Football para novatos

¿El secreto de los Carolina Panthers? Chicken & Waffles

Mientras preparamos un nuevo tentempié para disfrutar a tope de la jornada, demos un repaso de lo que pasó y de lo que se viene en la NFL.

0
¿El secreto de los Carolina Panthers? Chicken & Waffles

A pesar de que este plato es típico de Atlanta, no se lo pienso dedicar a los Falcons. No penséis mal no sólo porque soy de los Saints pero más importante porque un hijo de Atlanta lo merece más que los de Dan Quinn: Cam Newton, líder de los Panthers. Vamos a necesitar, aparte de salsa de mostaza y miel:

Pollo: pechugas o muslitos de pollo (¡alas otro día!), 2 huevos batidos, salsa picante, 50ml de agua, 500 gramos de harina, 1 cucharadita de pimienta negra, sal y pimienta, freidora pero en caso de no tenerla una olla honda con aceite justo para cubrir el pollo.

Waffles: 280 gramos de harina, 2 cucharaditas de polvo para hornear, 2 cucharadas de azúcar, 1 cucharadita de sal, 2 tazas de leche semidescremada, 2 huevos, 2 cucharadas de aceite vegetal.

1) Sazonar el pollo con sal y pimienta al gusto. Calentar el aceite. En abril pasado, cuando en lugar de daros recetas escribía de la NFC Sur, dije que si Cam Newton daba un paso adelante, este equipo iba a estar en la mezcla para cosas grandes. Siempre me gustó Cam, siempre mostró potencial, pero tenía mucha presión para madurar. A sus 26 años ya muestra estar curtido, tiene a un equipo y una ciudad detrás de él y vaya que si dio el paso adelante. El 11-0 de los de Carolina después de la victoria del jueves en Dallas no lo esperaba ni el más optimista. Deben de perder todo de aquí al final para llegar al record que les predije. Puestos en la posición de QB de los Panthers, yo creo que sólo Tom Brady y quizás Aaron Rodgers podrían llevar a este equipo a ese récord. Palabras mayores. ¿Cam, no quieres venir a Nueva Orleans? ¡No hay defensa, pero te prometo que vas a correr bastante!

2) Mezclar en un cuenco grande los 2 huevos batidos, agua y poner salsa picante hasta que la mezcla esté naranja (no es tanta salsa pero cuidado que si pones mucha picará) y en otro cuenco la harina y pimienta). La mezcla de partidos que se vienen para los de Rivera no es para nada complicada. Así que si los Panthers se ponen las pilas, se comen todo su pollito y juegan como hasta ahora, no deberían pasar mayores contratiempos para superar a mis Saints, dos veces a los Falcons y a los Bucs. El único partido que puede ser un problema entre los de Carolina y la temporada perfecta es una visita a los Giants, que muy probablemente serán los campeones de la NFC Este, pero que necesitan cada victoria que puedan arañar. Ese partido es el 20D, y yo me lo perderé al haber sido seleccionado presidente de mesa electoral.

3) Bañar el pollo en la mezcla de huevo y luego recubrirlo con la mezcla de harina. Hablando de baños, el que dio el jueves los Lions a los Eagles huele a despedida de Chip Kelly de la Philadelphia. Los analistas de fútbol universitario ya hacen quinielas a ver qué equipo pescaría (USC y Miami dicen que son los mejor posicionados). Pero a mí me gustaría ver a Chip en Tennessee con Marcus Mariota. Si un equipo necesita un lavado de cara y le dará tiempo para progresar es ese. Además, Marcus ya conoce “su sistema”. No sé, me parecería interesante de ver. En todo caso, menudo chorreo el de los Lions. Matt Strafford parecía Joe Montana ayer y Megatron, pues parecía el mismo. Pobre Mark Sánchez, otro producto de USC que añora los días de college.

