Chase Utley lo hizo bien legalmente, no moralmente

Desde bleachers

Chase Utley lo hizo bien legalmente, no moralmente

Chase Utley lo hizo bien legalmente, no moralmente

Jayne Kamin-Oncea

USA Today Sports

Si vas al béisbol, ve siempre a las bleachers. Es donde se respira el béisbol de barrio, macarra y la verdadera América en estado puro.

Para macarra el béisbol que practica Chase Utley, pero ¿alguien le ha dicho que sea ilegal? Utley barrió para llegar a segunda base, perdón, Utley comenzó el barrido cuando llegó a segunda base (no dos metros antes que es cuando se inicia el slide), perdón, Utley ni siquiera estaba en dirección a la segunda base (que es donde tiene que tocar), y en el camino se llevó al shortstop Rubén Tejada a quien le rompió la pierna.

El pastel mediático se hornea porque: 1) No es la primera vez que lo hace Utley, ni este año (de forma más exagerada además), ni otros años; 2) Es la jugada clave del segundo partido de las Series Divisionales entre Dodgers y Mets en el cénit de la remontada angelina; 3) Tejada es un jugador clave para los de Queens, de hecho es fijo en esa posición desde la marcha de José Reyes; 4) La MLB no tiene una regla específica para proteger a los shortstops (sí la reciente para las colisiones con los catchers), de hecho sí que la tiene pero queda a interpretación de los umpires, tal como vimos el sábado que dieron por segura la base conseguida por Utley (sin ni siquiera tocar la base de primeras, solo tras lesionar a Tejada, irónico).

La MLB se encuentra con este “pastelazo” y Joe Torre, mandamás de las sanciones en la Liga, decide (probablemente ante la alarma generada) sancionar a Chase Utley con dos partidos, justo los dos que se celebran en Nueva York (y así evitarle toda la violencia verbal neoyorquina posible). Pero la sanción impositiva de la MLB es endeble, por lo que a esta hora (antes del tercer partido) Utley podrá jugar ya que su audiencia para la apelación se ha retrasado. El californiano argumentará que nunca antes se ha suspendido a un jugador por su maniobra, aunque la Major League Baseball tiene la sartén por el mango, hasta tal punto que según el convenio sindical con la Asociación de Jugadores, ésta última tiene las manos atadas.

Lo que está claro es que Rob Manfred, Torre y la Liga quieren sentar un precedente, y se avecina una offseason con posiblemente una nueva regla para las colisiones con infielders, pero no se puede escribir una regla tan rápido. ¿Habrían suspendido a Utley si no hubiera roto la pierna a Tejada? ¿Habrían suspendido a Utley si el partido hubiera sido en mayo? Lo que quiero decir es que la legislación (las reglas en este caso) sí se puede hacer por precedentes (siempre tiene que haber uno, es la parte empírica) pero no pueden ser aceleradas sin un adecuado consenso y condicionada por factores externos (la tremenda presión mediática) para su elaboración (razonamiento).

Bajo la legislación en la mano, nadie puede echar nada en cara a Chase Utley. Bajo la moralidad en la mano, cada tiene la libertad de interpretar si el jugador de los Dodgers fue a lesionar o no intencionadamente a Rubén Tejada. ¿Qué creo yo? Que Chase Utley es un auténtico macarra del béisbol, y no lo digo en tono peyorativo, lo digo porque existen estos tipos de jugadores en cada deporte y no podemos esperar que esto sea un cuento de animalitos cada noche. Y no lo defiendo, a mi no me gustan los jugadores que llevan el reglamento a su extremo poniendo el peligro la salud física de los jugadores, más aún cuando puede dar la sensación que es totalmente intencionado. ¿Utley quería lesionar a Tejada? No, pero haciendo el barrido tardío y no tomando la dirección de la base por bastante centímetros (buscando la colisión) debes tener la responsabilidad de conocer las consecuencias de tus acciones, porque conoces qué pueden provocar tus cualidades físicas, igual que sabes que cuando le pegas un puñetazo fuerte a una mesa de granito corres el riesgo de fracturarte la mano.

0 Comentarios

Mostrar