Competición
  • Europa League
  • Euroliga

NFC Este desde dentro

El legado que deja DeMarcus Ware va más allá del juego

El linebacker siempre ha dado lo mejor de sí cuando ha sido dirigido por Wade Phillips. Primero en Dallas Cowboys y después en Denver Broncos.

El legado que deja DeMarcus Ware va más allá del juego
MICHAEL FIALA REUTERS

¿Todavía de resaca por la Superbowl? ¡Qué fantástico partido! Así como ha sido fantástica la forma en que se ha cubierto no sólo este evento, sino toda la temporada (y pretemporada) en NFL AS. ¡Por muchas temporadas más!

No fue un partido para todos los públicos, digamos que es más fácil aficionarse a este deporte con un ‘espectáculo de fuegos artificiales’ (recomendadísimo para iniciarse el PackersCardinals de la postemporada 2010) que con una mega-actuación defensiva. Tras ello, toca volver a la normalidad en cuanto a información/opinión y análisis. Pero hablando de la NFC Este y como aficionado de los Dallas Cowboys no podía ignorar lo siguiente…

DeMarcus Ware consiguió lo que tanto buscó y mereció desde que llegó a la NFL, el ‘producto’ de la Universidad de Troy (Alabama) ha sido un ejemplo a todos los niveles desde el primer día que llegó a la liga. Dejando un recuerdo imborrable y siendo sin lugar a dudas uno de los mejores defensores que ha pasado por la franquicia del Norte de Texas. Durante sus últimas temporadas su impacto fue menor al que nos tenía acostumbrado, pero no por ello dejó de ser decisivo. Le hacía falta a su figura una heroicidad como la que ha protagonizado la unidad defensiva de estos Denver Broncos. Resulta imposible no vislumbrar a DeMarcus Ware en Canton dentro de varios años, donde, a tenor de los conseguido esta temporada llegará a ser discutido como un posible ‘first ballot hall of famer’ (son cinco años desde que un jugador anuncia su retirada hasta que puede ser elegible para el Salón de la Fama, ser ‘first ballot’ es el mayor de los reconocimientos posibles, entrando a formar parte del Salón en el primer intento)

La historia de cómo DeMarcus Ware fue seleccionado por los Cowboys en el Draft de 2015 puede sorprender a muchos.

Los Cowboys disponían de dos primeras rondas debido a que en 2004 intercambiaron su 1ª ronda con los Buffalo Bills por una 2ª de 2004 y la 1ª en 2005. En Dallas se confiaba en que los Bills tendrían una mala temporada y, por lo tanto, la primera ronda de 2005 sería alta. Pero el deporte no es una ciencia, fueron los propios Cowboys los que tuvieron una mala temporada y acabaron con el puesto número 11 en el Draft de 2005, mientras que el pick que les pertenecía por el intercambio realizado con los Bills era el número 20.

Bill Parcells dirigía a los Dallas Cowboys por aquel entonces, la temporada que estaba por venir era importante en los conceptos tácticos del equipo. ‘The Big Tuna’ iba a implementar la defensa 3-4, por lo que toda la franquicia estaba en una continua búsqueda de linebackers exteriores y ‘defensive ends’. Parcells es una de las mentes más prodigiosas que ha tenido la NFL: como técnico y captador de talento. Pero, al contrario que el resto de miembros en la franquicia, DeMarcus Ware no estaba entre sus prioridades en aquel Draft. La ‘niña bonita’ de Parcells era Marcus Spears, pero el técnico era realista, no iban a permitir que Spears fuese escogido con el número 11, por lo que su atención se depositó sobre Shawne Merriman.

Finalmente, la decisión recayó en dos posibles frentes: el primero estaba dirigido por Parcells; que deseaba escoger a Merriman o Spears con la elección número 11. El segundo frente abogaba por escoger a DeMarcus Ware con el número 11, y Spears con el 20. Todo esto se decidió a puerta cerrada, con Jerry y Stephen Jones dirigiendo la reunión junto a Parcells. Al final, sólo una cosa quedó clara: si DeMarcus Ware estaba disponible, iban a escogerlo.

Llegó el momento del Draft, y cuando con la elección número 11 fue escogido DeMarcus Ware. Parcells no mostró emoción alguna, estaba decepcionado. Más que con la elección, por el hecho de ver como la decisión final de Jerry Jones se imponía a la suya. Algo a lo que ‘The Big Tuna’ no estaba acostumbrado.

En aquella época DeMarcus Ware era una elección con un enorme potencial, pero sobre la cual había dudas. Llegaba de una Universidad, Troy, con una repercusión mucho menor que otros programas, lo cual habla de la dificultad que entraña el proceso de captación de talento en ‘High School’. También había dudas con Merriman, el cual tuvo un inicio espectacular en la NFL, el resto es historia. DeMarcus Ware acabará en el Salón de la Fama, actualmente acumula 134.5 sacks, consiguiendo 117 de ellos como miembro de los Dallas Cowboys.

Ware pasó parte de su vida deportiva con Osi Umenyiora (bicampeón de la Superbowl con los New York Giants) Crecieron juntos en Alabama, compartiendo vestuario en ‘High School’ y ‘college’. Los dos tuvieron el mismo objetivo en la NFL: cazar al quarterback rival.

En la Superbowl, a continuación de Peyton Manning, el nombre más mencionado por todos los integrantes de los Denver Broncos era el de DeMarcus Ware. Su figura siempre irá asociada a una de las defensas más dominantes que el mundo ha visto, además de a Wade Phillips. No por nada, las mejores temporadas de DeMarcus Ware en lo individual y colectivo han venido acompañadas del bonachón entrenador.

No son muchas las ocasiones en que una franquicia/aficionados se alegran de que uno de los suyos consiga ser campeón con otro, no es el caso de DeMarcus Ware, lo cual termina de definir su legado. Uno de los nuestros lo consiguió

¿Cuán importante habrá sido la figura de DeMarcus Ware sobre Von Miller? El número 2 del Draft de 2011 era incapaz de concentrarse, y estaba continuamente metido en polémicas que no beneficiaban todo lo que había llegado a dar y todavía podía mejorar sobre el terreno de juego. El tiempo y el propio Miller nos lo dirán, lo que está claro es que un gran jugador también lo es por lo que es capaz de aportar al resto de sus compañeros tanto dentro como fuera del terreno de juego.

El chico de Auburn High, y posteriormente jugador de la universidad de Troy finalmente consiguió lo que tanto anhelaba. Dejar un legado imborrable, no sólo en los Dallas Cowboys, sino en toda la NFL. Porque ahora sí que sí, la figura de DeMarcus Ware está entre las más grandes que ha conocido este deporte. Una bestia en el campo, un señor fuera de él.