POLÉMICA EN LA NFL

El verdadero rostro de Greg Hardy sale a la luz

La publicación de las fotos de las consecuencias de la agresión de Hardy a su ex-novia reabre la polémica en torno al jugador de los Cowboys.

0
El verdadero rostro de Greg Hardy sale a la luz
Deadspin Deadspin

Supongo que era cuestión de tiempo pero después del más que publicitado caso de violencia doméstica de Greg Hardy con Carolina Panthers hace un año y medio, las consecuencias de tan despreciable acto han llegado a ser conocidas por el gran público y sinceramente, no son para nada agradables.

Según publica Deadspin, las fotos que obraban en poder del juez del caso (que fue solventado con un acuerdo extrajudicial por ambas partes) muestran la naturaleza de la bestia que es el jugador de Dallas Cowboys, uno que vio cómo su sanción fue reducida de los diez partidos a solamente cuatro de forma incomprensible y que hace poco fue protagonista por su altercado con el entrenador de equipos especiales de su franquicia.

Y lo peor de todo es que a esta hora del sábado 7 de noviembre del 2015, Greg Hardy sigue perteneciendo al llamado equipo de América.

Los casos de violencia doméstica han acaparado demasiados titulares respecto a la actualidad de la NFL y no por el hecho de que no tenga que hablarse de ella sino porque solamente uno ya es uno más de los que debería de existir. Los casos de Ray Rice, Adrian Peterson y ahora un Hardy que vuelve a estar en el centro del huracán están haciendo un flaco favor al mundo del football.

Desgraciadamente, no hay deporte entre los cuatro grandes de Estados Unidos que ha evitado ser salpicado por esta lacra pero es posible que ninguno haya sido tan protagonista como la National Football League.

La NBA ha mostrado tolerancia cero en relación con el tema y no se puede estar más de acuerdo. El último caso más sonado fue el de Jeff Taylor, actual jugador del Real Madrid de baloncesto, que fue sancionado con 24 partidos sin sueldo cuando militaba con Charlotte Hornets en 2014. Más allá de ese caso, el baloncesto ha pasado casi de puntillas.

Por otro lado, en la MLB hace muchos años en los que no están presentes episodios de esta clase y cuando han ocurrido, se trata de antiguos jugadores como Chuck Knoblauch, segunda base de Minnesota Twins y New York Yankees, que golpeó por segunda vez a una de sus ex-mujeres.

El comisionado de la MLB, Rob Manfred.

No obstante y para evitar situaciones embarazosas como las que está padeciendo Roger Goodell en la NFL, en la MLB se llegó a un acuerdo en agosto de este mismo año para tener listo un protocolo por si ocurriese algo así. Sin veredicto de culpabilidad, Rob Manfred puede colocar en una lista de siete días sin paga a un jugador mientras se conduce la investigación y sin una sanción mínima o máxima que crea una arbitrariedad cuanto menos peliaguda.

La buena noticia es que los jugadores no podrán apelar dichas sanciones al no existir precedentes por estos episodios y que el universo no girará en torno a Manfred como sí ocurre con Goodell ya que un panel compuesto por un representante del jugador, otro de la liga y uno independiente son los que se encargarían de gestionar cualquier tipo de arbitraje posterior.

Todas las novedades que se han producido en esta materia me pillaron un poco con el paso cambiado ya que reconozco que con todo el tramo final de la temporada, se me quedó un poco por debajo del radar pero todo lo positivo en esta materia es recibido con los brazos abiertos como no puede ser de otra manera.

Ya volviendo a la NFL, la patata caliente no la tiene en exclusiva la propia competición, cuyo régimen sancionador y de apelación queda en entredicho sino la situación de los Dallas Cowboys.

El propietario de los Cowboys, Jerry Jones, también está en el ojo del huracán.

Y destacando por encima de todo es la incomprensible actitud (para servidor) de su propietario Jerry Jones, cuyo equipo ha obtenido el brillante balance de tres victorias en playoffs en los últimos veinte años.

Apenas unos días después de su incidente en la banda y ser proclamado como un líder por parte de Jones, el dueño de los Cowboys ha publicado una nota de prensa cuanto menos contradictoria.

“Aunque no teníamos acceso a las fotos que se han hecho públicas hoy, éramos y somos conscientes de la seria condición de este incidente. Como organización nos lo tomamos muy en serio. No perdonamos la violencia doméstica. Llegamos a un acuerdo con Greg sabiendo que habría un enorme escrutinio y críticas por ello. Le hemos dado a Greg una segunda oportunidad. Es un miembro de nuestro equipo y alguien que agradece la oportunidad de poder seguir adelante con su vida y su carrera.”

¿Moraleja? Si eres un jugador de élite, los Cowboys siempre te pueden hacer un hueco, sin importar lo que hayas hecho.

Mi más sincera enhorabuena al Sr. Jones.