GOLF | MUNDIAL DE MATCH PLAY

Cabrera Bello tumba a McIlroy y acaba tercero en el Mundial

El canario venció brillantemente al irlandés (3 y 2) y terminó en la mejor posición española de la historia. Ganó el australiano Jason Day (5 y 4) que pasó por encima de Oosthuizen.

0
Cabrera Bello tumba a McIlroy y acaba tercero en el Mundial
DAVID CANNON AFP

Rafa Cabrera Bello fue el hombre de moda durante la pasada semana en Austin (Texas). El canario, de 31 años, se convirtió en la revelación del Mundial de match-play (enfrentamiento directo) al que llegó como cabeza de serie 52º y del que se marchó como tercero con una espectacular victoria ante McIlroy (3 y 2), con un botín de cerca de medio millón de euros y plaza para el Masters. “Es el único grande que no he jugado y el que hizo que quisiera convertirme en profesional”, dijo Rafa, que llegó más lejos que, por ejemplo, Spieth. Sólo le superó Jason Day (1º) que pasó por encima (5 y 4) de Oosthuizen (2º) en la final. Pura élite mundial.

Tras una preparación “a conciencia” de la cita (renunció a Tailandia), Cabrera Bello se plantó varios días antes de lo normal en el exigente campo texano con la premisa de “no regalar ningún hoyo” y su amor por el match-play. Batió a Matsuyama, Kisner, Kjeldsen, en fase de grupos, al coreano An, en octavos y Moore, en cuartos. Su juego de pegada larga y muchos birdies se adapta perfectamente al cara a cara y uno de sus puntos débiles, la psicología, se convirtió en virtud. Sólo flaqueó en la semifinal ante Oosthuizen (4 y 3), cuando, bajo el viento, entre los hoyos 10 y 13 dejó escapar putts asequibles. Contra McIlroy volvió a ser de hierro. El irlandés, que defendía el título del año pasado, no pudo con el juego preciso de Cabrera Bello y acabó claudicando. “He crecido y ganado en confianza, además me considero mucho más fuerte mentalmente”, reivindicó el canario, cuyo último gran resultado fue la victoria en Dubai 2012 (tiene cuatro títulos).

Esta tercera plaza mundial y mejor posición española de la historia es su consagración en un gran torneo y sigue los pasos de Sergio García, único español que llegó a semifinales (cuarto en 2010). Rafa mira a la Ryder, en la que el nivel de match-play es decisivo y en la que está dentro, por ahora, mediante la World Point List. “Definitivamente ya es un objetivo, espero que mi juego haya llamado la atención del capitán”. Darren Clarke toma nota.

Gran paso en la carrera a Río

Cabrera Bello se acerca al top-40 mundial (era el 55º) y da un paso de gigante para acudir a los Juegos Olímpicos. Van dos por país, siempre que se esté dentro de los 60 con plaza que establece la lista olímpica (es el 27º). Con Sergio García clasificado virtualmente, Rafa debe pelear con el resto de españoles (Larrazábal, Jiménez, Cañizares...), que andan lejos. “Para ir a los Juegos tengo que ganar mínimo tres torneos en cuatro meses. Duro”, dijo Larrazábal.