DINAMARCA 24 - ESPAÑA 25

Un cañonazo sobre la bocina de Cañellas tumba a Dinamarca

Los Hispanos disputarán las semifinales del Mundial de Qatar. El partido se encaminaba a la prórroga. Francia será el próximo rival tras ganar a Eslovenia.

Doha
0
Un cañonazo sobre la bocina de Cañellas tumba a Dinamarca
Christof Koepsel Getty Images

En el último segundo se levantó Cañellas y…gol: 25-24. España a las semifinales. Hurra por los Hispanos, hurra por su defensa, hurra por su control del partido, hurra por su generosidad durante la hora de encuentro ante un rival tremendo, de un enorme talento, con el mejor atacante del mundo en sus filas (Mikkel Hansen), pero con todo eso no pudo superar a la Selección, que defendió su título de campeona del Mundo ante los subcampeones, esta vez en territorio neutral. 

No se pareció a ninguno de los últimos choques entre ambas selecciones, porque se tenían tanto respeto que empezaron con la brida puesta, el freno de mano, el respeto a perder balones, a dejarse goles fáciles. Además, las dos defensas andaban sobradas, de fuerza y de piernas. No había concesiones, con dos 6-0 bien plantados y poderosos, y de ahí ese 11-1 al descanso, sin que Mikkel Hansen hubiese sacado su poderoso lanzamiento. 

En la segunda mitad ya fue otra cosa. Hansen decidio imponer su ley, y durante unos minutos fue una ametralladora, pero siempre tuvo respuesta. España aguantó el vendaval, con un enorme Valero Rivera en los siete metros, con Entrerríos excelso, devolviendo golpe por golpe.

Hubo un momento que se pudo romper el encuentro con la segunda exclusión de Hansen, pero no aprovechó España la superioridad, y a continuación encajó un 0-3 y Dinamarca se puso por encima a menos de 10 minutos del límite. A otro equipo esa inercia le hubiese matado porque dos de los tantos llegaron en dos pérdidas de balon. A España no.

Los Hispanos volvieron a la carga…y la carga fue otra vez igualar, colocarse en defensa mixta con Víctor Tomás sobre Hansen, maniatar a la estrella, con recuperación de balón y dos tiros fallados, y preparar el último ataque, con 19 segundos por delante. Había dos opciones, o Aguinagalde o Cañellas, las dos eran buenas, y fue Cañellas el que decantó la supuesta revancha del pasado Mundial, que no fue tal. Ahora le espera Francia en semifinales (viernes, 19:00).