Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
Copa Libertadores

La semana pasada fue negra para la AFC Oeste

AFC Oeste desde dentro

La semana pasada fue negra para la AFC Oeste

La semana pasada fue negra para la AFC Oeste

Brian Spurlock

USA Today Sports

Los Denver Broncos caen por sorpresa en Indianapolis frente a los Colts, pero sus rivales divisionales no saben sacar provecho de ello y recortar su ventaja.

Esta temporada, los Broncos están encontrando al aliado en casa. Pese a que han caído por primera vez en la temporada, no resulta una derrota trascendente a efectos estadísticos gracias a que sus rivales divisionales también han conocido la derrota durante la novena semana de competición. La derrota de Denver, que venía jugando con fuego, no es sorprendente si analizamos la cantidad de juegos que han ganado de manera demasiado apretada, pero sí es sorprendente que se produjera después de una dominante actuación ante los Packers y, aún más, ante unos Colts que están suponiendo el mayor fiasco colectivo en lo que llevamos de temporada.

Oakland no quiso ganar en Pittsburgh

En un mal partido de football en el 100 Art Rooney Avenue de Pittsburgh, los Raiders no supieron aprovechar los regalos concedidos por los Steelers y sucumbieron ante la dureza, el juego físico y, porque no decirlo, ante Antonio Brown.

En una asombrosa actuación, el ex de Central Michigan se fue a las 284 yardas en 17 recepciones, que podrían haber sido más si no fuera por la falta de acierto que persiguió a Roethlisberger durante todo el partido. No importa el rival que tuviera delante, consiguió más de 100 yardas ante DJ Hayden y David Amerson, que se vieron totalmente superados. Especialmente dura fue la tarde de Hayden, que también concedió un TD a manos de Martavis Bryant y una ganancia de más de 50 yardas que el propio Bryant se encargó de “dropear”, algo que los no llamados Antonio Brown se dedicaron a hacer con asiduidad el pasado domingo.

Amari Cooper, celebrando un touchdown para sus Raiders.

La protección del balón fue otro de los grandes problemas de los Raiders. Al comenzar la segunda parte, Latavius Murray resbalaba y no obtenía ganancia ninguna en la jugada. En la siguiente jugada, Murray volvía a resbalar y esta vez perdía el balón que fue a parar a manos de los Acereros. El día anterior, la universidad de Pittsburgh y de Notre Dame jugaron en el Heinz Field, razón por la que probablemente vimos tantos resbalones en la segunda mitad. Solo dos drives después de su primer fumble, Latavius Murray volvería a perder el balón por segunda vez, esta vez fruto de su pobre pad-level a la hora de correr con el balón, que le hizo susceptible a un big hit de Mike Mitchell. El propio Mitchell, se disfrazó de Troy Polamalu y, en el mejor de los sentidos, se dedicó a repartir estopa e imponer su juego físico, dejando fuera por momentos a Amari Cooper después de un tremendo golpe en la cintura. La gota que colmaba el vaso la ponía Taiwan Jones, que ya había tenido un drop y un fumble que salió por la banda, con otra pérdida del balón, si cabe aún más estúpida que las anteriores. En un error de novato, Jones condujo el balón en el brazo delantero en vez de protegerlo en el trasero. Con un simple contacto con su brazo, Chickillo conseguía forzar el fumble, recuperarlo y finiquitar el partido. Paradójicamente, Taiwan Jones ya fue cambiado de posición como universitario tras sus constantes problemas a la hora de proteger el balón.

En definitiva, los Raiders volvieron a decepcionar como lo hicieron en su salida a Chicago. En un partido en el que ambos equipos tuvieron multitud de errores, acabó ganando el menos malo. No obstante, los Raiders siguen totalmente metidos en la pelea por la wildcard, pero no deberían conceder muchos más partidos como los del pasado domingo si quieren jugar en enero.

¿Qué pasa con Melvin Gordon?

Navegando en la actualidad Charger y centrándome en los números de Melvin Gordon, me he topado con un dato realmente interesante (y preocupante al mismo tiempo). En las últimas 33 carreras que Melvin Gordon ha tenido, no ha logrado pasar de las 6 yardas en ninguna de ellas. Los yankees son especialistas en traernos estadísticas frikis y espero que pronto nos puedan dar luz al asunto, pero realmente dudo que haya habido muchos corredores que hayan tenido una racha tan negativa. Es prematuro, pero no es el mejor de los síntomas cuando se asocia tu nombre al de Trent Richardson.

Adiós a la carrera de Malcom Floyd

En San Diego montas un circo y te crecen los enanos. Con una temporada ya perdida, una afición que da la espalda a su equipo y una plaga de lesiones, el último en sumarse ha sido Malcom Floyd. Lo peor de todo es que ya no le volveremos a ver nunca más sobre los terrenos de juego, como él mismo ya ha anunciado. Uno de los mejores Deep-threat de la liga en los últimos años y en general uno de los receptores más infravalorados, se irá de la liga sin pena ni gloria en una temporada para el olvido en todo lo que rodea a los Chargers, que siguen bajando en el Power Ranking de AS y ya se situan en el número #30 como tercer peor equipo de toda la NFL.

Aqib Talib se pierde el partido ante los Chiefs

Kansas City se juega la temporada en Denver. Si ganan, vuelven a meterse con todas las de la ley en la pelea por la wildcard. Si pierden, tienen pie y medio fuera de la postemporada. Por suerte, tendrán la fortuna de no tener que enfrentarse a Talib, un jugador que suele tener actuaciones estelares ante los de Kansas City. Talib ha sido suspendido con un partido de sanción por meterle los dedos en los ojos a Dwayne Allen. Un jugador y personaje estrambótico e impredecible, los Broncos se arriesgaban también a este tipo de cosas cuando le ficharon.

A Jay Cutler le gusta la AFC West

Todo son risas con Jay Cutler hasta que te das cuenta de que este año tiene un récord de 3-0 ante rivales AFC West. En ellos, promedia más de 300 yardas por partido, supera el 60% en pases y ha anotado 6 TDs. Primero tumbó a los Raiders con un drive ganador final, luego a los Chiefs sacándose dos genialidades de la chistera en un partido que parecía perdido y, en prime time, se deshizo sin mayores problemas de los Chargers. Aunque los Bears estén en una época de transición, es destacable el nivel que está mostrando Jay. En 10 días vienen los Broncos. ¿Completará Jay el sweep ante su ex-equipo?

0 Comentarios

Normas Mostrar