Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
Copa Libertadores

VI NACIONES | IRLANDA 16-GALES 16

El Dragón galés mete miedo, pero Irlanda salva el empate

Gales levantó un 13-0 adverso, pero Sexton rescató una igualada, que deja el torneo muy abierto. Fue un duelo valiente, aunque marcado por las defensas.

El Dragón galés mete miedo, pero Irlanda salva el empate
PAUL FAITH AFP

Un Irlanda-Gales siempre es igualado y vibrante. Sin embargo, no todo es ataque y los empujes del Trébol y el Dragón, con acciones por encima de la veintena de fases, se ahogaron en la orilla. Las defensas se impusieron, al menos en las zonas donde sólo unos centímetros te separan de la gloria del ensayo. Irlanda arrancó mejor, y llegó a colocarse 13-0, pero al Dragón le va la marcha y logró, como hiciese en el Mundial ante Inglaterra, levantar el resultado. Un golpe de castigo de Sexton en el tramo final dejó al menos un empate para una Irlanda a la que se le debe pedir algo más. La igualada deja a Inglaterra como líder, con Francia, pero mantiene vivos al Trébol y al Dragón que siguen dependiendo de sí mismos.

La bicampeona impuso un ritmo frenético desde el inicio, el habitual en sus duelos con Gales. Ese dominio, acumulando casi una veintena de fases, provocó dos golpes de castigo para que Sexton colocara el 6-0 que le diese ventaja al Trébol. Un dominio capaz de aniquilarte de primeras, salvo que enfrente esté el Dragón. Pese a perder a Biggar (su tobillo pintaba mal desde el inicio) y encajar un try de Murray. El medio melé irlandés, después de otro zafarrancho de fases, encontró un hueco y llegó el 13-0. Gales, que no había perdido la cara al choque, atacó aún más. Primero aprovechó un placaje de Earls en el aire a Liam Williams (Anscombe se cayó del XV titular poco antes del partido) para que Priestland pasara un golpe de castigo. El apertura colocó un globo que el mismo Williams no cazó por poco y en la acción siguiente, a la salida de una melé, el poderoso Faletau clavaba el oval en el césped. La transformación de Priestland apretaba el duelo hasta el 13-10. Igualdad en un choque vibrante.

En el inicio de la segunda mitad tuvo Priestland un drop para neutralizar la renta irlandesa, y falló. Acertó al menos un golpe de castigo poco después y con el 13-13 el choque entró en una fase complicada. La inercia decía que el Dragón remontaría pero durante 20 minutos ambos púgiles intercambiaron goles. Fue entonces cuando la defensa acaparó protagonismo. Pick and go, y delanteros frenando las embestidas en ambos costados del Aviva Stadiudm. Toda esa brega acabó cuando Priestland, en un lejano golpe de castigo, ponía el 13-16. Remontaba Gales. Y la bicampeona, a la que una derrota podía complicar mucho el Torneo, vio como Sexton pasaba un pateo desde 40 metros. Estaba claro, había que apuntar desde lejos, ni Irlanda ni Gales iban a permitir concesiones atrás. Tuvo Priestland otro drop, éste para dar el triunfo en el 77', y volvió a fallar. Ya con el tiempo cumplido Irlanda lo intentó saliendo desde su campo pero, como era de esperar, el partido se cerró con el empate. Mal resultado para Inglaterra y Francia, que ven como los otros dos favoritos al 6 Naciones siguen vivos y dependiendo de sí mismos.