Competición
  • Champions League

A la búsqueda del jugador ideal en el draft: los Miami Dolphins

A la búsqueda del jugador ideal en el draft: los Miami Dolphins

Seguimos preparando el draft con los equipos de la AFC Este con nuestra búsqueda del jugador ideal. Hoy es el turno de unos Miami Dolphins que afrontan un 2015 decisivo para el futuro de la franquicia. Están en una situación similar a la de los Jets en 2014: un entrenador, Joe Philbin, muy cuestionado a final de temporada y un general manager, Dennis Hickey, con poco poder de decisión dentro del club. Una combinación muy peligrosa. Tienen que hacerlo muy bien si quieren evitar correr el mismo destino que sus compañeros y eso empieza por acertar en el draft.

Para Ryan Tannehill también será un año muy importante. Este será su último año de contrato y, viendo cómo están cobrando los quarterbacks, está a las puertas de un nuevo contrato millonario. Precisamente en este momento crítico de su carrera, tendrá receptores nuevos a su alrededor: Kenny Stills ocupará el sitio del inadaptado Mike Wallace y Jordan Cameron cubrirá la vacante dejada por Charles Clay. Creo que es un intento necesario de reforzar la posición del QB como líder del equipo y todavía tienen margen de sumar más refuerzos en el draft.

Dentro del buen grupo de receptores que se presenta este año, he elegido a DeVante Parker como el que mejor se adapta a los Dolphins. Sus puntos fuertes son su habilidad para atrapar el balón en cualquier situación y la capacidad para ganar yardas después de la recepción. Esas características le convierten en un candidato ideal para jugar como receptor de posesión pero tiene el potencial para ser mucho más. Físicamente se parece mucho a AJ Green, que no es mal espejo en el que mirarse; y podría acabar dominando en el juego corto, medio y profundo como el de los Bengals.

Después de los fichajes de agencia libre, incorporar a Parker sería conseguir la pieza que les falta para el puzzle ofensivo. Con Stills tendrían a la amenaza profunda, Landry jugaría en el slot y Parker ocuparía el rol de receptor de posesión con el objetivo de ser el receptor número uno a corto-medio plazo. Así completarían un trío joven, con mucho potencial y con las características que tanto Philbin como Bill Lazor (coordinador ofensivo) buscan en sus wide receivers.

Pasando al lado defensivo, los Dolphins se encuentran en una posición muy interesante, porque si bien tienen un once titular competitivo, en cuanto empezamos a mirar lo que tienen en el banquillo el nivel desciende considerablemente. Es por eso que podrían ir casi en cualquier dirección en el draft. En la secundaria les vendría muy bien añadir un cornerback pero yo he tomado otro camino: reforzar un grupo de linebackers que ha sido muy inestable en los últimos años.

Denzel Perryman #52, linebacker de los Miami Hurricanes, podría encajar muy bien en la defensa de los Dolphins.

No ha sido fácil elegir un linebacker por el buen nivel que hay este año. Finalmente he optado por Denzel Perryman, de la universidad de Miami. No es el mejor de la clase pero me gusta mucho cómo encaja en la defensa de los Dolphins. Perryman probablemente nunca será sobresaliente en ningún aspecto del juego pero sí puede ser un notable en todos. Es un jugador muy físico y agresivo contra la carrera y que se mueve bien en cobertura zonal pero también irregular a la hora de leer la jugada o deshacerse de los bloqueos.

En los Dolphins, Perryman tendría por delante una línea defensiva que le mantendría alejado de los bloqueos de la línea ofensiva rival, y le permitiría ocultar sus defectos y jugar con más espacio que es como mejor rinde. Junto con Jelani Jenkins y Koa Misi, los Dolphins tendrían un grupo de LBs versátil y funcional; siguiendo así una estrategia similar a la que he comentado en ataque con el grupo de receptores. Perryman es una opción muy interesante para esta defensa y además, ¿no sería bonito ver al capitán de los Miami Hurricanes dando el salto a la NFL en los Miami Dolphins?

Por supuesto estas no son las únicas alternativas de Miami. Reforzar la línea ofensiva nunca es un error; y menos cuando en tu división hay jugadores como Marcell Dareus, Chandler Jones o Muhammad Wilkerson; y añadir profundidad a la secundaria seguramente sea una de sus prioridades en el draft como ya he comentado. En cualquier caso, el próximo 30 de abril, los hombres que toman las decisiones en los Dolphins se enfrentan a su primer examen y más les vale sacar buena nota si no quieren pasarlo mal durante todo el año.

0 Comentarios

Normas Mostrar