4) Una vez esté el caliente el aceite freír el pollo entre 6-8 minutos totalmente cubierto por aceite hasta que esté dorado. Fritos estamos todos los aficionados de la NFL. ¿Es acaso el mismo mono borracho que pone los horarios en España el que los arma en la NFL? Ya se han acabado los bye weeks, lo que quiere decir que cada jornada habrán dos partidos más. Esta semana hubo tres en jueves por Acción de Gracias. El resto para el domingo además del consabido Monday Night el lunes. ¿Tienes sentido tener once encuentros a las 19.00 horas y sólo dos a las 10? Estoy trinando con este asunto. Goodell, por el amor a los fans (¡jajaja, qué digo!), por amor al dinero (ese si que tiene), dispersa los partidos para que podamos disfrutar de más a la vez.

5) Mezclar en otro cuenco la harina, polvo de hornear, azúcar y la sal y en otro la leche huevos y el aceite. Luego mezclar los dos. Otra mezcla es la de grandes partidos esta semana. Más que por que sean partidazos por cosas que están en juego. Por ejemplo´, el futuro de Nueva Orleans pasa por Houston. ¿Seguirá Sean Payton en los Saints? ¿Y Brees? ¿Va en serio Houston como un “Rocket” hacia los playoffs? Eso en Houston, pero en Indianápolis, aparte del futuro de Pagano (bastante sentenciado parece ser) se juega en cada yarda ese liderato con los Texans y los Bucs ha dado más pelea de la esperada. Ojo con ellos en 2016 (por cierto, veo un poco de Cam Newton en Winston). Ay, AFC Sur, si es que hasta los Jaguars parecen tener opciones de playoffs aquí (y juegan con los Chargers en casa) . ¡Emociónate Londres, tu equipo puede ser de playoffs!. Fisher se juega su futuro visitando a Andy Dalton y los Bengals que buscan desesperadamente retornar al sendero de la victoria para llegar a los playoffs con buenas vibraciones. Quizás es verdad que Dalton se derrumba en momentos claves, como lo hacen siempre los Vikings que tuvieron todo para hacerse con el liderato de la NFC Norte, y lo echaron a perder. Ahora visitarán Atlanta, ¿lograrán hacerse con la W?

6) Echar la mezcla en una wafflera o en caso de no tener cocinarla en un sartén como pancakes. Mención aparte merecen los otros partidos de la fecha, sobre todo, aquel entre los Giants y el equipo profesional de Washington. Partido con sabor a final, ¿Te gusta eso, Kirk Cousins? Con los Cowboys ya fuera de la pelea con Romo lesionado hasta 2016 y unos Eagles que han tirado la toalla. La pelea está entre estos dos equipos. En mi opinión, el ganador se lleva el gato al agua así que atentos al Fedex field el domingo. Otro lugar donde deberíamos estar pendientes es Seattle, donde los Steelers y lo que queda de la "Legion of boom" se enfrentan. Yo estoy relamiéndome con lo que puede ser una victoria de los de Pittsburgh que deje muy tocados a los de Pete Carroll. El partido que debía de ser EL PARTIDO se queda descafeinado con la lesión de Manning pero oye, tenemos un Brock Osweiler vs Tom Brady. Francamente no he visto a Osweiler lo suficiente como para saber si vale o no, pero nombre de estrella tiene. Y a rey muerto (Johnny), rey puesto; ¡Vamos BROCK!

7) Servir el pollo encima de los waffles. Servido está el futuro de un par de QBs en la liga. Johnny Manziel me falló y a su equipo, a Cleveland y a mí personalmente con las fiestas del bye week. Un Johnny que en teoría había dejado atrás pero que volvió a relucir. Los Browns ya buscan nuevo QB y Jonnhy, pues será el mejor Argonauta de Toronto probablemente la próxima temporada. Cleveland os presento a Colin Kaepernick. La presión en SF pudo con él, pero en Ohio lo peor que puede pasar es que le de frío.