JUICIO CONTRA URDAIBAI

Marcos Maynar lleva doce años implicado con el dopaje

El juicio contra Urdaibai ha devuelto a la primera línea informativa al médico, sancionado en 2009 y presunto cabecilla de la red de dopaje de la trainera.

0
Marcos Maynar lleva doce años
implicado con el dopaje
Miguel Toña EFE

Marcos Maynar es doctor en medicina deportiva con la tesis Fisiología metabólica del ciclismo profesional. También, el profesor responsable de Fisiología del ejercicio en la Universidad de Extremadura (UEX). Y, por último, el presunto cabecilla de la red de dopaje de Urdaibai, que se enjuicia esta semana en Bilbao. Maynar tiene un amplio historial vinculado a prácticas ilegales.

En enero de 2003 elaboró, junto a su hermano Juan Ignacio (catedrático de química), un informe exculpatorio para Sabino Padilla sobre el positivo de Carlos Gurpegui con nandrolona. Alegaron que el cuerpo del navarro producía esa sustancia de forma natural en una tasa elevada. No obstante, el futbolista del Athletic recibió un castigo de dos años.

El 16 de julio de 2004 fue detenido dentro de la Operación Gamma II. Durante el registro de su domicilio se incautaron anabolizantes y esteroides. Sin embargo, quedó absuelto en el proceso (conducido por el Juzgado de Instrucción número seis de Málaga) después de argumentar que utilizaba esos medicamentos para sus estudios en la UEX.

En mayo de 2008 falleció el corredor Bruno Neves, del LA-MSS, equipo portugués con el que entonces colaboraba. La investigación de la muerte desató una serie de registros. Diario AS ha accedido a los informes del Ministerio Público de Portugal. En el ordenador de Maynar se hallaron las fichas de los ciclistas con planes de entrenamiento y administración de anabolizantes y EPO. Además, se encontró un documento dentro de la carpeta Farmacias en el que indicaba dónde se vendía un producto que aumenta el volumen globular. Él recomendó a su plantilla que dejara de tomarlo una semana antes de la competición para evitar el riesgo de positivo.

La Federación Portuguesa de Ciclismo le suspendió diez años en 2009 “por facilitar sustancias dopantes”. Aun así, negó los hechos y explicó a AS que se sentía como “un chivo expiatorio”. En el coche del LA-MSS con matrícula 10-FD-78 se requisaron 90 cápsulas de glucocorticosteroides sin designación comercial ni control sanitario; tres frascos de plasma; 82 jeringuillas para microdosis; doce métodos de infusión con gravedad; ocho sistemas de mariposa de infusión intravenosa; y una centrifugadora para medir los valores de hematocrito. Respecto a la vía penal, y como publicó El País en abril de 2010, acusó a otro célebre médico, Jesús Losa, para que el tribunal de Póvoa de Varzim le exculpara. De nuevo, fue absuelto.

Maynar y Luis García del Moral (sancionado de por vida por el Caso Armstrong) son los dos únicos doctores españoles que aparecen en la lista de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) de “asociación prohibida”: tratar con ellos conlleva castigo. Aparte de trabajar con clubes de fútbol, como el Cacereño, de baloncesto, como el Cáceres, o de traineras, como Urdaibai, fuentes conocedoras de las actividades de Maynar aseguran a AS que atendía a los deportistas en su departamento de la Universidad de Extremadura. En el juicio de Bilbao ha negado todos los cargos que se le imputan.