Murphy y deGrom muestran el camino a las Series Mundiales

Series de Campeonato Liga Nacional

Murphy y deGrom muestran el camino a las Series Mundiales

Murphy y deGrom muestran el camino a las Series Mundiales

ELSA

AFP

En una fórmula ya vista en esta serie, la pegada del segunda base y la enésima brillante actuación del pitcher titular son la diferencia del partido.

México DF

Si los Chicago Cubs quieren cumplir la simpática profecía que salía reflejada en Regreso al Futuro 2 (1989), tienen mucho trabajo por delante y una tarea titánica que sólo se ha cumplido en una ocasión en la MLB.

El poderío de Jacob deGrom sobre el montículo y la leyenda que rodea a Daniel Murphy fueron argumentos de peso para ayudar a que los Mets se impusieran por 5-2 sobre los Cubs en Chicago y pongan un rotundo 3-0 en las Series de Campeonato de la Liga Nacional al mejor de siete partidos.

Con un Joe Maddon determinado a dejar atrás todo lo sucedido en New York donde Jon Lester y Jake Arrieta sumaron sendas derrotas y recurriendo a la épica que tan bien reflejada está en la saga de Rocky, especialmente en su primera entrega, los Cubs afrontaban este encuentro como un verdadero desafío, no sólo por la tarea que tenían por delante sino por el rival al que se enfrentaban, ni más ni menos que Jacob deGrom, posiblemente el mejor pitcher de todo el magnífico plantel de lanzadores titulares de los Mets.

Pero las cosas no empezaron bien para los Cubs cuando vieron como los Mets se mostraban productivos en su primera oportunidad al bate, un momento que podría haber sido mucho más negativo para ellos pero que se saldó solamente con la carrera anotada por un David Wright que según avanzan los playoffs, se muestra más y más cómodo en su rol de segundo bateador e impulsado por Yoenis Céspedes.

Chicago Cubs respondió inmediatamente gracias a un home run del jovencísimo y talentoso Kyle Schwarber, su quinto de estos playoffs y el jugador que más ha logrado en toda la hisotria de la postemporada cuando no ha cumplido todavía los 23 años. Tal como le ocurrió en su

última salida contra los Dodgers, deGrom se mostró vulnerable en la primera entrada y los Cachorros ahí tuvieron una oportunidad de oro que no pudieron aprovechar, una de las escasísimas a lo largo de todo el partido.

Liam Hendricks no sólo tenía que vérselas con deGrom en el duelo de lanzadores sino con un turno de bateo que está mostrando no sólo pegada sino también dinamismo.

Para la primera parte de la ecuación, no podemos encontrar a nadie más en forma que Daniel Murphy, que lograba un home run en la cuarta entrada en su quinto partido consecutivo, igualando el récord de Carlos Beltrán en 2004. El cubano Jorge Soler volvía a situar el empate en el marcador con un prodigioso home run por el centro en esa misma entrada.

En el segundo caso, los Mets están mostrando una agresividad contenida e inteligente se muestran imaginativos a la hora de generar oportunidades, como la que fabricó Céspedes con su robo de tercera en la sexta entrada contra el bullpen de los Cubs y que aprovechó un lanzamiento descontrolado que hubiera supuesto el strikeout de Michael Conforto pero que no sólo no logró eso sino que Céspedes volviera a colocar a los Mets por delante.

El relevo de los de Illinois no estuvo muy afortunado en la séptima entrada en la que los Mets volvieron a sumar más carreras por medio de Wright y Murphy hasta situar el 5-2 definitivo.

Jacob deGrom fue capaz de completar siete entradas para sumar su tercer triunfo en la postemporada 2015, en un partido en el que los Cubs no colocaron jamás en base al bateador que abría el turno en cualquier entrada, constante a lo largo de la serie y que limita el potencial ofensivo de manera importante, ya que los home runs de los Cubs no tienen a compañeros en base a lo largo de estas series.

Y lo que es más preocupante, Chicago Cubs todavía no sabe lo que es ir mandando en el marcador en esta serie y eso es sinónimo de derrota.

Los Boston Red Sox en 2004 han sido el único equipo en la historia de los playoffs de la MLB en levantar un 3-0 adverso en una serie al mejor de siete partidos y ese será el espejo en el que quieran verse reflejados los Cubs si quieren progresar hasta las Series Mundiales.

Jason Hammel será el encargado de mantener viva la serie para los Cubs mientras que el rookie Steven Matz intentará lograr el primer barrido de los Mets en una serie al mejor de siete partidos en su historia en postemporada.

0 Comentarios

Normas Mostrar