PREVIAS MLB 2016: LOS ANGELES ANGELS

Angels: el show de Mike Trout y unos chicos del montón

El club se ha acabado convirtiendo en un Frankenstein, con gran gasto salarial, en el que algunas estrellas conviven con tipos de poco fuste.

Angels: el show de Mike Trout y unos chicos del montón
Kelvin Kuo USA Today Sports

DESCARGA EL PDF DE LA PREVIA DE LOS ANGELES ANGELS.

 

Hay un riesgo enorme de pasarse de frenada económica en los deportes norteamericanos. Dado que la igualdad, en todas las ligas profesionales, es tan grande, y todos los mercados compiten de manera descarnada por los grandes jugadores, se suele sobrepagar a muchos de ellos en la persecuación de un título. ¿Y qué sucede cuando no llega ese título? Pues que la franquicia sigue pagando barbaridades aún en la época en la que sus antiguas estrellas no rinden como tales.

Eso es, en esencia, lo que les está sucediendo a Los Angeles Angels. Hasta hace un par de años eran legítimos candidatos a ganar las World Series. Lanzaron dinero de manera incontrolada a Albert Pujols, a C.J. Wilson, a Josh Hamilton, a Jered Weaver... y ahora están en un punto en el que el sueño se ha venido abajo y, sin embargo, los contratos de estos señores siguen bien por encima de los 20 millones de dólares anuales. Al menos los que siguen en la plantilla, que el caso de Hamilton es especialmente sangrante cuando le están pagando dinero... para que juegue en los rivales Texas Rangers.

Los errores se pagan. Las ansias por ganar a toda costa, tomando atajos, han acabado sin el ansiado anillo y con una plantilla que parece Frankenstein.

Sin embargo, entre tanto desatino estructural aparece, pristina, la figura inmaculada de Mike Trout, uno de los meejores jugadores que jamás han estado en un campo de béisbol. Estoy seguro de que pensáis que estoy exagerando, pero tambien estoy seguro que si le habéis visto jugar estaréis de acuerdo conmigo. O al menos tenéis dudas.

Trout es un espectáculo, un talento de los que se ven una vez en una generación. Es cierto que tenemos la fortuna de verle acompañado en la suya por Bryce Harper, de un potencial que parece similar, pero no es aceptable, para ningún seguidor del béisbol, perderse lo que Trout hace cada partido que juega.

El problema es que más allá de Trout, y de las figuras sobrepagadas, el resto de la plantilla ofensiva de los Angels es de muy bajo nivel, lo que da lugar a una continua frustración sobre lo que se puede esperar de ellos y lo que realmente acaban consiguiendo.

Sumadle que el equipo tiene el peor sistema de cantera de toda la MLB y lo que os sale es un potaje con complicadas soluciones y un aire de melodrama peligroso, porque van pasando los años y el inconmensurable talento de Mike Trout se ve empequeñecido, paso a paso, por un equipo que no responde al reto de ayudarle a ganar.

El detalle histórico

Los Angels sólo han estado una vez en las World Series. Fue en el año 2002 pero, para algarabía de sus sufridos seguidores, se hicieron con el anillo en una emotiva temporada. Fueron fundados en 1961 en Anaheim, ciudad cercana a Los Angeles, y han tenido una historia que alcanzó su clímax en la primera década del siglo XXI. No sólo por el título ya referido, sino porque entre el 2004 y el 2009 ganaron cinco veces su división. Sin embargo siguieron apostando a gastar mucho dinero, algo que no ha resultado.

Las tres claves del equipo

1. Que Mike Trout siga demostrando que es extraterrestre. Nada hace indicar que lo contrario pueda suceder, pero igual un día, harto de que sus exhibiciones no sean acompañadas por los demás, la megaestrella haga números de MVP, sí, pero terrenales. Quién sabe.

2. La profunda rotación de pitchers titulares. Es cierto que Weaver y Wilson cobran mucho, pero no es menos cierto que, además de Garrett Richards como claro número uno, los Angels presentan hasta ocho jugadores capaces de ser titulares en esta liga.

3. Albert Pujols y la barrera de los 40 home runs. Pujols firmó un contrato increíble con los Angels en el 2012 y no ha estado a la altura de lo esperado. Tampoco ha sido un desastre, quede claro. Pero el año pasado llegó a los 40 home runs, cifra que el equipo necesita de nuevo.

Lo mejor

1. Mike Trout, Mike Trout, Mike Trout, Mike Trout, ¿he dicho ya Mike Trout? Mike Trout.

2. Garrett Richards se ha erigido como un legítimo as desde el montículo.

3. El fichaje de Andrelton Simmons ha de ayudar, y mucho, en defensa.

Lo peor

1. Más allá de los jugadores con renombre, esta plantilla no tiene nivel.

2. El sistema de cantera es muy pobre y no van a tener refuerzos de jóvenes.

3. El puesto de leftfield va a ser un agujero durante toda la temporada.

 

DESCARGA EL PDF DE LA PREVIA DE LOS ANGELES ANGELS.