Temporada regular

Los grand slams son pan comido para Bryce Harper

El jardinero de Washington conectó el segundo grand slam de su carrera en seis días, mientras que los Mets confirmaron su buen y sólido paso ofensivo.

México DF
0
Los grand slams son pan comido para Bryce Harper

Bates productivos y espectaculares y soberbio pitcheo. La jornada de martes en las Grandes Ligas tuvo de todo, incluido a un pitcher que, además de una sólida actuación en la loma, fue eficiente en la caja de bateo.

WASHINGTON 7-0 MIAMI

Hace varias semanas, Bryce Harper afirmó que el beisbol era un deporte tedioso para los peloteros por no tener la libertad de expresar sus emociones y el jardinero de los Nacionales de Washington parece empeñado en divertirse a su manera.

Harper conectó ayer su segundo grand slam de la temporada –y de su carrera—en medio de una explosión ofensiva en la que Washington conectó cuatro jonrones y produjo siete carreras para blanquear 7-0 a Miami.

Los cuatro bambinazos en un inning son una marca para la franquicia de los Nacionales, mientras que para Harper, quien batea para .476 con 15 carreras producidas desde el 14 de abril, su segundo grand slam en seis días lo llevó a elevar su cuota de cuadrangulares a siete en 2016, pegando cinco de ellos en los últimos seis partidos de Washington.

Tal productividad ha provocado la discusión sobre si Harper, considerado un jugador fuera de serie desde su debut en 2012, es ya el mejor pelotero en las Mayores, por encima de Mike Trout, de Anaheim.

CACHORROS 2-1 SAN LUIS

Y si de tener un día redondo se trata, qué mejor que hacerlo en la loma y en la caja de bateo, como lo hizo el abridor de los Cachorros, Jason Hammel, quien sumó su segundo triunfo con una sólida labor de seis entradas en el montículo y produjo las carreras con las que Chicago venció 2-1 a San Luis.

Hammel permitió cinco imparables y una carrera y ponchó a seis rivales sin dar pasaporte y en el cuarto inning pegó una rola de hut al jardín izquierdo para mandar a la registradora a Ben Zobrist y a Miguel Montero para poner 2-1 al frente a los Cachorros.

La víctima de Hammel en la loma fue el abridor de los Cardenales, el mexicano Jaime García, quien tuvo una buena salida, pero cargó con su primer revés luego de trabajar cinco entradas, permitir cuatro imparables, dar cuatro pasaportes y recetar siete chocolates.

N.Y. METS 11-1 FILADELFIA

Iniciaron con el pitcheo afinado y lo único que le bastaba a los Mets era despertar con el bat para lucir como el equipo campeón de la Nacional en 2015.

Con seis jonrones, los Metropolitanos respaldaron la labor de Logan Varrett, quien abrió en lugar de Jacob deGrom, para apalear 11-1 a unos Phillies de Filadelfia que suelen ser los patos cuando a los neoyorquinos les dan ganas de practicar el tiro al blanco.

En los últimos 15 años, los Mets suman sólo tres juegos con seis jonrones y en todos han tenido a los Phillies como víctimas.

En los últimos cinco juegos, Nueva York suma 17 jonrones y 33 carreras –17 más que las que produjeron en los primeros ocho juegos de la campaña y su marca en este lapso es de 4-1.

En sus primeros ocho partidos del año, Nueva York ganó tres.

DETROIT 6-8 KANSAS CITY

El venezolano Salvador Pérez marcó la diferencia ayer en el triunfo de Kansas City por 8-6 sobre Detroit, al destaparse con cinco carreras remolcadas.

Luego de hacer timbrar dos veces la pizarra con un doble en el tercer episodio y poner 3-0 al frente a los Reales, el catcher sudamericano pegó un jonrón de tres carreras en el quinto para poner 8-2 arriba a Kansas City.

En el encuentro, el compatriota de Pérez, Miguel Cabrera, salió con la mira de su bat chueca al terminar ponchado en sus cuatro turnos al bat, cosa que le había sucedido tres veces, la última en 2014.

En Boston, Drew Smyly montó un soberbio trabajo de sólo un hit en ocho entradas en las que ponchó a 11 rivales para dejar al bullpen a cargo y ayudar a Tampa Bay a vencer 3-0 a Boston.

En Cincinnati, el segunda base de los Rojos, Brandon Phillips, se quedó a un jonrón de batear para el ciclo en la victoria de su novena, 4-3 sobre los Rockies de Colorado, por quienes el mexicano Jorge De la Rosa cargó con su segundoa derrota del año.

Milwaukee venció 6-5 a Minnesota, Cleveland superó 3-2 a Seattle, los Yankees cayeron en casa 3-2 ante Oakland, Toronto derrotó 4-3 a Baltimore y Dodgers sucumbió 8-1 ante Atlanta.

Texas derrotó 7-5 a Houston, los Medias Blancas blanquearon 5-0 a Anaheim, que ha perdido cuatro de sus últimos cinco partidos, San Diego venció 5-4 a Pittsburgh y Arizona superó 3-0 a San Francisco.