Competición
  • Clasificación Eurocopa

TEMPORADA REGULAR

En San Francisco tienen muy presente que es año par

Los Gigantes afianzan el liderato en el Oeste de la Liga Nacional con su octava victoria en fila; los Cachorros someten a Piratas a base de jonrones.

En San Francisco tienen muy presente que es año par
Brian Blanco AFP

Estamos en año par y por alguna razón, eso significa que hay un equipo que, además de la casualidad de que los astros se alineen a su favor cada dos temporadas, está haciendo las cosas adecuadamente para llegar a la cima por cuarta ocasión desde 2010.

Adivinaron. Se trata de los Gigantes de San Francisco, campeones de la Serie Mundial en 2010, 2012 y 2014 y que actualmente son la novena más encendida en las Mayores con una racha de ocho victorias consecutivas.

Los Gigantes montaron un rally de cuatro carreras en la octava entrada para romper un empate a 1 y enfilarse a vencer 5-1 a Tampa Bay para afianzar su posición como líderes del Oeste en la Liga Nacional, con 6.5 juegos de ventaja sobre su más cercano perseguidor, los Dodgers.

Hace dos años, los de La Bahía estaban casi en la misma situación. Claro, era 2014, año par y su récord luego de 70 juegos era el mismo que el de 2016: 44-26, sólo que le sacaban medio juego más de ventaja a su acérrimo rival, los Dodgers.

Los Gigantes no ganaron la división, pero llegaron a Playoffs como equipo comodín y así recorrieron todo el camino para ganar el Clásico de Otoño.

En 2012 y 2010, años en los que conquistaron el título de Grandes Ligas, luego de 70 partidos, los Gigantes tenían registro de 38-32 y 39-31, respectivamente con 4.5 y 2.5 juegos de ventaja sobre Dodgers y Padres. Su posición les ayudó a conquistar el título divisional.

La ventaja que tienen en la actual campaña sobre Dodgers es cómoda luego de 70 partidos y los Gigantes parecen jugar una pelota superior a la de hace dos años, pero la calidad ofensiva y de la rotación del equipo angelino obliga a San Francisco a no dormirse en sus laureles, lo que anticipa una feroz batalla por el cetro divisional.

AL FIN APARECE EL DAVID PRICE QUE QUERÌAN EN BOSTON

Este es el David Price que los aficionados de Boston quieren ver… y por el que los Medias Rojas pagaron una verdadera fortuna.

Price (8-4), quien firmó con Boston por 7 años y 217 millones de billetes verdes, quien había perdido tres decisiones consecutivas, lanzó pelota de ocho hits en ocho entradas en las que ponchó a siete rivales para guiar a los patirrojos a vencer 2-1 a Seattle y así ganar su primer juego en cuatro aperturas.

Aunque es la más potente en la Liga Americana, la ofensiva de los Medias Rojas ha batallado para respaldar la labor de Price, a quien lo han ayudado con sólo cinco carreras en sus últimas tres aperturas.

El único pecado de Price fue el jonrón solitario que le conectó Franklin Gutiérrez que puso a los Marineros arriba 1-0 en la cuarta entrada, pero su labor ayudó a mantener a Seattle a distancia para que su ofensiva respondiera con dos rayitas, la segunda con el cuadrangular solitario de Mookie Betts en la séptima entrada y que marcó la diferencia a favor de Boston.

BATS DE ORIOLES PEGAN FUERTE Y CON MÁS FRECUENCIA

Orioles y Azulejos decidieron enfrascarse en un duelo de imparables en el que prevaleció la consistencia ofensiva de Baltimore.

Con un ataque que produjo 19 imparables, dos de ellos jonrones y cinco dobles, Baltimore se enfiló a vencer 11-6 a unos Azulejos que no pudieron mantener el paso con su contraparte ofensiva.

Matt Wieters se erigió como la bujía del ataque de los Orioles al despacharse con un vuelacercas y dos dobles para remolcar cuatro carreras.

Por los Azulejos, que también conectaron cinco dobles, Troy Tulowitzki y Devon Travis se volaron la barda con cuadrangulares de dos carreras.

CACHORROS TIENEN PRÁCTICA DE BATEO ANTE PIRATAS

Los Cachorros saltaron al diamante decididos a moler a palos a los Piratas y lo lograron.

Con una explosión de cinco cuadrangulares, incluido uno de dos carreras del novato venezolano Wilson Contreras, los Cachorros consumaron la blanqueada sobre Pittsburgh al vencer 10-5 a los Piratas.

Chicago se fue al frente 4-0 tras anotar en sus primeros tres turnos al bat. El jonrón de Contreras, cuarto en la cuenta de los Cachorros, extendió la ventaja de la novena de la Ciudad de los Vientos a 6-1 en el sexto episodio.

La potencia ofensiva de Chicago se combinó con una buena labor en el montículo de Kyke Hendricks, quien recetó 12 chocolates en seis entradas de trabajo.

Y EN OTROS PARQUES…

El colombiano Julio Teherán enfrentó a 28 bateadores al recorrer toda la ruta para ayudar a Atlanta a blanquear 6-0 a Mets y a consumar la barrida sobre la novena neoyorquina.

Teherán (3-7) ponchó a siete rivales y maniató a la ofensiva de los Mets al permitir sólo un imparable, un hit sencillo de Michael Conforto que le arrebató en la tercera entrada la posibilidad de ir por el juego perfecto.

Jered Weaver también salió de vena y sólo permitió tres hits, regaló una base por bolas y ponchó a uno al recorrer toda la ruta para ayudar a Anaheim a blanquear 2-0 a Oakland, mientras que Texas superó 5-4 a San Luis.

El nicaragüense Cheslor Cuthbert conectó el primer hit para dejar tendido al rival en el campo en su carrera al remolcar la carrera con la que Kansas City superó 2-1 a Detroit en extra innings.

Cleveland derrotó 3-2 a Medias Blancas también en extra innings con hit de José Ramírez que dejó tendidos en el campo a los patipálidos. Los Dodgers vencieron 2-1 a Milwaukee al dejar también tendidos en el campo a los Cerveceros, pero con una base por bolas con casa llena.

San Diego superó 6-3 a Washington, mientras que un jonrón de Marcell Ozuna con dos a bordo fue todo lo que Miami necesitó al ataque para vencer 3-0 a Colorado, que sólo pudo producir dos imparables ante la serpentina del abridor de los Marlines, Tom Koehler y su bullpen.

Houston blanqueó 6-0 a Cincinnati, Minnesota derrotó 7-4 a Yankees para romper una racha de cinco derrotas y Arizona derrotó 5-1 a Filadelfia.