Euroliga
Alba Berlin ALB

-

Olympiacos OLY

-

Zalgiris ZAL

-

Estrella Roja RED

-

FÚTBOL SALA

"Después del séptimo Europeo, vamos a por el tercer Mundial"

La Selección celebró en Barajas el título conseguido en Serbia y se marcó un nuevo reto: la tercera estrella en el Mundial de Colombia, en octubre.

La Selección de fútbol sala aterrizó en Madrid como heptacampeona de Europa. El grupo, exultante, llegó a la T2 en el vuelo 1122 de Lufthansa procedente de Frankfurt, donde hizo escala tras conquistar en Belgrado su séptimo título continental. Carlos Ortiz, el capitán, con el trofeo en brazos, y el seleccionador, José Venancio López, abrieron un paseíllo de felicitaciones, vítores y entrevistas con los medios desplazados. Más de un centenar de aficionados y familiares les recibió en el aeropuerto. Los cánticos de “Campeones, campeones” y “Que viva España” se ensayaron durante la espera.

José Venancio, con la sonrisa perenne, destacó “la unidad y la calidad del bloque”: “Combinamos veteranía y juventud para sobreponernos a las bajas (Fernandao, Sergio Lozano, Aicardo y Adri) y lograr nuestro objetivo. Aunque no partíamos como favoritos de primera línea, estos chicos tienen algo especial. El duelo contra Rusia nos salió redondo”. Ortiz, más expresivo, calificó la final como “espectacular”: “Arrollamos a los rusos, ese 7-3 resultó muy claro y contundente”.

España fue el único equipo que ganó todos sus partidos, el que más goles marcó (27) y promedió (5,4)... y sólo encajó 2,2. Además, Miguelín y Mario Rivillos compartieron la Bota de Oro del torneo con seis tantos y cuatro asistencias por barba. Álex se llevó la de Plata con seis goles y dos asistencias. Rivillos debutaba con la Selección en una gran competición, y Miguelín asumió la responsabilidad con la ausencia de Lozano. Los dos coincidieron al valorar sus actuaciones: “Sería imposible pedir más. Conseguimos la Eurocopa y, encima, nos cayó una bonita distinción individual”. Eso sí, posaron ante las cámaras con una sola Bota de Oro: otra debe enviarla la UEFA.

Álex y Rivillos también explicaron de dónde surgió la famosa banda sonora de “Yo soy cani”, con la que se celebraron los éxitos en Serbia: “De la música se encargaba DJ Chuso (el portero Jesús Herrero), y ahora viene a bailar y a berrear con nosotros, que así pasamos vergüenza los tres”. Y efectivamente, los tres cantaron el estribillo y se marcaron unos pasos de baile antes de señalar su próximo reto: “Después de la Séptima, vamos a por el Mundial. Paso a paso, pero hay que ser ambiciosos”.

Para aspirar a la tercera estrella, la Selección tendrá que superar a Eslovenia en una de las siete eliminatorias europeas. Los partidos de ida se disputarán entre el 20 y el 23 de marzo, y los de vuelta el 10 y el 13 de abril. España contará con el factor pista a favor. La fase final del Mundial de Colombia se jugará entre el 14 de septiembre y el 2 de octubre. José Venancio confía en sus hombres: “Son los mejores a los que he entrenado. Este título supondrá un punto de inflexión”.