NBA
Toronto Raptors TOR

-

Charlotte Hornets CHA

-

Boston Celtics BOS

-

Orlando Magic ORL

-

Milwaukee Bucks MIL

-

New York Knicks NYK

-

Minnesota Timberwolves MIN

-

Indiana Pacers IND

-

Dallas Mavericks DAL

-

Chicago Bulls CHI

-

Utah Jazz UTA

-

Memphis Grizzlies MEM

-

Portland Trail Blazers POR

-

Washington Wizards WAS

-

Golden State Warriors GSW

-

Phoenix Suns PHX

-

Los Angeles Lakers LAL

-

San Antonio Spurs SAS

-

ATP 500 Basilea
Alexei Popyrin Alexei Popyrin
-
Matthew Ebden Matthew Ebden
-
Taro Daniel Taro Daniel
-
Andreas Seppi Andreas Seppi
-
Maximilian Marterer Maximilian Marterer
-
Daniil Medvedev Daniil Medvedev
-
Jan-Lennard Struff Jan-Lennard Struff
-
John Millman John Millman
-
Roger Federer Roger Federer
-
Filip Krajinovic Filip Krajinovic
-
Peter Gojowczyk Peter Gojowczyk
-
Nicolás Jarry Nicolás Jarry
-
Leonardo Mayer Leonardo Mayer
-
Gilles Simon Gilles Simon
-
ATP 500 Viena
Fernando Verdasco VER
-
Pierre-Hugues Herbert HER
-
Frances Tiafoe TIA
-
Kei Nishikori NIS
-
Cameron Norrie NOR
-
John Isner ISN
-
Philipp Kohlschreiber KOH
-
Lucas Pouille POU
-
Dominic Thiem THI
-
Ruben Bemelmans BEM
-
Damir Dzumhur DZU
-
Fabio Fognini FOG
-
Jo-Wilfried Tsonga TSO
-
Sam Querrey QUE
-
Campeonato Brasileño Serie A
Eurocup
Partizan PAR

-

Asvel Villeurbanne AVI

-

Alba Berlin ALB

-

Arka Gdynia GDY

-

Dolomiti Energia Trento TRE

-

Turk Telekom TUR

-

Unicaja MAL

-

Unics Kazan UNK

-

Limoges LIM

-

Tofas Bursa TOF

-

Final WTA World Tour
Elina Svitolina Elina Svitolina
-
Karolina Pliskova Karolina Pliskova
-
Caroline Wozniacki Caroline Wozniacki
-
Petra Kvitova Petra Kvitova
-
Liga Colombiana II

Una teoría socialista sobre la National Football League

El jardín de atrás

Una teoría socialista sobre la National Football League

Una teoría socialista sobre la National Football League

bluenationreview.com

Un triunfo en la NFL vale en realidad menos en términos reales que un triunfo en béisbol, o baloncesto, hace más de 40 años
Patriots-Steelers

Lo de que la NFL es una liga deportiva profesional que sigue un sistema socialista es algo que se lleva comentando varios años porque los beneficios se reparten por igual entre todas las franquicias. Por lo tanto, los propietarios no ganan tanto financieramente cuando sus equipos ganan. Es un concepto que popularizó el analista político y humorista Bill Maher, más bien para sacar un titular de “la NFL es socialista” en vez de para explicar realmente los tintes de sistema socialista que tienela National FootballLeague.

Hace unos meses, se publicó un trabajo en International Journal of Sport Finance, una publicación trimestral académica y práctica sobre la economía del deporte, donde se buscaba el vínculo estadístico entre las victorias de un equipo y sus beneficios totales; el estudio se llevó a cabo en la NFL, la NBA y la MLB.

La conclusión central es sorprendente. Mientras en la MLB y la NBA un incremento del 10% de los triunfos de un equipo en una temporada trae un 2,7% más de beneficios, en la NFL es solo del 0,14%. ¿Cuál es la causa? Aunque las tres ligas reparten los ingresos televisivos por igual entre las franquicias, en el fútbol americano profesional también se reparte una parte sustancial de la taquilla y el merchandising. No es así en el béisbol y el baloncesto profesional, donde los beneficios de los medios locales, los tickets y los sponsors no se comparten mucho. Por lo tanto, podemos decir que el impacto de ganar en la NFL no supone un gran empujón financiero para una organización.

Estas conclusiones se pueden ilustrar mejor mirando en la contribución económica de un jugador a su equipo, es decir, en qué medida la actuación de un jugador afecta a la victoria de su equipo y cómo ésta afecta consecuentemente a los ingresos de la organización. El problema es, obviamente, que estamos hablando de un valor subjetivo (porque son muchos factores) pero imaginémonos que solo seleccionamos aquellas actuaciones muy claras que desembocan en un triunfo final. Ese vínculo nos da, gracias a este trabajo de 1973 del economista deportivo Gerald Scully, que en la MLB cada victoria eran $900.000 de ingresos en los años setenta y en la NFL $412.000 ahora mismo. Un triunfo en el football profesional vale en realidad menos en términos reales que un triunfo en béisbol hace más de 40 años.

Con la teoría de Scully en la mano, un quarterback como Aaron Rodgers que aportó 5,87 triunfos a su equipo el año pasado (según Advanced Football Analytics) solo generó un impacto económico de $2,5 millones para los Packers. Es decir, como las victorias de un equipo no repercuten los ingresos de este, las actuaciones de sus jugadores tampoco. Por lo tanto, si las franquicias no tienen incentivos financieros por ganar, lo único que nos queda es que quieren ganar solo por el hecho de ganar. Cuando gana una, pierde otra, y así en una espiral sucesiva.

El aspecto socialista de la NFL es que todos están jugando en las mismas condiciones de salarios, y un equipo ganador se hace por pura meritocracia: elegir un buen general manager, que el general manager fiche a un buen entrenador, que se construya un sólido equipo con ese payroll y un largo etcétera. La otra lección es que el dinero no es lo que mueve a los propietarios y las organizaciones, sino ganar. Dicho esto, no es que sea la NFL socialista, es que es una teoría y aspecto que casa con el socialismo. Estamos hablando de empresas de propiedad privada (no pública), a excepción de los Packers, de un gran negocio (la NFL) con 32 socios (las franquicias).

0 Comentarios

Mostrar