TELEVISIÓN

Hard Knocks escoge a los Texans y su center comegusanos

El popular programa de la HBO tendrá como protagonista a la franquicia de Houston y, muy probablemente, a Ben Jones por su tendencia a comer "lo que sea".

0
Hard Knocks escoge a los Texans y su center comegusanos
Thomas B. Shea Getty Images

Hard Knocks se centrará esta temporada en los Houston Texans. Es una gran noticia para todos aquellos que estamos interesados en la figura de Bill O'Brian, uno de los entrenadores más prometedores de la actual NFL, para los que quieran ver más de cerca a ese idolazo que es J.J. Watt, y también para los que estén interesados en ver a un señor de imponente tamaño comer casi cualquier cosa que se le ocurra, incluidos gusanos y guarradas varias: Ben Jones.

Para el que no la conozca, Hard Knocks es una serie de la HBO que cada agosto se va al campo de entrenamiento de un equipo de la NFL y les sigue durante toda la pretemporada. El programa se centra en contar historias, en narrar la parte emocional y personal de los jugadores, de los entrenadores. Suele tener mala fama en los equipos, por el miedo a que se desvelen demasiadas cosas y por la inevitable incomodidad que generan las cámaras con presencia continua en la vida del grupo. Pero son miedos infundados porque el reality show está cuidado hasta el extremo y lo normal es que nos muestre como los nuevos, los rookies, sufren y son cortados, como se acaban sueños y empiezan otros, y cosas parecidas, mucho más narrativas que futbolísticas.

Ahí entra la figura de Ben Jones, el Center titular de los Texans que, este agosto, puede convertirse en una gran figura televisiva. Porque en el campo está claro que la estrella es Watt, pero fuera de él Jones tiene el potencial de hacernos reír a carcajadas.

Es el propio Watt el que lo ha contado: "Creo que Ben va a ser una enorme figura de Hard Knocks. Habrá muchas escapadas siguiéndole, por las cosas que hace, por las cosas que come. Con que Ben sea Ben ya bastará".

Y es que el Center es muy popular entre sus compañeros por comerse y beberse de todo. Literalmente. Pueden ser insectos, pueden ser filetes del tamaño del estado de Texas. Es por eso que la elección de Houston pinta a ser un acierto para HBO y, de paso, para nosotros, los fans, que los dos últimos años (Falcons y Bengals) no nos divertimos en exceso.