin.

"Sabemos que habrá un elevado nivel de seguridad en Río durante los Juegos Paralímpicos, pero para los deportistas y equipos que viajen antes de los Juegos, es necesario intensificar la seguridad".

Los Juegos Paralímpicos, que se disputarán del 7 al 18 de septiembre, siguen a los Juegos Olímpicos, que arrancan el próximo 5 de agosto.

El plan de los organizadores de los Juegos es desplegar a 85.000 miembros de las fuerzas de seguridad durante los Juegos, el doble de efectivos que en Londres 2012.

La seguridad es uno de los temas a los que debe hacer frente Río, que el viernes se declaró en situación de emergencia financiera y necesitará ayuda para cumplir con las obligaciones se servicios públicos durante los Juegos Olímpicos.

Las medidas de emergencia se han tomado para evitar un "colapso total en la seguridad, sanidad educación y transportes públicos y gestión medioambiental", resaltaba un decreto en el Boletín Oficial del Estado de Río.

El pellizco financiero conlleva recortes del 30% en el presupuesto de seguridad, cuando Río ha sufrido un incremento de asesinatos y asaltos en los últimos meses, elevando la preocupación sobre la seguridad de cara a los Juegos.