DETROIT TIGERS

La lesión de J.D. Martínez es un varapalo para los Tigers

El exterior de Detroit se fracturó el codo derecho intentando atrapar una pelota contra los Royals y estará entre seis y ocho semanas de baja.

0
La lesión de J.D. Martínez es un varapalo para los Tigers
Ed Zurga AFP

Se dice en ocasiones que las alegrías van por barrios, y tal como le ocurrió a los New York Mets con la lesión de David Wright, ahora le ha pasado exactamente lo mismo a los Detroit Tigers que no van a poder contar con su exterior derecha J.D. Martínez durante un largo período de tiempo tras lesionarse intentando atrapar una pelota en la visita al Kauffman Stadium.

Desafortunadamente, este contratiempo llega en un momento en el que los Tigers estaban empezando a jugar mejor, con una mayor regularidad a la hora de sumar triunfos, con una rotación más eficiente al igual que el bullpen, y con un ataque mucho más potente, del que precisamente J.D. es parte fundamental.

No deja de tener su sabor agridulce que esta desgraciada acción, que no tenía visos de traer tantas consecuencias como finalmente se ha comprobado, llegara en la demolición que llevaron a cabo los Tigers en casa de su gran rival divisional, los Kansas City Royals, y con Víctor Martínez como actor principal con sus tres home runs.

La lesión en sí es una fractura “sin desplazamiento” que le tendrá en el dique seco entre 6 y 8 semanas, aunque Martínez tendrá que someterse a un escáner para descartar mayores complicaciones. En principio, no tendrá que pasar por el quirófano sino que se curará por si misma.

Esta lesión no llega en un buen momento para un equipo que estaba en clara línea ascendente y que no tiene un claro sustituto para J.D., más allá de los potenciales sustitutos que llegarían de las Ligas Menores, como la promesa Steven Moya, con sus dos metros de estatura y 118 kilos de pesos, o Jacoby Jones, que puede jugar tanto en la parte exterior como en el diamante.

J.D. Martínez estaba bateando un .286 de media, con 12 home runs y 39 carreras impulsadas. La lesión llega en un momento extraordinario de forma para el outfielder, ya que estaba superando el .400 de media durante el mes de junio.