Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Euroliga
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Bundesliga
Ligue 1
Niza Niza NIZ

-

PSG PSG PSG

-

Euroliga
Olympiacos OLY

-

Zenit San Petersburgo ZEN

-

Brady sigue siendo demasiado para la defensa de los Jets

AFC Este desde dentro

Brady sigue siendo demasiado para la defensa de los Jets

Brady sigue siendo demasiado para la defensa de los Jets

Jim Rogash

AFP

El primer asalto al trono de la AFC Este por parte de los New York Jets de Todd Bowles cayó del lado de los vigentes campeones.

El primer asalto al trono de la AFC Este por parte de los New York Jets de Todd Bowles cayó del lado de los vigentes campeones. Los New England Patriots sufrieron bastante para mantenerse en lo más alto de la división pero acabaron sumando su sexta victoria de la temporada. El elemento diferencial fue el mismo que les ha permitido estar ahí arriba durante la última década: Tom Brady.

En un partido en el que sus receptores estuvieron mucho más fallones de lo habitual (hasta 9 drops), Brady diseccionó y ejecutó a la perfección a una defensa que acabó pidiendo la hora, falta de ideas para frenar al genial quarterback.

El momento clave llegó a 13 minutos del final del partido, después de que los Jets anotaran un field goal que les ponía cuatro puntos arriba en el marcador (podrían haber sido siete si Brandon Marshall no hubiera dejado caer un pase perfecto de Ryan Fitzpatrick). Los Patriots, por tanto, afrontaban un drive en el que debían sumar puntos para mantenerse al menos a una anotación del rival.

Vamos a analizar las dos jugadas clave de ese drive que acabó siendo definitivo:

La primera jugada es el 3&17 que era una situación óptima para que los Jets forzaran a los Patriots a puntear. En la primera captura, vemos que los Jets plantean una defensa muy sencilla: cuatro jugadores al pass rush, cornerbacks y linebackers cubriendo a receptores y tight ends y dos safeties profundos. Una Cover-2de esas que con tanta razón critica mi compañero Rubén. (Ver imagen 1)

Imagen 1

La lectura es muy sencilla para Brady que en seguida busca al jugador que va a atacar el punto débil de la defensa. En la segunda captura, vemos a Julian Edelman alineado en el slot que va a realizar una dig-in, una ruta profunda paralela a la línea de scrimmage, buscando la espalda del linebacker. Combinar una cover-2 con un linebacker como David Harris cubriendo a Edelman es demasiado riesgo (el safety Dion Bailey tampoco lo hace bien) y los Jets lo acaban pagando. La ruta y el lanzamiento son perfectos como vemos en las últimas capturas y los Patriots salvaron así una situación muy complicada.

La segunda jugada es la del touchdown de Danny Amendola. De nuevo un 3rd down que daba la oportunidad a los Jets de limitar daños y forzar un field goal que les mantendría arriba en el marcador. En la primera captura, vemos las rutas que corren los receptores de los Patriots, atacando la defensa individual de los Jets a distintos niveles. El planteamiento de Bowles vuelve a ser similar a la jugada anterior: confiar en que la línea crear suficiente presión por sí misma sin utilizar blitzes. (Ver imagen 2)

Imagen 2

La ejecución defensiva es bastante buena. En la segunda captura vemos a un par de jugadores de los Jets en la cara de Brady y la cobertura deja poco espacio a los receptores. El único fallo lo comete Marcus Williams, el CB enfrente de Amendola, que duda medio segundo si la ruta es exterior e interior. Lo suficiente para dar una ventana de pase mínima a Brady.

En la segunda captura, a pesar de lo borrosa que está, se aprecia el escaso espacio que tiene el QB para poner el balón en las manos de Amendola. Un poco antes y Marcus Gilchrist habría forzado el incompleto o incluso interceptado el pase y un poco más tarde y Muhammad Wilkerson habría deflectado el balón. Este es un pase al alcance de muy pocos quarterbacks.

La respuesta de los Jets después de este drive fue tirar de blitzes continuos para intentar forzar un error de Brady. Probablemente para compensar no haberlo hecho en el drive del que hemos hablado. Tampoco funcionó ya que los Patriots bloquearon muy bien estas situaciones y Brady encontró una y otra vez al receptor libre. Así fue como llegó el touchdown de Rob Gronkowski que selló definitivamente la victoria de New England.

Este partido demuestra que los Jets han recortado la distancia con los Patriots pero si quieren superarles todavía tienen mucho camino que recorrer. Es cierto que con otro quarterback enfrente, los de New York seguramente habrían conseguido la victoria pero también es cierto que los Patriots se dejaron muchas jugadas en el campo con todos esos drops.

Brady es mucho Brady y el domingo dejó bien claro que los Patriots están luchando por ser el número uno de la conferencia mientras que el resto de la AFC Este tendrá que luchar por los puestos de wild card. Sigue habiendo dos niveles distintos en la división, ese que marca tener un quarterback élite y no tenerlo.

Notas del resto de la AFC Este:

- Ya avisé la semana pasada que los Bills afrontaban un partido decisivo en Londres. Y las sensaciones que se llevan del viejo continente no podían ser peores. Lo que tenía pinta de ser una derrota muy fea al descanso (27-13) se convirtió en una derrota fea y dolorosa después de darle la vuelta al marcador con 18 puntos seguidos, para luego ver cómo los Jaguars anotaban el TD ganador a falta de dos minutos.

- Las lesiones siguen siendo un problema para los Bills (Tyrod Taylor, Sammy Watkins, Kyle Williams) pero no son excusa suficiente para perder así contra Jacksonville. Más vale que Taylor y el resto de lesionados aprovechen la semana de descanso para recuperarse bien y volver a tope para batirse contra los rivales divisionales. Los siguientes tres partidos van a definir el futuro de los Bills y el de Rex Ryan.

- Los Dolphins empiezan a parecerse al gigante dormido del que hablaba Dan Campbell. Vale que era los Texans pero el paseo militar de la primera mitad (41-0) fue mérito de los de Miami. Una ofensiva que ahora sí se parece a lo que esperábamos, poniendo el balón en manos de sus playmakers (Jarvis Landry, Lamar Miller) y una defensa agresiva, dominando desde la línea defensiva (4 sacks). El jueves les espera un test de altura para demostrar quiénes son, el mismo que suspendieron los Jets este domingo: visita a New England, cara a cara con la tiranía de los Patriots.

 

0 Comentarios

Normas Mostrar